Inicio > Arqueología, Epigrafía, Historia Antigua > Artículo: “Rawlinson y el descriframiento del Cuneiforme”

Artículo: “Rawlinson y el descriframiento del Cuneiforme”


Como es bien sabido, los primeros sistemas de escritura de la historia tuvieron su origen en el Antiguo Oriente, concretamente, en el territorio que se inscribe dentro del llamado Creciente Fértil. Pues bien, esos primeros sistemas de escritura tuvieron su origen debido a una necesidad, exclusivamente económica, es decir, que con el desarrollo de las economías urbanas y del comercio se hizo necesario un modo de contabilizar tanto productos como costes, cantidades, equivalencias y beneficios.

Una de esas primeras escrituras será la denominada Cuneiforme (por la semejanza de sus formas con pequeñas cuñas). En cuanto a la problemática de su descubrimiento y posterior desciframiento hay numerosos estudios tanto históricos como arqueológicos de gran interés tanto para los historiadores como para los aficionados a la historia o, simplemente, los curiosos. 

Como buena historiadora, no voy a ser yo la que os voy a introducir en ese fenómeno tanto arqueológico como lingüístico como es el descriframiento del cuneiforme sino que os voy a remitir a un artículo publicado en la Revista de Arqueología, de un gran profesional y buen amigo, Angel Carlos Pérez Aguayo. Algunos de los integrantes de este blog hemos tenido la oportunidad de conocerle en alguna campaña de excavación o curso de arqueología y comprobar su gran capacidad de trabajo y sus extensos conocimientos históricos, arqueológicos y artísticos.Por ello, con su previo permiso, os doy la referencia para que leáis su interesantísimo artículo titulado “Rawlinson y el desciframiento del cuneiforme”en el que nos introduce a los estudios históricos y arqueológicos de Próximo Oriente y su problemática desde prácticamente el s. XVIII, al descubrimiento del sistema de escritura cuneiforme y a los diversos especialistas y no especialistas que dedicaron buena parte de su vida al desciframiento de esta lengua, concentrándose en la figura de Sir Henry Rawlinson, miembro de la Royal Army británica.

Os recomiendo que leáis este artículo para introduciros en los estudios paleo-lingüísticos y epigráficos y disfrutar de una clase de historia de una forma sencilla y sugestiva. Repito, podéis encontrar el artículo en la Revista de Arqueología, en su número 354.

Gracias a Carlos por darme la oportunidad de hacer referencia a su trabajo, un gran saludo para él y para todos los demás que formáis parte de un modo u otro de este blog.

Anuncios
  1. mercefonseca
    octubre 20, 2010 en 10:48 am

    Al recoger la imagen de la lápida con la inscripción cuneiforme me he acordado de esas clases olivenses intentando ver qué eran aquellos símbolos y….. de repente, decías: DINGIR: esa sí la conozco!! jajajaja

  2. diciembre 30, 2012 en 4:38 pm

    I’m not that much of a online reader to be honest but your sites really nice, keep it up!

    I’ll go ahead and bookmark your site to come back in the future. Cheers

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: