Inicio > Actualidad, Ideas Políticas, Política > NEOLIBERALISMO: “SI PICA ES QUE CURA”

NEOLIBERALISMO: “SI PICA ES QUE CURA”


Hoy, como hace 500 años, el pueblo llano es ignorante. La diferencia está en qué cosas ignoramos. En la Edad Media se ignoraba casi todo, ya se encargaba la Iglesia de que el aldeano de a pie no supiera de nada (No fuera a rebelarse). Hoy día los ciudadanos  ignoramos sobre todo de Economía, los representantes del Dios Mercado en la tierra se encargan de que solo oigamos su sermón diario (No vaya a ser que leamos al “heterodoxo” de Vicenc Navarro o conozcamos lo que propone ATTAC y nos entren ganas de rebelarnos).

Han pasado ya siete  décadas desde que la doctrina neoliberal, o paleoliberal como la llama Alfonso Guerra,  iniciase la cruzada contra los infieles. Esta cruzada empezó en 1947 cuando un grupo de fundamentalistas del Mercado crea la Sociedad Mont Pelerin, esta organización elitista tenía un objetivo claro: Luchar contra las conquistas sociales.

 

Para iniciar tan noble proyecto los de la Sociedad Mont Pellerin necesitaban un líder ungido por  la mano del Dios Mercado…  A este líder lo encontraron en Milton Friedman; Un hijo de patrón que le había cogido bastante tirria a la clase obrera. Con  millones, militares, F-16 y un líder espiritual como Milton Friedman todo estaba listo para iniciar la Santa Cruzada. La prueba de fuego: El 11 De Septiembre de 1973, objetivo: Derrocar al presidente legítimo Salvador Allende y castigar, con la muerte o prisión, a los desobedientes de la única y verdadera ley del Dios Mercado. A los paleoliberales les salió bien la jugada y quisieron ir a por más infieles: Fueron a por Goulart en Brasil y a por Sukarno en Indonesia… También ganaron estas campañas

Con el paso del tiempo se dieron cuenta de que no era necesario derrocar gobiernosindóciles por la fuerza, lo único que hacía falta era convencer a los políticos  para que siguieran el camino recto del capitalismo. ¿Cómo lo hicieron? Utilizando el miedo a una plaga, pero no de langostas sino de alzas inflacionistas. Poco a poco la resistencia al Mercado fue cayendo; Sudáfrica, URSS, los tigres asiáticos y el bastión infiel por excelencia: La Europa Social.

Después de lo conseguido en estos 30 años los cruzados están pletóricos pese a que la clase media ha perdido poder, los trabajos fijos se han reducido y las diferencias entre clases y países han aumentado… Por no mencionar las crisis que han traído sus políticas, que  son infinitamente más malas que las plagas de las que nos hablaban.

Visto como actúan los devotos del mercado, podemos decir que los neoliberales son  como aquellas madres malvadas  que primero te hacen una herida y luego te la  curan con colonia para luego volverte a hacer otra más grande. El niño, como millones de personas en el mundo, se quejará. Pero la madre, como los tecnócratas del BCE, le dirá “que si pica es que cura”.

 


 

 

Anuncios
  1. Memorant
    diciembre 15, 2010 en 11:16 pm

    Pero bueno Miguel ¿Tendrá la iglesia toda la culpa de toda la ignorancia y las calamidades del aldeano de 500 años atrás? Además fue en la Baja Edad Media cuando empezaron a hervir revoluciones campesinas e incluso algunas protagonizadas por los mismos religiosos como John Wickliffe y los lolardos en Inglaterra. Te sorprenderías de lo avanzadas que resultaron las ideas de algunos de estos movimientos.

    No me gusta que se tache a la Edad Media como si fuera la época por excelencia de la ignorancia. Precisamente tienen esa misma opinión quienes menos saben de ella. Siento ser tan severo Miguel, no creas que no valoro tu intención de remover nuestras conciencias. Se puede aprender bastante de tus textos de opinión política, pero hay que documentarse mejor porque los prejuicios son el peor enemigo para nuestra disciplina.

    .

  2. Memorant
    diciembre 15, 2010 en 11:21 pm

    Yo conocí la existencia de ATTAC hace unos meses, siempre tienen buenos artículos en su página. A Vicenc Navarro le sigo desde hace más tiempo.

    Seguiré también tu consejo y continuaré informándome ¡Un abrazo!

  3. blademanu
    diciembre 15, 2010 en 11:58 pm

    Aish! John!, sí, es ciertom hubo rebeliones, con buenas ideas, renovadoras y todo eso, ya lo hemos visto en clase, en los libros… ¿pero en qué proporción?

    Creo que las palabras de Miguel generalizan, pero, aunque él no lo sepa del todo, lleva algo de razón. En la Edad Media, así como en la Moderna, el objetivo era evitar alzamientos, descontentos. Los señores feudales y la iglesa tenían una importante preocuparon: que el campesino no pasara demasiada hambre, lo que se ha venido llamando “el umbral de la economía moral” (E.P. Thompson). Al fin y al cabo, los labriegos solo pedían protección y comida, lo primero estaba servido (muros de iglesias, castillos y monasterios), lo segundo no tanto. No colmar esta expectativa tan báscia fue lo que provocó muchos alzamientos del siglo XVIII y XIX. Es más, las rebeliones del siglo XIV, además de un factor político y religioso más o menos relevante, tiene un trasfondo clave, clave, clave: la peste, la pérdida de mano de obra y el descenso de producción… rebasar el límite moral en la economía llevaba a la rebelión.

    Quizá me he desviado un poco, incluso puedo caer en anacronimos. El punto al que quería llegar es que, tanto antes como ahora, nos conformamos con poco y mientras podamos satisfacer nuestras necesidades básicas y medias no nos quejamos mucho… lo que sucede es que ahora, al contrario que en la Edad Media, existen MUCHOS medios de comunicación alternativos que nos informan de injusticias con las que nos identificamos, la hiel sube, la inconformidad aumenta y, por tanto, las posibilidades de alzamiento también, pero no lo hacemos tanto como deberíamos!!!. Aun así, hay ciertos órganos de que se ocupan que desconozcamos ciertas cosas (el desvelo de Wikileaks es la prueba).

    Ignorantes, sí, por opresión eclesiásticas, señorial, neoliberal o comunista… ¿Puede negarse esta afirmación implícita en el texto de Miguel? Creo que, más allá de la leyenda blanca sobre la Edad Media (progreso científico, conformación de sociedades económicas, intercambios bancarios, el renacer del arte y demás) el campesinado estaba muy lejos de saber lo que sobrevolaba sus cabezas.

    UN FUERTE ABRAZO!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

  4. Memorant
    diciembre 16, 2010 en 12:09 am

    Pero si yo no discuto nada de lo que has dicho Manu y tampoco intento quitar a Miguel su parte de razón. Lo que quería decir es que no se debe hacer afirmaciones como esa tan a la ligera.

  5. Memorant
    diciembre 16, 2010 en 1:08 am

    Incluso también es matizable hablar simplemente de esa proporción sin más solo debido a los medios de comunicación. La proporción tiene su explicación en buena parte como pueden ser el fuerte crecimiento de población durante la revolución industrial y el fuerte hecho de contar con una mayor tradición a la rebeldía tanto en la teoría como en la práctica.

    ¿Y por qué contando con muchos más medios que el hombre medieval no nos rebelamos lo suficiente? Pues porque aunque los mercados aprietan, de momento no ahogan y porque los mismos medios que nos informan también nos desinforman (y mucho).

    Buena parte de nuestra sociedad no sabe muy bien cómo nos van a afectar los recortes sociales o si tienen alguna alternativa porque están distraídos en otras muchas cosas como en ver el fútbol/espectáculo/circo o qué vestido me voy a poner para nochebuena o mira que buenos están Sara Carbonero y David Beckham.

    Y esa es la vida de mucha de la gente, es triste pero cierto. Hoy en día el problema es que hay demasiados sitios donde emplear la ignorancia y por eso ha triunfado el pasotismo social.

    Y dejo la parte constructiva para mañana porque ya es muy tarde XD

  6. blademanu
  7. rojojse
    diciembre 16, 2010 en 10:05 am

    Si he hecho ese paralelismo es porque me parecía oportuno señalar cómo el Mercado se ha convertido en una religión que, como la Iglesia en la Edad Media, arroga toda la verdad económica. Lo que pretendía hacer ver era que en pleno Siglo XXI todavía somos víctimas de un fundamentalismo como el de antaño podía suponer la Iglesia ¿Y por qué la Iglesia y no otra Institución? Porque la Iglesia de antaño como el Mercado ostentaban y ostentan el monopolio del conocimiento, los de antes impidieron que la gente mordiera la fruta del “árbol del conocimiento del bien y del mal” y los de ahora impiden que los gobiernos sigan políticas heterodoxas que cuestionen la palabra de Dios Mercado.

    Además en todo esto juega un factor determinante: El miedo. En la Edad Media y en épocas posteriores la Iglesia ha utilizado el “miedo al más allá” para que siguieran el camino recto de Dios. En el Siglo XXI el Mercado utiliza el miedo para que sigamos el camino recto del Mercado. Las personas ignorantes, como un servidor, nos encoje y nos paraliza el miedo, generando atontamiento y conformismo. Si los peregrinos del románico se sobrecogían al ver las figuras de las Iglesias, los peregrinos de la Aldea Global se sobrecogen al ver escenas como las del 11-S , guerra de Irak, Asalto al Palacio de la Moneda, 11-M… Como he dicho antes el miedo genera un estado de Shock colectivo aprovechado por los poderes fácticos para perpetuar todavía más el dogma neoliberal.

    Otro factor que aparece en las dos épocas es el total desprecio hacia el hombre. Con Platón triunfa la visión del hombre como un ser malvado, esta idea tiene gran influencia en los siglos posteriores; Esto provoca que el hombre y sus preocupaciones materiales sean relegadas a un segundo plano. El liberalismo económico también cree que el hombre es malo y egoísta por naturaleza pero sin embargo potencia esos sentimientos haciéndonos libres como consumidores pero no como ciudadanos (Seríamos más libres como ciudadanos si el BCE estuvieran controlado por el Parlamento Europeo, por poner un ejemplo).

    Tenía constancia de algunos movimientos campesinos de la Edad Media, y de algunas corrientes residuales de la Iglesia que, al igual que ocurre hoy con la Teología de la Liberación, sirvieron para aflojar las cadenas. Sin embargo creía conveniente hacer esta comparativa histórica tanto para embellecer el texto como para manifestar una realidad: No ignoramos las mismas cosas que hace un tiempo pero seguimos siendo ignorantes, Hemos conseguido derechos que nos han convertido en ciudadanos pero los derechos se oxidan y se pierden como ocurría a los aldeanos en la edad media, Debemos hacer ver a la gente que Dios-Mercado no existe y que las plagas que profetizan sus fieles no son tan temibles como parecen, Si los aldeanos de la Edad Media eran víctimas de la desinformación por faltar información, los aldeanos de la Aldea Global somos víctimas de la desinformación por saturación de información, Vivimos y viviremos en la misma barbarie hasta que recuperemos la ciudadanía y mitiguemos la barbarie de la diferencia de clases.
    Siento si a alguien ha molestado mi prejuiciosa ignorancia sobre este tema.
    Un saludo.

  8. Memorant
    diciembre 16, 2010 en 1:33 pm

    Hola de nuevo Miguel,

    Has presentado buenas razones para sustentar tu razonamiento. Intentaré aclarar mi postura para ser más claro: no me parece bien que se alimente el prejuicio a la Edad Media, una época que ha sido por mucho tiempo y sigue siendo aún por bastantes injusta y especialmente maltratada. La época oscura, la de la ignorancia, la de la fe sencillamente fanática, la intolerancia y la violencia.

    No ataco tu idea de querer relacionar política e historia, las razones que has usado son inteligentes y no me cuesta admitirlo porque es la verdad. Lo que critico ahora y desde un principio es que te hayas valido precisamente de la imagen prejuiciosa de esa era para ornamentar tu discurso.

  9. diciembre 16, 2010 en 5:33 pm

    Si me permitís, como ex colega de Historia, como periodista y como hombre de varias décadas quisiera comentar aciertos y desaciertos de esta discusion.
    El planteo es atractivo y básicamente correcto. El poder intelectual de la Iglesia durante la Edad Media se cimentaba sobre el monopolio eclesiástico de la lectura (a diferencia del Islam y el Judaísmo); por lo menos hasta la difusión de la imprenta y la Reforma. Poseer una Biblia era lisa y llanamente un crimen punible. Por ello las rebeliones campesinas tomaban el desvío de las corrientes quiliastas gnósticas y neoplatónicas (vg. el Catarismo) que extremaban o invertían la descripción teológica del combate entre el Bien y el Mal para justificar el derecho a romper la Ley.

    En cambio, cuando queremos presentar a los doctrinarios de Liberalismo como nuevos teólogos, debemos vincularlos con las etapas económicas precisas del siglo pasado.
    El Liberalismo clásico fue conmovido por el entusiasmo generado por la Revolución Rusa; de modo que sus defensores se abocaron a una reformulación bélica capaz de abandonar las ataduras del Estado Democrático. Von Hayek y Von Mises se sintieron rescatados del peligro por el Estado Fascista durante los ’20 y ’30; sobre todo, tras la debacle del ’29. Cuando en la posguerra se impone la doctrina keynesiana del Estado Benefactor para compensar los desequilibrios del Mercado, los doctrinarios transitan su exilio académico. Algunas dictaduras del período de la Guerra Fría aún mantienen la ficción paternalista.
    El retorno de los doctrinarios es posibilitado por la disminución de la tasa de gananca general del sistema, prevista por el marxismo. Es entonces cuando los evangelistas del Mercado retornan al amparo de la intervención Imperialista y su Evangelio es reformulado como “Neo-Liberalismo” por oposición al Liberalismo clásico pre-’29.
    En lo que hay que tener cuidado es en las citas anacrónicas. Los golpes en Indonesia y Brasil preceden al de Chile. Y éste es en puridad el primero de esta alianza específica del Imperialismo con los evangelistas como Friedman. Saludos.

  10. blademanu
    diciembre 16, 2010 en 9:49 pm

    Aish! Jon, qué cosas tienes. A veces te pasas de historiador!, me explico para que no me malinterpretes.

    El artículo de Miguel tiene mucho de columna periodística, está escrito con ese tono de moraleja que toma por título la misma frase con la que concluye. Seguro que con las diferentes aclaraciones que hemos expresado en este artículo, Miguel ya habrá aprendido que la Leyenda Negra que sobrevuela la Edad Media no es tan grande como la pintan. Pero, joba!!, lo que no podemos hacer es un estudio científico por cada frase que construimos. Si en vez de a la Edad Media hubiera usado como ejemplo a la Inquisición, al Franquismo, al Islam o cualquier otra cosa, seguro que habría salido alguien en su defensa!!.

    Lo que quiero decir es que, en este caso, “la Edad Media” ha sido un recurso periodístico para ejemplificar la “leyenda negra” sobre el monopolio que ciertos grupos ejercen sobre el conocimiento. Y por mucho que te duela, pues es tu campo de estudio, debes admitir que dicha leyenda tiene más de realidad que de cuento pretencioso y oscuro. Otra cosa es que, entre tanta sombra, hubiera notables destellos de luz -yo también leí a Regine Pernoud!-:progreso científico, las bases de las monarquías nacionales, el auge comercial de la Hansa, el surgimiento de la burguesía… etc.

    Personalmente, yo no cambiaría mi vida actual por la de un campesino del año 1000… ¿alguien se atreve?. No ¿por qué? Porque pensamos que los campesinos vivían en condiciones muchísimo peores que nosotros -feudalismo, cargas impositivas señoriales y clericales, largas horas de trabajo, pocas comodidades, ningún derecho social, alimentación cara, imposibilidad de progresar individualmente-. Curiosamente, ahora tenemos todo esto, por eso, en resumen, creemos que lo de la “Leyenda Negra” es cosa del pasado. Y es verdad, pero solo en parte, también es cosa del presente y esto es -a ver si ahora me he explicado- lo que quizá Miguel ha venido a decirnos: sí, sí, como vivimos muy bien no nos quejamos, pero sepan que alguien tiene el monopolio del conocimiento, no cultural, no artístico, no religioso, no político, no, no, mucho peor, el monopolio del conocimiento económico.

    Aish! uso demasiado la demagogia en ocasiones. Espero que haya sido útil y sobre todo medio correcta. Un abrazo!!!!

  11. rojojse
    diciembre 17, 2010 en 12:43 pm

    Hola
    Bob Row, llevas razón, los derrocamientos de Sukarno y Goulart fueron antes pero creo que hay una semejanza entre esos casos y el de Chile; En los tres casos presentados existían gobiernos populares que ejercieron políticas que perjudicaban al capital foráneo y en los tres casos se sucedieron golpes de estados fundamentados en el mismo argumento schmittiano de restaurar el orden, en este caso el orden de la desigualdad.

    Los tres casos presentados tienen otra semejanza que destaca Naomi Klein en su libro “La Doctrina del Shock”; Los neoliberales de la “Escuela de Chicago” saben que solo podrán aplicar su programa utilizando el miedo colectivo, en Chile crearon un shock colectivo emitiendo por televisión a todas horas las imágenes del Asalto al Palacio de la Moneda y con la represión militar y en Indonesia como en Brasil crearon un miedo colectivo basado en la persecución política…

    Para Jonatan. Yo nunca he sido amigo de las generalizaciones, hasta donde yo sé la Edad Media fue un periodo de nuestra historia que no se caracterizó por su progreso en el campo tecnológico o del conocimiento pero como mil años dan para mucho es obvio que algún destello de luz existió. Si he hecho esa comparación ha sido para alertar que en los últimos años los lobbys financieros y los tecnócratas han obtenido el monopolio de las decisiones económicas, un monopolio sustentado en el pensamiento único neoliberal y que dice muy poco de la calidad democrática de nuestros países (Si fuéramos demócratas las decisiones económicas estarían sujetas a control político)

    ¿Por qué Occidente tiene miedo a los procesos sociales iniciados en Latinoamerica? Porque estos gobiernos progresistas, o como los llaman los medios de comunicación “populistas”, están haciendo una política económica que tiene resultados beneficiosos para los ciudadanos de esos países y que han reducido la dictadura de la deuda contraída con los bancos del Norte y el FMI.

    Manu, totalmente de acuerdo ; ). En los otros comentarios hablabas de la peste… Me he acordado de una anécdota que citaba Bertrand Russel en “Por qué no soy cristiano” que venía a decir que la peste se contagiaba con mayor celeridad debido a que cuando sucedían estos brotes la gente se congregaba en las iglesias a rezar… Algo así ocurre en nuestros días, Se pretende solucionar la crisis del capitalismo neoliberal (la peste) con medidas que la propagan aún más (Congregando a todo el pueblo en la Iglesia).
    Un saludo

  12. Memorant
    diciembre 17, 2010 en 11:17 pm

    A ver como pongo la pica en Flandes porque aquí hay para dar respuesta para rato:

    En medida de lo que he estudiado y leído soy consciente de que la Edad Media no fue precisamente el paraíso prometido. Lo que me duele es que la mayor parte de las veces se recurra a ella es como un recurso para comparar el colmo de los males ¿Es que los campesinos de la Edad Media eran más ignorantes que los campesinos egipcios o los esclavos de la Antigua Roma? Me gustaría saber que educación tuvieron los esclavos afroamericanos en las plantaciones. Aunque a menudo no se reconozca en la Edad Media hubo un progreso social, ser siervo o campesino más o menos dependiente no era en absoluto la panacea pero desde luego es mejor que una sociedad sustentada en la esclavitud.

    Es muy fácil hacerse eco del tópico, atornillar bien el sambenito y huir de una perspectiva más amplia. Es muy fácil amigo Manu (esto no va con mala leche jeje) decir que se ha progresado cuando se vive en un país desarrollado y más o menos democrático, progreso sí: pero ¿Cómo? ¿En dónde? y ¿A costa de qué o quién? En la Edad Media había desigualdades sociales pero en el mundo moderno lo que se ha conseguido además es exportar las desigualdades a nivel mundial entre países con cifras escalofriantes que no hacen sino aumentar. Y los avances tecnológicos al igual que se usan para salvar vidas y aumentar nuestras comodidades también hay que reconocer que gracias a ellos nos estamos cargando el medio ambiente y que además en esta era la guerra is the most fucking damaging than never. No debemos olvidar tampoco estas perspectivas si de verdad queremos ser justos con nuestra realidad actual y nuestro pasado.

    Miguel, esta respuesta se me ha ido de las manos y al final he decidido preparar un artículo sobre el conocimiento en la Edad Media. Me gustaría que lo leyeras y así con los datos sobre la mesa puedas juzgar si esta época fue solo de “algún destello” como crees ahora. Sé que he sido un tanto duro contigo y te pido disculpas pero como puedes comprabar esta época me apasiona y nadie que ha caído en el tópico en mi presencia se ha ido de rositas.

    ¡Un abrazo a los dos y espero veros pronto! 🙂

  13. blademanu
    diciembre 18, 2010 en 3:55 pm

    Epistemología en la red, pero luego huímos de ella en los trabajos!!!!

    John, creo que si me has dado esta respuesta se debe a que ni has entendido mi mensaje, ni me conoces en realidad. Soy consciente, cómo no iba a serlo, de que vivo en un país favorecido y en una posición estable, y también soy consciente de que la tecnología no es justa y democrátiva (para que un móvil mande mensajitos, Coltán del Congo… y bla, bla), pero es lo de siempre, esto es de dominio universal (creo) entre los que escribimos en el blog y no hace falta echárnoslo en cara para “ganar” un debate.

    Miguel es estudiante de derecho, no de historia, y tú eres de historia, pero no de derecho, y eso se percibe en los argumentos que esgrimis. Es más, se percibe que tú eres “medievalista”. Por ello defiendes la presunción de inocencia de (parte de) la Edad Media, como debe ser, y en eso te apoyo -te dije que he leído a Regine Pernoud, quien también destapa algunos mitos prejuiciosos-. Hasta ahí estamos de acuerdo, para qué mentirte.

    Como dijo un clérigo que vivió entre los indios de Nueva España durante el siglo XVIII: “aquí hay bueno y malo, como en todos sitios”. Pues lo dicho, el coco antes podía ser la Iglesia en un momento dado y el traficante de esclavos en otro, así como la Inquisición o el barbero del pueblo. Ahora, el hábito viste a otro monje: la presidencia del gobierno, el FMI, el banquero de turno o incluso el tendero de la esquina que ha subido el pan 10 céntimos de ayer a hoy. Demonios hay en todas las casas.

    La cuestión aquí va por otro lado. EL DEBATE que el artículo de Miguel ha generado, sin que él lo pretendiera, gira en torno a un cúmulo de cuestiones que competen a los historiadores: ¿por qué la tozudez, la oscuridad, la rusticidad y la injusticia humanas se encarnan en un amplísimo periodo como es el medioevo, a pesar de que no siempre fue así?, ¿y por qué al mismo tiempo se ensalzan la belleza y la armonía de las iglesias góticas, cuando, sin embargo, sus paredes son un claro símbolo de injusticia debido a que su construcción fue financiada mayoritariamente con el tributo diezmal sonsacado al campesinado a fuerza de bien?
    La Edad Media, como todas las edades, está llenas de contradicciones e incongruencias como estas. Aquí entra la historiografía, en este caso, el artículo que has comentado escribrás, y que espero con gran expectación. Seguramente te daré la razón en el 99% de lo que digas…

    Un fortízimo abrazo desde Puertollano, cubierto ahora por un manto de lluvia que rezuma a Navidad!!!!

  14. Memorant
    diciembre 18, 2010 en 6:22 pm

    He de admitir que me ha hecho gracia lo de la epistemología. xD

    Manu, yo también era consciente de que sabías todo eso que he dicho. No creo que seas un demagogo en ese aspecto. Lo que quería decir es que hay una idea en el proceso del progreso bastante ambivalente. Tú has usado esa idea también en el fondo pero desde otra perspectiva explicándome el artículo de Miguel. De todas formas es cierto que no he entendí del todo tu mensaje y que he sido poco diplomático ¡Mea culpa y bendita tu paciencia!

    A este paso el blog me va a servir de confesionario digital, para que luego me digan que tengo un carácter poco español :S XD

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: