Inicio > Historiadores > Reflexiones sobre la escritura académica de un reciente historiador.

Reflexiones sobre la escritura académica de un reciente historiador.


ImagenLa mayor parte de mi producción escrita ha estado destinada a adquirir una educación mediante apuntes, dictados, ejercicios, redacciones y exámenes. Tras haber alcanzado el fin de mi carrera universitaria y reflexionar sobre esta trayectoria considero que este aprendizaje queda estancado en la secundaria: si en primaria es necesaria una mayor carga de tareas repetitivas (copiar textos ya redactados, ejercicios destinados a localizar información o resumirla) necesarias para afianzar habilidades ortográficas y de tratamiento de la información; en la secundaria estas tareas quedan ya estancadas por falta de novedad y de un reto mayor ante una inteligencia más avanzada. Es en esta fase donde se podría inculcar nuevas herramientas más complejas pero igual de esenciales para la escritura como pueden ser el buen uso de la puntuación, la mejora en la redacción y el fomento de la creación de ideas propias.

En la universidad el panorama no cambia mucho, siguen predominando los trabajos-resumen, las copias y síntesis de las ideas de otros; tan solo se añaden destrezas relativas a la metodología imprescindible para moverse con rigor en el ámbito científico (reseñas, bibliografía, citar como es debido, etc). En las pocas ocasiones en que los universitarios hemos de dar nuestras propias ideas por escrito (por ejemplo, en las conclusiones y la valoración personal de las reseñas) el estudiante intenta hacer creer que dice algo cuando en realidad lo único que hace es escribir lo primero que se le pasa por la cabeza para rellenar hueco y pasar el trámite; pienso que esta pobreza argumental de recursos viene en parte dada porque casi ningún docente se toma muchas molestias por hacernos pensar: nos dan los apuntes ya mascados y listos para vomitarlos en el examen sin más complicación porque además la mayoría son exámenes sin preguntas ¿qué reflexión se puede sacar de lo estudiado si te plantan el título del tema o del apartado tal cual para que repitas como un papagayo otra vez el mismo rollo? ¿cómo no van a pensar de los historiadores que nuestra carrera es cosa de memoria bruta?

Anuncios
  1. Miguel Ángel
    agosto 26, 2012 en 1:14 am

    La Historia es la que es, y se supone que en una carrera se deben adquirir grandes conocimientos, básicos para el futuro profesional -sea docencia o investigación-. La culpa no es de los profesores, sino de los alumnos. Lo digo yo, que he sido alumno (de los vaguetes que se dejaban el estudio para los últimos días) y también profesor de Historia y de Lengua en la ESO.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: