Archivo

Posts Tagged ‘Democracia real ya’

“El divorcio entre el pueblo y el parlamento”

mayo 30, 2011 3 comentarios

“Tras conocer los resultados de las elecciones del pasado 22 de mayo, las eufóricas huestes del PP clamaban que aquello era democracia y no lo de la Puerta del Sol. Su argumento era que ellos esgrimían votos de ciudadanos, mientras que los manifestantes no poseían mayor legitimidad que la de cada uno de ellos. Pero si ahora estamos en la calle es porque no nos dejan usar las urnas de forma democrática: la ley electoral es injusta, los elegidos toman decisiones que no responden al deseo de la mayoría social y no cumplen los compromisos con los que llegaron al poder.

Leer más…

¿Morder para ser mordido?


Los acontecimientos del 27 de mayo en Barcelona y Lérida (se intentó el desalojo en Badalona pero de forma calmada y no se produjeron imágenes tan lamentables) nos lleva a un replanteamiento de la situación del movimiento 15-M.

Desde los foros periodísticos, empecinados en que el movimiento pierda fuerza, se habla más de torpeza del Gobierno de Catalunya, que de brutalidad. Se habla de torpeza por haber insuflado fuerza al movimiento, ya que tras el desalojo se multiplicó varias veces el número de los congregados, mientras que no se habla de lo impresentable de la acción policial. Leer más…

La Generación Despierta

mayo 17, 2011 3 comentarios

Antes criticados por adormecidos, ahora temidos por levantiscos. La generación dormida, la Ni-ni, la de la playstation, llamenla como quieran. La generación que lo tiene casi todo se despierta y clama por su libertad política. ¿Cómo puede ser? Se preguntan políticos, sociólogos y periodistas. Leer más…

Alegato contra el bipartidismo

mayo 14, 2011 4 comentarios

Madrid-Barça. O PP-PSOE. Los dos levantas pasiones enfrentadas. Si eres de uno, no puedes ser de otro. Si te identificas con uno, es hasta la muerte. Para amar al igual y odiar al de enfrente. Aparecen todos los días en la televisión, radio y prensa. Una táctica tan vieja como Cánovas y Sagasta. Repartirse el pastel, 8 años uno, 8 años otro. Al final, cada uno bebe del frasco un poquito y todos tan contentos.

Son partidos convertidos en empresas. Facturan muchísimo dinero, si no, no se explica como pueden montar esos mítines monstruosos y llenar las poblaciones con sus carteles. A ellos no les dirán nada, pero no se te ocurra quitar uno de ellos, o publicitar tu partido pues te tacharán de loco. Nisiquiera necesitan esa publicidad callejera. Leer más…