Inicio > Actualidad, Rincón del Relato > “¡¡Pero eso era antes!!”

“¡¡Pero eso era antes!!”


(Advertencia: leer en clave irónica) En cualquier época del año, pero aún más en estas fechas, cuando camino por la calle no puedo evitar escuchar ese grito revolucionario que todos hemos enarbolado alguna vez frente a nuestros padres. Y es que, con razón, ellos no entienden por qué un niño que aún no llega al medio metro pide una consola portátil, un ordenador o un Mp3 por navidades. Ellos no entienden que lo que antes era divertido, como el bote-bote, el escondite o la gallinita ciega, ahora aburre hasta a las moscas; no comprenden que lo de llevar faldas por debajo de las rodillas es cosa de monjas amargadas; no se enteran de que la hora a la que ellos regresaban al hogar es justo el momento en el que ahora la peña se reúne. Efectivamente, hay cosas heredadas del siglo XX que, por algún motivo, no encajan en la actualidad, pero nuestros “viejos” siguen atrapados en su mundo bicolor, una simpleaza frente al High Definition y el Blu Ray que llevamos en el móvil táctil que sacamos por puntos. Lo de antes ya no mola.

Padres, ahora, los jóvenes son todos muy progres y liberales, no como vosotros, que estais muy anticuados. Parece mentira que os opongáis a que cojamos el coche para ir a comprar tabaco al estanco de la esquina o a que os pidamos dinero para llenar el depósito de la scooter dos veces por semana. Es increible que os enfadéis por que gastemos ochenta eurillos en el último juego de PC o incluso que nos impidáis ducharnos durante media hora… una vez por la mañana y otra por la tarde. Resulta incomprensible que os moleste ver los centenares de botellas de plástico y cristal que dejamos esparcidos por el campo y las calles los fines de semana -¿es que no hay barrenderos?-, pero aún más que nos pidáis colaborar en el hogar cuando la casa es vuestra y no de nosotros.  Nunca os preocupais por  los problemas y necesidades que tenemos. Con tantas exigencias, no nos dejáis vivir la vida. Padre, madre, ahora todo ha cambiado, eso de la dictadura era antes.

 

Anuncios
  1. Miguel
    diciembre 5, 2010 en 1:23 pm

    Hola Manu!

    Tu sabes mejor que yo que ser progresista o liberal no significa ser un despreocupado y un materialista. Los jóvenes de hoy día somos más carcas que los de antes, los botellones están concurridos de jóvenes de cocodrilo Lacoste y de ideas engominadas (De la misma gomina fascistoide que llevaban sus abuelos).
    Nuestros padres no son tan carcas, ellos pertenecen a una generación en la que han tenido que luchar por todo para conseguir un poco, y los jóvenes de hoy día , al menos los comprometidos, lucharemos por conseguir un poco más…

    Sangre que no se desborda,
    juventud que no se atreve,
    ni es sangre, ni es juventud,
    ni relucen, ni florecen.
    Cuerpos que nacen vencidos,
    vencidos y grises mueren:
    vienen con la edad de un siglo,
    y son viejos cuando vienen.
    (M. Hernández)

    Un abrazo!

  2. blademanu
    diciembre 5, 2010 en 2:28 pm

    Aish! Miguel, y tú deberías saber que el texto está escrito con ironía, leñe!!!! Me he puesto en la mente de un chaval que comienza a usar esos términos: liberal y progre.

    Un abrazo!!!

  3. albertopan
    diciembre 5, 2010 en 10:03 pm

    Como diría El Tío la Vara, hace falta mucha vara, metámonos todos, sálvese quién pueda. Como joven que soy, siempre critico a los tontos del culo como diría Reverte de frases como esa que hay barrenderos, tirar cosas por la calle como si viviéramos en la pocilga o a los de la musiquita en los coches por decir algunos ejemplos. En fin…

  4. elfigurante
    diciembre 7, 2010 en 4:57 pm

    Es difícil renunciar a la buena vida (dependiendo de que vida te toca) una vez as nacido con ella. En pro de una sociedad mejor se olvida de que la clave del confort es el esfuerzo (Que paradoja!!) No me gusta la metáfora de la vara, aunque si que estoy de acuerdo en que la vida que llevamos muchos es casi un lujo al poder olvidar lo difícil que resulta en realidad la supervivencia. Claro que en algún momento de su vida casi todos nos damos cuenta de golpe, la diferencia de hoy en día es que los jóvenes de los países económicamente fuertes pueden pasar mas tiempo sin darse cuenta de eso.

  5. Memorant
    diciembre 8, 2010 en 11:34 am

    Yo estoy de acuerdo. Pero también pienso que buena parte de responsabilidad la tienen los padres. De malos padres solo pueden salir peores hijos…

  6. albertopan
    diciembre 8, 2010 en 7:44 pm

    Autre commentaire:

    Fantastique M. Faro.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: