Inicio > Historia Contemporánea > Origen del Cóctel Molotov

Origen del Cóctel Molotov


Molotov, Ministro de exteriores soviético durante la II Guerra Mundial

Corría el año 1939 cuando la URSS dentro del Pacto de no Agresión y colaboración encubierta firmado por Stalin y Hitler, cumpliendo así su parte del trato , invadió Finlandia dando comienzo al conflicto denominado Guerra de Invierno. La contienda pronto se inclinaría a favor de las numerosas tropas stalinistas frente al diminuto y mal equipado ejercito finlandés .
Sin embargo, este breve conflicto bélico nos dejaría algo más que un brumoso recuerdo (y la certeza de que el comunismo de Stalin no era tan socialista como pregonaba) y es que durante uno de los numerosos bombardeos que asolaban Helsinski el ministro de exteriores de la URSS, Viacheslav Mólotov, desmintió categóricamente estos ataques y difundió este mensaje entre la población autóctona “no os estamos bombardeando sino enviando alimento” .
Pronto, las bombas sovieticas fueron sarcásticamente denominadas “cestas de comida molotov” por los propios soldados rusos, que se mofaban de este modo de la población finlandesa .
Sin embargo el ejército fines conservaba un as en la manga, un póker de ases diría yo, pues respondiendo a la provocación soviética afirmaron “si ellos ponen la comida nosotros pondremos los cocteles” bautizando su nueva arma incendiaria de fabricación casera como “coctel molotov”. un arma que aun hoy , desgraciadamente , continua en plena vigencia y que durante la “Guerra de Invierno” causó infinidad de bajas en el ejercito soviético, obligándolos en cierto modo a claudicar, llevó a Hitler a cuestionar el poder militar de la vasta URSS rompiendo el pacto al que se había llegado poco antes y a Stalin ,quizás, movido por despecho conyugal , a unirse a los aliados en la infausta guerra mundial .
Estos son los orígenes de la que probablemente sea el arma incendiaria más extendida del mundo “el coctel molotov”.
Anuncios
  1. historiadorhistrionico
    octubre 30, 2011 en 2:47 pm

    Damos la bienvenida a Alberto, un compañero historiador del arte de Sevilla, con este interesante artículo.

  2. Memorant
    octubre 30, 2011 en 3:02 pm

    Bienvenido, Alberto. Curioso artículo, no tenía ni idea que tanto fuego se hubiera creado entre tanta nieve.

    ¡Saludos!

  3. octubre 30, 2011 en 6:14 pm

    muchas gracias , seguid con ese interes por la historia y por el conocimiento en general . que la cultura, hoy dia anda de capa caida , mucha suerte con el blog y espero poder colaborar en el futuro con algun otro artìculo, saludos desde sevilla

  4. albertopan
    octubre 30, 2011 en 8:22 pm

    Bienvenido tocayo, por ponerte alguna pega, ¡cuidado con la ortografía!

  5. octubre 30, 2011 en 10:37 pm

    jaaj ese es mi talon de aquiles , escribir a ordenador da me da fatal la verdad

  6. manu
    octubre 31, 2011 en 5:02 pm

    Interesantísimo artículo, Alberto!!!! Tan interesante como maravillosísima es tu ciudad (te envidio ;-D )

    1 abrzo y bienvenido al blog.

  7. octubre 31, 2011 en 10:51 pm

    es importante,actualizarse continuamente.Siempre estoy a la espera de sus publicaciones.felicitaciones a todos y a cada uno de uds.

  8. enero 24, 2012 en 4:12 pm

    Hombre…. lo último…….
    “y a Stalin ,quizás, movido por despecho conyugal , a unirse a los aliados en la infausta guerra mundial”

    Con nuestros prejuicios anticomunistas se puede pensar en que Hitler atacó a la URSS de broma, que en realidad Stalin y Hitler era amigos un poco cabreados, y que los dos regímenes totalitarios no eran cosas muy distintas. Pero no. La historia es terca. El capitalismo nazi estaba más cerca del americano que del socialismo soviético. Fueron los aliados los que se unieron a la URSS en la lucha antifascista. Llegaron después de ellos, por ejemplo, los EEUU. La estrategia soviética simplemente pretendía ganar tiempo, y después como buenos leninistas se aliaron con las fuerzas más progresistas de la burguesía para barrer del mapa a los fascistas. Y les fue bien.

    Pero sí que hay que recalcar que hay más puntos en común entre las sociedades capitalistas fascistas y las sociedades capitalistas liberales que entre la URSS y ninguna de las dos anteriores. Prueba de ello es la propiedad de los medios de producción, el apoyo anglosajón a Franco, la existencia de paro, las grandes diferencias sociales……….

  1. octubre 30, 2011 en 3:42 pm

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: