Rote Zellen


Anagrama de las Rote Zellen

Las Células Rojas (Rote Zellen) constituyen el tercer grupo en importancia de la lucha armada de extrema izquierda en la República Federal Alemana de los años 70. Tenían una excelente organización interna, a la manera de comandos independientes, lo que le hizo ser el grupo con mayor eficiencia en cuanto a sus ataques terroristas pero sin embargo, rara vez llevó su nombre a los medios de comunicación y a la opinión pública.

El grupo se formó en Frankfurt del Maine, en torno a 1972-1973. Estuvieron vinculados a la Segunda Generación de la RAF y sus tesis antiimperialistas, pero sin embargo criticaron las dinámicas de grupo de las Baader Meinhof. Criticaban su completa clandestinidad, puesto que lo veían como una forma de combatirse a sí mismos, y ser más fáciles de localizar, aunque pueda resultar paradójico. En su lugar, ellos se organizaron en células semi-autónomas que tenían conciencia de la misión general del grupo, pero desconocían la mayoría de las identidades de los integrantes del grupo. Esto, les convertía en un grupo muy cerrado al exterior, y con una estructura interna firme, al estilo del GRAPO en España. Todos los miembros del grupo tenían una “vida legal” con su familia, su trabajo, y al mismo tiempo se organizaban para acciones terroristas, como poner bombas en edificios. Esta organización hizo que fuese muy difícil para las autoridades alemanas su detención, y la vida de este grupo se prolongó hasta los años 90. El punto álgido de este grupo puede considerarse mediados de los años 80, cuando se se estima que contarían con varios cientos de activistas, pero es difícil de concretar[1].

Sus primeras acciones son en Noviembre de 1973, cuando atentan contra el Edificio Central de Datos en Berlín, y contra la empresa ITT en Núremberg. En 1975, atentan contra el Tribunal Constitucional Federal de Kalsrühe. De este atentado se encargan el comando de mujeres de las Rote Zellen que luego se constituirán como Rote Zora. También hay que destacar sus contactos con otras organizaciones como el Movimiento 2 de Junio y varios grupos palestinos como el Waddi Hadad., con quienes desarrollan acciones conjuntas como el ataque a la Conferencia de la OPEP en 1975, o el secuestro de un avión de Air France, cuyo resultado llevó a importantes debates dentro de las Células Rojas, acabándose con la colaboración internacional. El grupo en los años 80 va sufriendo escisiones de los grupos antiimperialistas y antisionistas. Y es que la ayuda a grupos palestinos, le valió las críticas de antisemitismo, como en el caso de la RAF, acusándoles de no haber superado el antisemitismo tradicional alemán.

Mucho se conoce de las Células Rojas a partir del testimonio de Hans Joachim Klein, uno de sus miembros, que en 1978 habló para el periódico francés Liberatión. En la entrevista, habló sobre la estructura organizativa de las Células. También mandó una carta al semanario alemán Der Spiegel, junto con un arma y las balas que había usado en un atentado, denunciando las actividades terroristas de sus compañeros.[2]

Anagrama de las Rote Zora

No se puede hablar de las Células Rojas, sin hablar de otro grupo que precisamente contaba con las mismas iniciales, Red Zora, que en un principio estaba organizado por mujeres que constituían un grupo de apoyo para las Rote Zellen. Este grupo une a las tesis de extrema izquierda, su pensamiento feminista. Daban a la lucha contra el capital, y la lucha antiimperialista, un sentido de liberación de la mujer respecto al hombre. Por ello atacan símbolos de la dominación masculina, como los sex shops, que se convierten en uno de sus objetivos predilectos.[3] Progresivamente fueron adquiriendo más autonomía y sus acciones llegan hasta mediados de los años 90, con la colocación de bombas principalmente, pero siempre con intenciones reivindicativas, por lo que se cuidaron muy mucho de no provocar ningún muerto ni heridos.

 

 

 

Anuncios
  1. mercefonseca
    enero 21, 2011 en 2:29 pm

    Muy interesante, Histriónico, creo que voy a tener que estudiarme tu trabajo no vaya a ser que a los del Tribunal les dé por preguntarme por las feministas insertas en el terrorismo, jejeje. Un besazo!!

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: