Archivo

Archive for the ‘Rincón del Relato’ Category

Rincón del relato: la historia narrada de Mónaco.

julio 7, 2012 1 comentario

Casino de Montecarlo (Mónaco)

Casi no.

La historia de Mónaco está marcada por el dinero, el engaño y la muerte. Este relato comienza con los orígenes oscuros de su familia real, los Grimaldi. En un principio fue una de las familias de comerciantes más prósperas en la República de Génova del s. XIII; sin embargo, como en todas las buenas historias: el dinero a parte de generar poder y lujo, también atrae rivalidad, ambición y en ocasiones un final funesto e inesperado. En ese momento, la mayoría de las ciudades italianas se encontraban divididas en dos bandos: los gibelinos, a favor del emperador alemán, y los welfos, defensores de los intereses de la Santa Sede. Fue en este contexto en el que los Grimaldi, aliados del Papado, pugnaron por la hegemonía de la ciudad contra otra de las grandes familias genovesas: los Spínola, que eran gibelinos. Tanto se recrudeció el enfrentamiento, que los Grimaldi se vieron forzados a huir apresuradamente de la ciudad en sus barcos.

Leer más…

Anuncios

Pan de centeno.

mayo 4, 2011 1 comentario

Bajaron a la aldea desde el monte. Los campesinos al verles reaccionaron como si de una misma manada de lobos se tratara. Eran ellos sin duda. Nadie les conocía pero sin embargo todos habían oído hablar de ellos: los huidos, los de la sierra… Todos sabían de su existencia y sin embargo muy poca gente quería saber de ellos.

Leer más…

En este mismo instante…

marzo 26, 2011 1 comentario

En este mismo instante
hay un hombre que sufre,
un hombre torturado
tan sólo por amar
la libertad. Ignoro
dónde vive, qué lengua
habla, de qué color
tiene la piel, cómo
se llama, pero
en este mismo instante, Leer más…

“¡¡Pero eso era antes!!”

diciembre 5, 2010 6 comentarios

(Advertencia: leer en clave irónica) En cualquier época del año, pero aún más en estas fechas, cuando camino por la calle no puedo evitar escuchar ese grito revolucionario que todos hemos enarbolado alguna vez frente a nuestros padres. Y es que, con razón, ellos no entienden por qué un niño que aún no llega al medio metro pide una consola portátil, un ordenador o un Mp3 por navidades. Ellos no entienden que lo que antes era divertido, como el bote-bote, el escondite o la gallinita ciega, ahora aburre hasta a las moscas; no comprenden que lo de llevar faldas por debajo de las rodillas es cosa de monjas amargadas; no se enteran de que la hora a la que ellos regresaban al hogar es justo el momento en el que ahora la peña se reúne. Efectivamente, hay cosas heredadas del siglo XX que, por algún motivo, no encajan en la actualidad, pero nuestros “viejos” siguen atrapados en su mundo bicolor, una simpleaza frente al High Definition y el Blu Ray que llevamos en el móvil táctil que sacamos por puntos. Lo de antes ya no mola.

Leer más…

Si los tiburones fueran hombres

agosto 19, 2010 2 comentarios

-Si los tiburones fueran hombres- preguntó al señor K. la hija pequeña de su patrona-, ¿se portarían mejor con los pececitos?

-Claro que sí-respondió el señor K.-. Si los tiburones fueran hombres, harían construir en el mar cajas enormes para los pececitos, con toda clase de alimentos en su interior, tanto plantas como materias animales. Se preocuparían de que las cajas tuvieran siempre agua fresca y adoptarían todo tipo de medidas sanitarias Leer más…

Triana tiene “Duende”

agosto 17, 2010 Deja un comentario

Se cuenta en Sevilla que Triana es un barrio mágico, y no por sus monumentos, pues carece de grandes hitos constructivos más allá de un par de iglesias de época Imperial. Allí, desde la orilla derecha del Guadalquivir, el sol hace de Velázquez y Murillo tiñendo de tonos pastelosos la Torre del Oro, altiva dueña y señora del Arenal donde tiempo atrás arribaban los mercantes desde el Nuevo Mundo.

Pero hay algo más, un halo inaprensible incluso para la poesía. Este rincón todavía encierra un Duende, el famoso Duende andaluz que encandiló a los viajeros Europeos, esa guirnalda última, sabor confuso,  poder misterioso que todos sienten y ningún filósofo explica, diría García Lorca. Y esto no es por sus calles, sus piedras, sus balcones, sus estatuas. Más que nunca, sus gentes son la fuente de la que mana esa luz especial que algunos pueden ver cuando llegan a Triana.

La mirada del otro…

agosto 10, 2010 3 comentarios

Fotografía tomada de http://revista-amauta.org/


Como hemos venido a decir en otras ocasiones en este blog, el eurocentrimo, el “primermundismo”, si cabe, es una de las peores lacras de la historiografía y, por supuesto, de los historiadores. La forma de narrar los hechos del pasado generación tras generación ha deformado algunos acontecimientos. En concreto, el descubrimiento de América, el encuentro de civilizaciones o el choque de Imperios es uno de los más tergiversados.

En esta ocasión os traemos un relato escrito por Eduardo Galeano en su libro Espejos. Una historia casi universal., donde el autor se propone  hacer reflexionar al lector confrontando la oficialidad del pasado academicista con una visión más personal, ajena, la perspectiva del otro, del indígena.

Leer más…