Archivo

Posts Tagged ‘Relatos’

Rincón del relato: “La biblioteca del mar”.

junio 13, 2010 7 comentarios

El relato que os voy a mostrar hoy le tengo un especial cariño, es con el primero que me inicié hará ya 3 años. Tiene su pequeña historia de trasfondo: un sueño que no me hubiera permitido olvidar, la necesidad de retener en papel un paraíso freudiano es lo que me hizo empezar a escribir literatura. Espero que os guste, ahora cerrar los ojos por unos segundos, intentar vaciar vuestra mente de los exámenes por un momento y comenzar a leer…

Leer más…

Tardes de otoño


Cuando la primavera asoma sus primeros días, volvemos al otoño de Gueb16.

Me gustaban las tardes de otoño, su color ocre y marrón mezclado en el negro asfalto, su olor a tierra mojada y a libros nuevos. Sin duda, lo que más me gustaba eran aquellos momentos en los que una ráfaga de viento repentina mecía los árboles y las hojas caían como lluvia sobre mí. También sus atardeceres, de un tono anaranjado, pero no brillantes y cálidos como los veraniegos, sino tristes y difusos, melancólicos. Leer más…

Rincón del relato: Esperando


Hoy os traemos un microrrelato de historiador histrionico. Poco hay que decir al respecto, su título es esperando.

Esperando… esperando. Así se quedó durante largo tiempo sentado en una vieja mecedora de madera. Sentado, con las piernas estiradas y sus finos dedos tamborileando sobre sus pantorrillas. Leer más…

Categorías:Sin categoría Etiquetas: , ,

Rincón del relato

enero 23, 2010 1 comentario


Hoy creamos en HistoriadoresHistéricos una nueva sección, dedicada a publicar los relatos de los miembros del Blog, y de toda la gente que quiera colaborar con nosotros.
A partir de ahora, y cada semana, se publicará un relato los sabados. Para ello, crearemos un usuario al efecto, para comodidad de quien quiera publicar, que solo debe mandar sus relatos a la dirección de correo del Blog, historiadoreshistericos@hotmail.com
Esperemos que la iniciativa cuente con vuestro apoyo y colaboreís con este pequeño proyecto literario.

¡Saludos histéricos!