Inicio > Artes, Cine, Educación, Historia Contemporánea, Historia cultural, Historia de América, Historiadores, Musica, Política, Propaganda, Republicana > La cultura como arma de poder. Historia de la política cultural en Latino América (II parte).

La cultura como arma de poder. Historia de la política cultural en Latino América (II parte).


El laberinto del Fauno. Dirigida por el director Mexicano Guillermo del Toro y ganadora de una larguísima lista de premios cinematográficos internacionales. Fuente: estucine.com

1. Política cultural estatal en las últimas décadas.

En el s. XX se dio un proceso de institucionalización de la cultura en Latino América que se desarrolló en parte bajo dictaduras y gobiernos autoritarios. Durante este recorrido las políticas culturales pudieron tomar varias formas: políticas culturales de censura y represión política, las neoliberales (entregan la decisión a los mercados de capital), las elitistas y las populistas (estas dos últimas ya se han explicado en los apartados anteriores).

Durante las décadas de 1980 y 1990 se produce una mayor democratización en el área de la cultura y se acelera su institucionalización. Es representativo que fuera en México donde se celebrara la Conferencia Mundial de políticas culturales en 1982 por la Unesco. En este evento se definiría la cultura en un sentido amplio y social revisando planteamientos anteriores:

“Engloba además de las artes y las letras, los modos de vida, lo derechos fundamentales al ser humano, los sistemas de valores, las tradiciones y las creencias”.

“La cultura procede de la comunidad entera y a ella debe regresar. No puede ser privilegio de élites ni en cuanto a su producción ni en cuanto a sus beneficios. La democracia cultural supone la más amplia participación del individuo y la sociedad en el proceso de …creación de bienes culturales, en la toma de decisiones que conciernen a la vida cultural y en la difusión y disfrute de la misma.”3

En el siglo actual, se sigue avanzando y las políticas culturales se entienden como la suma del estado más la sociedad formando una unidad en su conjunto. La última década ha supuesto una gran expansión y vitalidad de las políticas culturales latinoamericanas para que no se queden solo en papel. Habría que añadir el enriquecedor diálogo internacional (aprobación de la Convención por la Diversidad Cultural de la Unesco y la celebración de la Agenda 21). Buen ejemplos de política cultural los encontramos en Colombia y su “Plan nacional de Cultura – Hacia una ciudadanía democrática y cultural” (2001-2010) porque ha servido de referencia a otros países del entorno y fue construido por medio de foros participativos. Entre sus proyectos para llevarlo acabo destacan el plan nacional de lectura y biblioteca, el plan nacional de cultura y convivencia y sus políticas de cooperación internacional entre otras. Ahora su desafío, una vez extinguido el plan hace unos meses, es una evaluación crítica del mismo para delimitar correctamente las políticas futuras.

Santo Domingo. Principal emblema urbanístico y el mayor dinamizador cultural de la urbe. Fuente: http://www.peruarki.com

2. La planificación y el desarrollo cultural en la guerrilla y otros movimientos sociales.

Una realidad es que los estados no son los únicos gestores culturales del área latinoamericana. Por razones ideológicas o más puramente sociales se desarrollan organismos donde la acción del gobierno no es tan definida. Estamos hablando de lugares como las selvas ocupadas por la guerrilla y las favelas por la población más desfavorecida de las grandes ciudades.

La guerrilla también lleva a cabo sus propias actividades culturales para la comunidad. Un buen ejemplo es el ejército de liberación zapatista. Basta por pasearse por una de sus páginas Web 2 para informarse de las actividades culturales planificadas para los próximos meses: proyecciones de cine, talleres, graffiti, teatro, música, conferencias, charlas, revistas… Su actividad cultural entronca con una ideología política manifiesta y reivindicativa.

 

La percusión es una de las actividades desarrolladas en los proyectos sociales de Olodum.

Fuente: olodum.uol.com.br/

Desde una perspectiva más apolítica existen organizaciones sociales que buscan por medio del entretenimiento y la actividad cultural aliviar el racismo, la violencia y la delincuencia juvenil entre los ciudadanos más pobres de Río de Janeiro y Sau Paulo. Buenos ejemplos de esta corriente son los grupos culturales“Olodum” y “AfroReague”. Para terminar os animo efusivamente a ver este genial spot de AfroReague desde las favelas:

Notas:

1. Unesco, 1982, pp. 8 y 10.

2. Enlace a las actividades culturales zapatistas: http://enlacezapatista.ezln.org.mx/category/actividades/

Anuncios
  1. Memorant
    mayo 3, 2011 en 5:21 pm

    Para leer la primera parte del estudio siga este enlace (Historia cultural de Latino América en el s. XIX y primera mitad del XX):

    https://historiadoreshistericos.wordpress.com/2011/03/29/la-cultura-como-arma-de-poder-historia-de-la-politica-cultural-en-latino-america/

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: