Archivo

Posts Tagged ‘Cultura Material’

La revolución industrial, ligeras pinceladas desde la cultura material

mayo 3, 2010 3 comentarios

En gran parte de Europa de finales del XVIII y principios del XIX, se dan una serie de progresos (invenciones y descubrimientos) con efecto acumulativo, exponencial diría yo, en buena parte de los sectores de la industria que se han calificado como una revolución. La revolución industrial aunque tuvo avances importantes puntuales como el uso de carbón en los altos hornos y la máquina de vapor; debe considerarse que tras ella  existe una largo periodo de experimentación y desarrollo. También influyó bastante la necesidad de resolver las carencias de la estructura industrial tradicional que había llegado a su máximo grado de desarrollo, la alternativa fue la energía mecánica y el uso de materiales alternativos.
Leer más…

POUNDS, Norman J. G.; La vida cotidiana; Historia de la cultura material; 1999; CRÍTICA

marzo 31, 2009 1 comentario

    

 

    Desde el albor de los tiempos el hombre siempre ha dependido de la naturaleza, bien para obtener alimentos, bien para hacerse de materias primas para la construcción o manufactura. Como veremos más adelante, las necesidades básicas han sido el sustento, el abrigo y el cobijo.

     Pound ha conseguido ofrecer con este libro una perspectiva diferente de la historia, la de la vida cotidiana. Pero un estudio de tal amplitud, inevitablemente, deja lagunas. Dedica pocas páginas al mundo prehistórico y antiguo, algo normal si comprendemos que su ámbito de especialización es el Medioevo. Por otro lado, en no pocas ocasiones carga las tintas sobre Europa oriental, especialmente Polonia y los Balcanes. Los motivos los desconocemos, quizá porque son casos paradigmáticos en los que la Era preindustrial penetra hasta el siglo XIX. A la vista de la tipología de sus viviendas, de la organización social y administrativa, anquilosada en el régimen señorial, la distribución de la riqueza y los métodos de explotación, no parece una afirmación controvertida. El Renacimiento, la Revolución científica y la Ilustración parecen haber pasado de puntillas por el mundo turco y eslavo. Una carencia que, a nuestro parecer, es incontestable es la falta de datos del mundo islámico, máxime cuando es protagonista en nuestro continente desde el siglo VII hasta el XIX, bien por Al-Andalus, bien por el Imperio Turco.

     Al margen de estas puntualizaciones, el lector, al terminar la obra, mira con otros ojos la realidad circundante. Todo adquiere un sentido nuevo, pues detrás de cada iglesia, huerto o camino, detrás de cada invento hay una multitud de personas que, sin  tener esa noción, contribuyeron inestimablemente a que la vida de la humanidad fuera un poco más feliz.

  Leer más…