Inicio > Historiadores > HISTORIA DEL CARIBE EN 12 ENTREGAS

HISTORIA DEL CARIBE EN 12 ENTREGAS


Moll_-_A_Map_of_the_West-Indies

A lo largo del mes de abril se publicarán doce breves artículos sobre la Historia del Caribe en la Edad Contemporánea. Los resúmenes que se ofrecerán son el resultado de haber estudiado las obras escritas por especialistas en la materia como Franz Moya, Hugh Thomas, David Nicholls, Consuelo Naranjo Orovio, Angel G. Quintero Rivera, H. Hoetink, Inés Roldán, Mª Dolores Gonzalez-Ripoll, Vanni Pettiná o Robert W. Anderson, entre otros.

Recuerdo la sensación de indiferencia que sentí al ver que las colonias perdidas por España en 1898, Cuba, Puerto Rico, pero también Filipinas, eran unas cuantas ínsulas de poca extensión en medio del océano. Por entonces me pregunté si sería tanta su importancia como para rasgarse las vestiduras y generar una crisis nacional y generar una serie de movimientos artísticos, como nos había explicado el profesor. Más allá de la teatralización y la parafernalia, resulta evidente que desconocía la relevancia estratégica y económica que tenían para la metrópoli esas posesiones.

Cuba y Puerto Rico fueron asediadas por los ingleses en el s.XVII. Ya en el s. XVIII, los Borbones proporcionaron ciertos derechos de comercio directo con las colonias a franceses e ingleses. Entre ambas se situaba La Española, donde Colón fundó Santo Domingo, primera gran ciudad construida por europeos de toda América. En 1696, por el tratado de Ryswick entre Luis XIV y Carlos II, España cedió la parte occidental de la misma a Francia, que la bautizó como Saint Domingue (Haití). Casi un siglo después, en 1793, se produjo el primer levantamiento de esclavos en la parte francesa dirigido por Touissant Louverture, quien además ocupó la parte española de la isla. Impotente para dar una respuesta, España se vio forzada a abandonar la zona oriental tras firmar el Tratado de Basilea en 1795.

Quedaba así preparado el escenario caribeño para el siglo XIX. La invasión napoleónica en 1808 y el proceso de Cortes Constituyentes en Cádiz marcaron el devenir de las Indias. Las independencias de Tierra Firme no contagiaron al área caribeña, aunque por momentos, el proyecto bolivariano enalteció los ánimos en un Santo Domingo, antes controlado por los españoles, ahora bajo dominio haitiano. En este primer cuarto de siglo Cuba pasó de ser una colonia meramente estratégica, con una economía de autoconsumo, a importar miles de esclavos al año y a constituirse en  productora a gran escala de tabaco y azúcar. Por su parte, Puerto Rico tardó más en eclosionar, siempre obstaculizada por el problema de la distribución parcelaria y la escasa inversión ferroviaria que sí disfruto por su parte Cuba.

Previsiblemente, se publicarán tres artículos por país: Haití, República Dominicana, Puerto Rico y Cuba. A lo largo de sus líneas descubriremos que en en Haití hubo hasta dos emperadores y que, a pesar de haber sido uno de los países que sufrió menos golpes de Estado en toda Latinoamérica, se hundió económicamente para terminar convirtiéndose también en uno de los más pobres; que Santo Domingo (República Dominicana) fue el único país que, después de alcanzar la independencia, solicitó su anexión a la corona hispana bajo Isabel II y que también fue el país que sufrió más golpes de Estado en América a lo largo del siglo XIX (21 gobiernos y 50 insurrecciones solo entre 1865-1879); que en Puerto Rico, a la altura de 1897, solo estaba siendo trabajada el 20% de la tierra y que luego tardaría casi 50 años en decidir cuál sería su estatus político frente a EE.UU; también se aprenderá que Cuba fue el primer lugar de Latinoamérica con línea férrea (1837), solo tras Inglaterra, EE.UU. Francia, Austria y Bélgica, que a la altura de 1850 era el tercer “país” más rico de América, solo tras EE.UU. y Argentina o que en torno a 1920 era el mayor productor de azúcar del mundo, producto que articuló todos los discursos sobre la identidad nacional. Esto y mucho más en Historiadores Histéricos.

“Cuba y Puerto Rico son

de un pájaro las dos alas,

y si reciben una bala

hiere al mismo corazón”

Lola Rodríguez

7147029674907911

Anuncios
  1. marzo 28, 2013 en 11:30 am

    Muy buena idea, el Caribe tiene historias magníficas, os dejo mi experiencia en el país más desgraciado de todo el Caribe, Haití: http://www.losmundosdehachero.com/viaje-a-haiti-la-pesadilla-del-mar-caribe-i/

  2. clara
    marzo 30, 2013 en 5:58 pm

    estaremos atentos a la salida de las publicaciones sobre la historia caribena

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: