Inicio > Cine > Amelie (“Te va a cambiar la vida”)

Amelie (“Te va a cambiar la vida”)


La primera persona que me habló de esta cinta hace ya años lo hizo con verdadero entusiasmo. No son pocos los amigos, más amigas, que ven en “Amelie” (“Las fantasías de Amelie” en Francia) su película favorita. No obstante, las altísimas expectativas no se han visto totalmente satisfechas a la hora de plantarme delante de la pantalla y ver a la bella Audrey Tautou, tan radiante ella con esos grandes ojos, ese cuello blanco y esbelto, esa forma tan risueña, condescendiente y solidaria de ver el mundo.


El film de Jean-Pierre Jeunet disfrutó de 5 candidaturas a los Óscar y recibió 4 premios de la academia francesa, incluyendo “Mejor Película” y “Mejor Director”. La trama se desarrolla en París, concretamente en Monmaitre y toma como eje central el Café Poulan, hoy centro de peregrinación para sus seguidores. La historia nos muestra a una familia peculiar con una hija extravagante y extrovertida, cariñosa, tierna, soñadora, un tanto ilusoria, algo maniática y muy, muy creativa.

Alguna críticos alegan que la película cae en estereotipos demasiado marcados, que los personajes están demasiado vacíos. Más allá de apreciaciones quisquillosas típicas quienes nunca han dirigido una película ni sabrían cómo hacerlo, el espectador encontrará en “Amelie” un mensaje claro: la vida está hecha para disfrutar de las pequeñas cosas, de los pequeños detalles. Estos son los que en realidad nos enseñan y los que enriquecen y dan sentido a nuestro día a día.

También es muy destacable el trabajo de montaje y producción, así como la fotografía. La luz que desprende la película en sus escenarios, siempre coloridos, casi todos ellos fuera de estudio, dan mucha mayor naturalidad a toda la historia. Por sacar algunos defectos, creemos que el desenlace es excesivamente acelerado, como si de pronto el equipo técnico hubiera tenido ganas de zanjar tan bonito cuento de hadas.


El cartel publicitario reza lo siguiente “Amelie cambiará tu vida”, y no se equivoca. Cuando uno termina de ver esta película se siente con ganas de ser mejor persona, con el deseo ser más respetuoso y amable con la sociedad que hay a su alrededor y de ver todo con mayor positivismo; pero, por desgracia, uno se topa rapidamente con la cruda realidad.

Anuncios
Categorías:Cine
  1. albertopan
    agosto 16, 2011 en 10:03 pm

    La volví a ver después de haberla visto porque en Francia es una de las películas más famosas junto ‘Bienvenidos al Norte’. Quizás me gustó más la segunda vez aunque prefiero otro tipo de películas. A las chicas les encanta Amelia. Un saludo Manu y quizás con tu buen artículo la vuelva a ver otra vez y a fijarme más en los pequeños detalles de la vida, aunque eso no hace falta verlo en esta película, ya lo sé yo. Un abrazo.

  2. historiadoramatyt
    octubre 5, 2011 en 11:50 am

    A mi me gustó mucho cuando la vi en Bachillerato en clase de francés (y en francés)…..destacaría la extravagancia de muchos de los personajes que aparecen!!!
    Buen artículo manu.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: