Inicio > Actualidad, General, Política, Sudamérica > Cuba: “Socialismo en libertad”

Cuba: “Socialismo en libertad”


Recientemente  hemos sabido de la triste muerte de un albañil que luchaba por los derechos humanos en en la cárcel que hoy es Cuba. Eladio Zapata no figuraba en ningún partido político ni era uno de los mayores peligros para la mal llamada “Revolución cubana”. Sin embargo la huelga de hambre y su posterior muerte a puesto en jaque a una Dictadura, la cubana, que desde hace mucho tiempo no busca los ansiados fines del socialismo.

La izquierda se debe mostrar en  contra del comunismo castrista, el cual pretende llegar a la libertad e igualdad a través de la opresión de los trabajadores. Una dictadura, la del proletariado, que no avanza y que solo sirve para que esa “vanguardia consciente” se perpetúe en el poder para siempre. El socialismo solo se materializará gobernando con el pueblo y para el pueblo, parece que todavia esta idea esencial de libertad no ha quedado lo suficientemente aprendida.

Comentarios como los de Willy Toledo el pasado día solo sirven para dar argumentos a esa derecha rancia que en medios de comunicación como el ABC y el Mundo vuelven a comparar cualquier género de socialismo con dictadura y opresión. Debemos ser contundentes con el regimén castrista  “socialismo y libertad deben ir siempre unidos”. Es la lección que nos enseñaron los jovenes en el Mayo del 68, en la Primavera de Praga, en la caida del Muro de Berlín (Aunque los neocapitalistas nos hagan creer que se manifestaban por el capitalismo).

Muchos defensores a ultranza de Castro  alegan el maravilloso sistema sanitario y  educativo que otorga el comunismo cubano. Pues bien, mientras el albañil pro derechos humanos moría por la pasividad de las instituciones penitenciarias, el gobierno se encargaba de recortar la plantilla  del la sanidad cubana. La camarilla de Castro  recorta derechos sociales (como es el de acceder a unos servicios públicos útiles) y no deja que entren derechos políticos (como el de Asociación, sufragio libre…) Es lo que ocurre cuando se pretende implantar el socialismo con las armas  y no con las palabras.

Las millones de almas que creen en un mundo más humano no pueden tener como adalid a Castro y sus secuaces. Si bien se han conseguido algunos éxitos estos se están debilitando con las reformas económicas de Raul Castro. Si en Cuba la democracia y el liberalismo no se fusionan con el socialismo la causa está destinada a morir a manos del neoliberalismo yankee.

Resulta esclarecedor el ejemplo de la URSS. En menos de tres años los miembros más ferreos del aparato soviético , que no tenían ningún reparo en sojuzgar al pueblo, se convirtieron en los dueños y señores de grandes empresas públicas que habían quedado a la deriva con la entrada del capitalismo. El “capitalismo para amiguetes” que se ha dado en Rusia ha provocado que después de 20 años  un millón y medio de ucranianos pasen hambre y que millones de personas (entre ellos niños) deambulen  por las calles de la otrora Rusia proletaria.

En este contexto el aparato comunista debe plantear una “perestroika cubana” que reforme el anquilosado modelo sin diluir los fines esenciales. La  más urgente es constituir una democracia política que permita saber con más exactitud cual es la voluntad del pueblo. La segunda en prioridad es la reforma económica; Los problemas de la economía cubana radican en la excesiva planificación por el Estado, se debe dejar paso a las cooperativas regidas plenamente por los trabajadores y  la iniciativa privada. Tal vez con una apertura de tal índole se lograria eliminar el embargo de Estados Unidos sin ser colonizados económicamente.

Si no actúan a tiempo, si no se hacen las reformas precisas, podemos estar ante un nuevo episodio de cómo los sueños de una sociedad  más justa se tiñen otra vez del negro ávaro del capitalismo.

Anuncios
  1. otro
    marzo 3, 2010 en 7:57 pm

    Ummmm, jo macho, cuánta propaganda. ¿los de las juventudes socialistas dando lecciones de derechos humanos? vaya tela, parece que los muertos en Afganistán no cuentan, ni tampoco se sabe nada de la huelga de hambre de Otegui. Para ilustrar lo “luchador por los derechos humanos” que era este pobre hombre vean este video: http://www.youtube.com/watch?v=aq7TN4ERDGQ&feature=player_embedded

    También son interesantes las declaraciones del actor Guillermo Toledo: http://www.facebook.com/group.php?gid=333200388061&ref=ts

    u otras lecturas de los acontecimientos: http://ujce-ciudadreal.blogspot.com/2010/03/campana-contra-willy-toledo.html

    Lo de mezclar la marxista “dictadura del proletariado” con dictaduras más o menos convencionales como la que algunos quieren ver en Cuba (se conoce que la democracia es directamente proporcional a lo partitocratizado que está un estado y a lo que éste consagra la economía de mercado como única opción) es una barbaridad que alguien que aspira a científico social y de izquierdas no se puede permitir.

    Por otro lado ¿qué define al régimen castrista? el poder en una sola familia. Hablaremos entonces de “botinismo” y no de España. La edad de Raul, hablarás entonces de “Napolitanismo” y no de Italia. Me gustaría saber qué es castrismo, de verdad. Concretamente, que haría en autor del artículo para que Cuba fuese más democrática.

    “Los problemas de la economía cubana radican en la excesiva planificación por el Estado” ¿por qué? es precisamente esa planificación la que ha conseguido que la esperanza de vida del cubano y su nivel de formación y acceso a la sanidad sean los que son, los más altos de un país latinoamericano.

    El derecho de asociación está garantizado en Cuba. Los del proyecto Varela se pasean con Oswaldo Payá a la cabeza sin problemas. Por no hablar del sufragio libre. Que existe en Cuba, no como en EEUU donde hay sufragio censitario o en España, donde si eres determinado tipo de socialista no puedes votar merced a una ley de partidos que sin embargo no hace nada con las organizaciones asesinas de extrema derecha.

    • marzo 3, 2010 en 9:35 pm

      Hola Otro:

      Gracias por tomarte la molestía de leerme. Las lineas que escribí antes son propias, no de Juventudes Socialistas. Por lo que desprendo de tus primeras palabras parece que los socialistas no podemos dar lecciones de derechos humanos. Parece ser que no todos tenemos la autoridad moral para mandar tanques a sofocar revueltas populares (Como la de Praga) o a tener a un 2% de la población pagada por unos servicios secretos (como los de la Stasi) para vigilar a sus vecinos. Todos los casos de huelga de hambre deben contar con la respectiva atención e intervención si procede del Estado. Un pais civilizado no puede dejar morir de hambre a nadie, sea éste quién sea.

      La comparecencia de Willy Toledo lo único que ha dado es alas a la derecha más rancia, que sigue comparando izquierda con dictadura.

      Todos los logros que has atribuido a esa economía centralizada lo han conseguido de forma mucho más elevada países de economía mixta como Escandinavia y en la actualidad están en ciernes de lograrlo Brasil o Venezuela.Mi crítica a la economía centralizada es que además de que no puede satisfacer las necesidades del pueblo es un sistema que no avanza hacía el comunismo, sino que se queda en esa especie de “socialismo embrionario” que nunca acaba de dar a luz. Además todos los intentos de cambiar la situación (desde el socialismo de mercado de Checoslovaquia hasta la Perestroika) han sido reprimidos con dureza. La URSS no explotó por la grandeza del capitalismo, implosionó en parte por un sistema ineficiente como es el burocrático y por la carencia de libertades.

      ¿Dictadura? ni la del proletariado. La dictadura para el proletariado no nos ha llevado a la democracia social ni es un sistema que profundice en la democracia, es más, el gran error de estos regímenes estriba en menospreciar los derechos políticos esenciales. El socialismo no se debe implantar venciendo por los medios coercitivos sino convenciendo a la gente y esa tarea no se puede realizar teniendo el poder de los medios de comunicación, policia, servicios secretos… Como decía Fernando de los Ríos en Viaje a la Rusía Soviética ; “Un Estado que no confía en sus ciudadanos no puede pretender asegurarles su libertad”. El regímen cubano no confía en los cubanos, si lo hiciera libraria de las cárceles a los presos políticos, legalizaría partidos políticos y decretaria elecciones constituyentes, mientras no haga eso los ciudadanos heterodoxos serán considerados “contrarrevolucionarios”, “enemigos a la patria” o “terroristas” y los que consigan levantarse (desde el comunismo) contra el aparato del aparato del partido acabarán o bien exiliados (Rudolf Bahro), de leñadores (Dubcek) o con un piolet en el pecho.

      Lo bueno que nos otorga la democracia política son estas conversaciones que podemos mantener personas con distintos pareceres. Esto no ocurriría en Cuba, siendo yo socialdemócrata.

      La diferencia entre el Napolitanismo (que por cierto era del PCI) y el Castrismo estriba en que Danilo Napolitano está sujeto a unas leyes decretadas por un órgano independiente que emana de una Constitución democrática. Castro también está sujeto a unas leyes pero son mero papel mojado. El gran logro del liberalismo está en que el Estado debe amparar ciertos ámbitos de libertad política y de pensamiento al individuo. En la actualidad Cuba no tiene garantizados esos espacios de libertad y no lo digo yo ( Que según tu no puedo dar lecciones de nada) lo dicen medios como Amnistia Internacional.

      A qué tipo de socialista te refieres, ¿A los que siguen amenazando a sindicalistas y políticos? Cualquier partido político que quiera llegar a gobernar debe aceptar las reglas del juego democrático. Hasta que eso no ocurra, algunos grupúsculos que siguen usando su brazo militar, no podrán participar en unas elecciones, sea de la ideología política que sea (DN ilegalización).

      Gracias por contestar

      Un saludo!

  2. Den
    marzo 3, 2010 en 8:48 pm

    “Zapata murió porque era un terrorista.”

    Viva la revolución cubana!

    Viva Fidel Castro!

    Viva el comunismo!

  3. otro
    marzo 3, 2010 en 11:57 pm

    Estoy totalmente de acuerdo con tu parecer sobre la URSS, Checoeslovaquia, etc… No sé por qué piensas que un comunista defiende la intervención en Praga (criticada por el PCE), o las contradicciones soviéticas en general. Un comunista no tiene por qué apoyar a la URSS pero los militantes del PSOE sí apoyan a Zparo.

    Tengo que confesarte que me ha extrañado el escrito, en un mismo texto abogas por liberalizar (privatizar) y que se deje de planificar y al mismo tiempo acusas al gobierno cubano de reducir la inversión (pública) en educación. ¿En qué quedamos? Cuba tiene que privatizar o invertir dinero público?

    La comparación de Cuba con Escandinavia. Por favor….. Noruega es una especie de paraíso fiscal para extranjeros (para los nacionales se mantiene una presión fiscal muy alta y progresiva). Suecia, gran país, es cierto que tiene un gran nivel de bienestar y es gracias a cualidades distintas de las cubanas, tienes razón. Pero estas no son ni la democracia, ni la libertad, ni nada que se le parezca. Los países de Escandinavia, practican una economía mixta en su territorio pero son las más sangrientas y crueles alimañas imperialistas en el exterior. Esto quiere decir que una gran parte del altísimo nivel de vida de los fineses se debe a que hay ciudadanos de este país que son propietarios de Nokia (muchas acciones) y esta multinacional con empleados por todo el mundo obtiene plusvalías de todos estos trabajadores en el tercer mundo y también en otros países capitalistas imperialistas. Los escandinavos no sólo explotan a asiáticos y africanos, también a europeos. Están en la cima. Imagino que comprenderás que si el volumen de beneficios de Nokia (o Ericson, o Scania, o Volvo, o Ikea…) es una décima parte del PIB de España (por poner un ejemplo) un 40 ó 50 o incluso 60 % de esa cantidad revierte en el Estado sueco (Pon aquí el país escandinavo que quieras) que a su vez repartido entre los 15 milloncillos de habitante de toda Escandinavia da para mucho. ¿Es realmente eso lo que quieres? ¿Qué haya ciudadanos cubanos propietarios de empresas en países tercermundistas para que el pueblo de la isla caribeña pueda vivir del trabajo de otros como hacemos en Europa?

    “el gran logro del liberalismo”…. El liberalismo no es muy compatible con la democracia. El sufragio universal se ha conseguido (se ha arrancado) con mucha sangre de trabajadores pues no estaba en su seno y sigue sin estarlo (ver el caso flagrante de EEUU, en algunos estados hay que pagar 400 dólares para estar inscrito en el censo electoral  sufragio censitario. Por no hablar de que el voto de un californiano vale cien veces menos que el de un paleto y ricachón blanco de Montana). Por otro lado si te fijas, ya hemos hablado de imperialismo. Importante concepto.
    De la guerra fría heredamos una curiosa nomenclatura. Por un lado el “primer mundo”, los países capitalistas imperialistas. Países ricos, viven con economías más o menos privatizadas (donde el movimiento obrero ha sido más potente, menos,… Francia, Alemania, Benelux…) que explotan salvajemente al “tercer mundo”. El “segundo mundo” era el bloque socialista, iban a su bola. Con mayores o menores cotas de libertad y economías planificadas que garantizaban empleo y algunos derechos sociales hoy historia. En último lugar los ya mencionados países del tercer mundo. En estos países predomina el capitalismo más salvaje, el estado casi no existe, las economías, cuando existen, son privadas.
    Así llegamos a 1990. Desaparece el “segundo mundo” y ya sólo quedan dos tipos de países. En el primer mundo hay “democracia”. La tradición de lucha de su clase obrera obliga a mantener ciertos derechos sociales y políticos para evitar la Revolución. Hay libertades. Más cuánto más rebeldes son los trabajadores. Si los sindicatos y los partidos son fuertes y de izquierdas, habrá más democracia y derechos sociales (Europa central); si no, menos, más privatización e injusticia (EEUU, RU, ¿España?). La explotación del tercer mundo (el imperialismo) consigue elevar el nivel de vida general del primero. Pero en el bloque capitalista, del sur y del norte, no puede haber democracia. Sobre todo en el sur. Hay dictaduras, se disuelven los estados. Las armas de occidente y sus empresas se encargan de que ningún proceso de estabilidad política o democrática pueda dar lugar a una intento de resistir. Por eso Irak, pero también Afganistán, el Congo, Venezuela (golpe de estado de 2002), Honduras (2009), etc.

    La cosa es clara. Un país como Cuba tiene que elegir, ya no puede estar en medio. No puede ser socialista. Ahora dime. Por el color de la gente, la geografía, el idioma ¿Qué lugar crees que le tienen reservado a Cuba? ¿El sur o el norte? Venezuela y Brasil. Ni loco cambiaría la situación social de Venezuela o Brasil por la de Cuba. En estos dos países han empezado a cambiar las cosas, pero hay muchas resistencias, muchas agresiones y hará falta tiempo para que en Brasil o Venezuela se consigan los niveles de vida (esperanza de vida, educación, mortalidad infantil –más baja que la de EEUU por cierto-, sanidad….) que se tienen en Cuba.

    En cuanto a lo de hablar de derechos humanos… cualquiera puede ser una autoridad. Da igual de dónde sea o de qué partido. Pero si perteneces a la estructura burocrática que mantiene la invasión y la guerra de Afganistán comprenderás que piense que ves la paja ajena y no tu tarugo. Por no hablar de comparaciones odiosas como la del PsoE con otros partidos socialdemócratas europeos…. Siempre recordaré la cara de asco de los socialistas franceses y escandinavos cuando el psoe europeo votó al neoliberal y exmaoista Durao Barroso. O la cara que se les quedó a los del pp cuando en 2003, estando el psoe en la oposición, propuso un tipo único para el IRPF. Se quedaron en el pp flipaos, les habían adelantado por la derecha. El psoe quería lo que ellos no se atrevían a hacer, por la consiguiente huelga general claro.

    Sólo una cosa más y perdona que me extienda. El concepto es “dictadura del proletariado” no “para el proletariado”. Se basa en la interpretación de que en los países capitalistas, teniendo en cuenta que los medios de producción pertenecen a un pequeño grupo de gente (la burguesía) no hay democracia. Los medios de comunicación son empresas privadas, panfletos que pertenecen a distintos multimillonarios y las elecciones son una suerte de broma manipulada con leyes electorales vergonzosas como en España. A la cotidiana “dictadura de la burguesía” se opondría, según Marx, la del proletariado. El más o menos breve periodo en que los trabajadores toman el poder y consiguen abolir la explotación capitalista por la desaparición de la clase burguesa (que se reintegra en el sistema productivo en las mismas condiciones que el antiguo proletariado).

    P.D. Orlando Zapata no era un activista político. Los activistas políticos que no quieren participar en las elecciones (cualquiera puede hacer, las listas son abiertas. A Oswaldo Payá se le ofreció presentarse, no quiso) están de paseo por la Habana, paseándose en cochazos para expresar lo bueno que es el capitalismo. Cuando el paro azote mi casa (¿seguiré teniendo libertad?) comenzaré una huelga de hambre para que el estado me dé una televisión, un teléfono, una cocina, un frigorífico… como ha hecho este pobre hombre.

  4. ¿sí?
    marzo 4, 2010 en 9:37 am

    Zapata no murió porque era un terrorista, murió por no comer, y no comía porque quería un teléfono, una televisión y una cocina en la celda. Por cierto, en 2009 fue operado de un tumor cerebral…..
    si Zapata fuese un ciudadano encarcelado en cualquier otro país capitalista de América habría muerto por falta de atención sanitaria. En las cárceles capitalistas no se operan tumores…..

  5. memorant
    marzo 4, 2010 en 2:42 pm

    Una buena sanidad y un sistema educativo no es razón para justificar una tiranía, por muy “justas” que parezcan las intenciones o la ideología de un dictador. Nadie querría vivir en una jaula de oro, por muy buenos servicios de sanidad y educación que hubiera dentro de ella.

    El estado que no deja a la integridad de su pueblo decidir solo busca la perpetuación de su gobierno. Aquel gobierno que busca el bien de su pueblo sin contar con la voluntad general de sus ciudadanos es una dictadura, del mismo modo que aquel que no permita que pueda ser relegado por una oposición que cuente con la mayoría del respaldo electivo, no es otra cosa que una tiranía.

    El sistema democrático no es un sistema perfecto, pero democracia no es capitalismo, ni tampoco es imperialismo. Democracia es el derecho de decidir entre todos, de tener libertad a expresar tus ideas y organizarte política o socialmente para presentar un proyecto o alternativa sin miedo a sufrir una represión autoritaria. El estado debe ser garante de los derechos humanos y los propios habitantes, mediante el simple hecho de acudir a las urnas, ratifican este acuerdo de libertad y deberes como ciudadanos.

  6. ¿sí?
    marzo 5, 2010 en 12:35 pm

    Sobre las elecciones en cuba: http://www.cubainformacion.tv/index.php?option=com_content&task=view&id=13315&Itemid=86

    http://www.cubainformacion.tv/index.php?option=com_content&task=view&id=13888&Itemid=116

    Tienes razón. “El estado que no deja a la integridad de su pueblo decidir solo busca la perpetuación de su gobierno”…. abajo Zapataro y abajo el capitalismo que nos mantiene sumisos y explotados.

    El sistema democrático no es perfecto, no puede serlo, implica la dictadura de la mayoría. Pero es que de eso, democracia y participación, tenemos muy poquito en España. No puede haber democracia si un cuarto de la población no tiene empleo, si la juventud se emancipa a los 34 años (en 2010, en 2015 a los 39).

  7. Memorant
    marzo 5, 2010 en 6:43 pm

    Una lógica aplastante…

  8. marzo 5, 2010 en 9:57 pm

    Buenas:

    Estoy de acuerdo con vosotros cuando pensáis de qué sirve la libertad política cuando eres un precario, no te puedes independizar y no tienes en las manos tu destino.

    Pero es que la democracia y el capitalismo son cosas completamente distintas (aunque no niego que tengan relación). Una cosa es un sistema económico que genera ríqueza pero que se capitaliza para una minoría y otra muy distinta una situación en la que el hombre tiene capacidad para decidir y está amparado por el Estado.

    La democracia no es la dictadura de la mayoría. En una democracia las decisiones se toman por la mayoría sí, pero se respeta el derecho de expresión de la minoría. En países como Cuba no se respeta a esa minoria (aunque las decisiones que se tomen representen a la mayoria, cosa que dudo).

    En lo ultimo estoy totalmente de acuerdo. Yo creo que la democracia no sirve si no existe cultura política en la sociedad (capacidad de debatir, aceptar criticas, respetar otras opiniones). Por desgracia algunos partidos políticos tienen a unas bases que parecen hooligans en vez de militantes.

    Nos guste o no Zapatero ha sido elegido por la mayoría de los españoles en unos comicios libres y si somos personas demócratas debemos aceptar la voluntad del pueblo español. Aunque sea evidente que haya que reformar una ley electoral que devalua el poder de representación que tienen partidos tan decisivos para la izquierda como IU.

    Explotación existe en los dos sistemas, pero la explotación del capitalismo no legitima las barbaridades que comete el regímen cubano (Lo mismo ocurre al revés). Entre nuestras prioridades como gente de izquierdas está el revertir esa situación de explotación y yo creo que para eso debemos aceptar una seríe de principios y derechos individuales que están reconocidos en las democracias occidentales.

    Un saludo!

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: