Canterbury


Vista del rio Stour a su paso por Canterbury

A la orilla del río Stour se sitúa la ciudad de Canterbury, a unas dos horas de viaje de Londres. Perteneciente al condado de Kent, en el sureste del país, se haya no muy lejos de Dover, donde se sitúa el paso del Eurotunel. Desde 1988 es considerada Ciudad Patrimonia de la Humanidad por la UNESCO, destacando sobre todo la catedral de Canterbury, primada de la Iglesia Anglicana.

La ciudad cuenta con vestigios de asentamiento prehistórico, pero es en la época romana cuando la ciudad empieza a tener importancia, constituyendose como un relevante centro administrativo romano. En la época tardorromana, ya con la presencia sajona, se levanta la primera catedral, que se atribuye a San Agustín, quien predicaría por las tierras inglesas. Sin embargo, es en época medieval y moderna cuando Canterbury alcanza sus mayores cuotas de importancia en la Historia.

En esta época es cuando Canterbury se convierte en centro de la Iglesia en Inglaterra, primero católica y después anglicana. Sus arzobispos se convierten así en figuras destacadas de los creyentes ingleses, como el propio Thomas Crammer (del que se conserva una estatua en la fachada de la catedral). Esta importancia también la hace sede de intrigas, como el asesinato de Thommas Beckett, ejecutado en 1170 por orden del rey Enrique II.

Como ya hemos dicho, la Catedral constituye la construcción más importante e imponente de la ciudad, junto con la Abadía benedictina que se encuentra no muy lejos de la misma, y que completa el complejo religioso de Canterbury.

La primera construcción se remonta al s. VI, pero la mayoría del complejo fue reformado en el s. XV bajo el prior Thommas Chillenden, con el característico estilo gótico inglés.

El interior de la catedral es inmenso. Con una nave central enorme, que se eleva en la zona del altar. De forma adyacente encontramos la cripta, donde como curiosidad se encuentra la sede de una Iglesia Hugonote francesa. Entre medias, separando el gigantesco complejo episcopal, se sitúa un hermoso claustro. En cuanto a la Iglesia en sí, podemos destacar la profusa decoración de vidrieras con escenas de la Biblia, así como la presencia de tumbas de personajes destacados rodeando el altar, como la de Eduard de Plantagenet, el famoso Príncipe Negro.

En la actualidad, Canterbury se conserva como una ciudad turística de unos 45000 habitantes. Bien merece la pena la visita a la ciudad episcopal, ya que se sitúa cercana a Londres. Su catedral, pese a no ser tan alta como la de Salisbury, ofrece muchas más sorpresas a sus visitantes.

  1. blademanu
    agosto 16, 2010 de 3:44 pm

    Me arrepiento de no haberla visitado en su momento. La llaman la venecia inglesa, no?

  2. historiadorhistrionico
    agosto 16, 2010 de 3:59 pm

    No se si la llaman así, pero es verdad que el río discurre entre las casas, y se puede disfrutar de un paseo por el mismo a bordo de una barca.

  3. Memorant
    agosto 16, 2010 de 4:50 pm

    Parra, pongo un enlace sobre los cuentos de Canterbury para enriquecer tu artículo 😉

    http://es.wikipedia.org/wiki/Los_cuentos_de_Canterbury

    Se me acumulan las excursiones britanas planeadas jeje, a ver si puedo visitar esta joya.

    ¡Abrazos histéricos!

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: