Inicio > Archivos, Hª Mod. de España, Historiadores, Textos originales > Las capitulaciones de Santa Fe

Las capitulaciones de Santa Fe


  

 

En esta ocasión os facilitamos la transcripción de las capitulaciones de Santa Fe, por las cuales los Reyes Católicos prestaban su apoyo a Cristobal Colón para emprender su primera navegación hacia occidente en busca de las Indias, y le concedían los títulos de Gobernador de las Indias, Almirante de la Mar Océana y Visorrey de las tierras que descubriese. Disfrutadlo, historiadores: pensad que este es uno de los documentos más importantes de la historia de la humanidad.

 

         

Confirmación al Almirante Cristóbal Colón de las Capitulaciones

de Santa Fe

         En el nonbre de la Santísima Trenidat y eterna hunidad, Padre e Hijo e Espíritu Santo, tres personas realmente distyntas e una esençia divyna, que bive e reyna por syenpre syn fyn, e de la byenaventurada virgen gloriosa Santa María, nuestra Señora, su madre, a quien nos tenemos por señora e por abogada en todos los nuestros fechos, e a honrra e reverençia suya, e del aventurado apóstol Señor Santiago, luz e espejo de las Españas, patrón e guiador de los reyes de Castilla e de León, e asý mismo a onor e reverençia de todos los otros santos e santas de la Corte Celestial. Porque, aunque segúnd natura non puede el onme conplidamente conoçer qué cosa es Dios, por el mayor conoçimiento que del mundo puede aver, puédelo conoçer, vyendo y contenplando sus maravyllosas obras e fechos que fizo e faze de cada día, pues que todas las obras por su poder son fechas e por su saber governadas e por su bondad mantenidas, y asý el onme puede entender que Dios es comienço y medio e fyn de todas las cosas; e que en él se ençierran y él mantiene a cada uno (sic) en aquel estado que las hordenó, y todas le han menester y él no ha menester a ellas, y él las puede mudar cada que quysiere segúnd su voluntad, y no puede caber en él que se mude ni se canbie en alguna manera; e él es dicho rey sobre todos los reyes, porque dél an ellos nonbre y por él reynan y él los govyerna e mantiene; los quales son vicarios suyos cada uno en su reyno puesto por él sobre las gentes para los mantener en justiçia y en virtud tenporalmente; lo qual demuestra conplidamente en dos maneras: la una dellas es espiritual segúnd lo mostraron los profetas y los santos, a quien dio nuestro Señor graçia de saber todas las cosas çiertamente e las fazer entender; la otra manera es segúnd natura, asý conmo lo mostraron los onbres sabios que fueron conoçedores de las cosas naturalmente, ca los santos dixeron que el Rey es puesto en la tierra en lugar de Dios para conplir la justiçia e dar a cada uno su derecho, y por ende lo llamaron coraçón e alma del pueblo; e asý conmo el alma está en el coraçón del onme, e por él vive el cuerpo y se mantiene, asý en el Rey está la justiçia, que es vida e mantenimiento del pueblo de su señorío; e asý conmo el coraçón es uno, e por el reçiben todos los otros mienbros hunidad para ser un cuerpo, byen asý todos los del Reyno, maguer sean muchos, son uno; porque el Rey deve ser e es uno, y por eso deven ser todos unos con él para lo seguyr e guiar en las cosas / 1v que se ha (sic) de hazer; y naturalmente dixeron los sabios que los reyes son cabeça del Reyno, porque conmo de la cabeça nacen los sentidos porque se mandan todos los mienbros del cuerpo , byen asý por el mandamyento que naçe del Rey, que es señor y cabeça de todos los del Reyno, se deve mandar e guiar lo obedecer; y tan grande es dicho el poder de los Reyes que todas las leyes e los derechos tiene so su poderío, porque aquel no lo ha de los onbres mas de Dios, cuyo lugar tiene en las cosas temporales; al qual entre las otras cosas prinçipalmente pertenesçe amar e honrrar e guardar sus pueblos, y entre los otros señaladamente, deve tomar e honrrar a los que lo mereçen por erviçios que les ayan fecho; y por ende el Rey o el Prýnçipe, entre los otros poderes que ha, non tan solamente puede, mas deve fazer graçias a los que lo mereçen por serviçios que le ayan hecho y por bondad que falle en ellos. Y porque entre las otras virtudes anexas a los Reyes, segúnd dixeron los sabios, es la justiçia , la qual es virtud e verdad de las cosas, por la qual mejor e más endereçadamente se mantiene el mundo, y es asý conmo fuente donde manan todos los derechos, e dura por syenpre en las voluntades de los ombres justos e nunca desfalleçe, e da e reparte a cada uno ygualmente su derecho, e conprehende en sý todas las vyrtudes prynçipales, y naçe dellas mui grande hutilidad, porque faze bivyr cuerdamente y en paz a cada uno segúnd su estado, syn culpa e syn yerro, e los buenos se hazen por ella mejores, reçibyendo galardones por los bienes que fiçieron, e los otros por ella se endereçan e enmiendan. La qual justicia tiene en sý dos partes prinçipales: la una es comutativa, que es entre un onme e otro; e la otra es destributiva, en la qual consysten los galardones e remuneraçiones de los buenos e virtuosos trabajos e serviçios que los onbres fazen a los Reyes e Prínçipes e a la cosa pública de sus reynos; y porque, segúnd dizen las leyes, dar galardón a los que byen e lealmente sirven es cosa que convyene mucho a todos los onmes, mayormente a los Reyes e Prínçipes e Grandes Señores que tienen poder de lo fazer, y a ellos es cosa propia honrrar e sublimar a aquellos que byen e lealmente les sirven, e sus virtudes e serviçios lo mereçen; y en galardonar los buenos fechos, los Reyes que lo fazen muestran ser conoçedores de la virtud, e otrosý, justiçieros; ca la justiçia no es tan solamente en escarmentar los malos, y más aún es gualardonar (sic) los buenos; e demás desto naçe della otra mui grande hutilidad, porque da voluntad a los buenos para ser más virtuosos e a los malos para enmendarse, e cuando asý no se faze podría acaheçer al contrario. Y porque entre los otros galardones e remuneraçiones que los Reyes pueden hazer a los que byen e lealmente les syrven, es honrrarlos e sublimarlos entre los otros de su linaje, e los ennobleçer e decorar e honrrar, e les fazer otros e muchos byenes e graçias e merçedes; por ende, /2r consyderando e acatando todo lo sobredicho, queremos que sepan por esta nuestra carta de merçed e prevyllejo, o por su traslado sygnado de escrivano público, todos los que agora son o serán de aquí adelante conmo Nos don Fernando e doña Ysabel, por la graçia de Dios, Rey e Reyna de Castilla, de León, de Aragón, de Çeçilia , de Granada, de Toledo, de Valençia, de Galiçia, de Mallorcas, de Sevylla, de Çerdeña, de Córdova, de Córcega, de Murçia, de Jaén, de los Algarves, de Algezira, de Gibraltar, de las Yslas de Canaria, Condes de Barçelona, Señores de Vyscaya e de Molina, Duques de Atenas e de Neopatria, Condes de Ruisellón e de Çerdania, Marqueses de Oristán e de Goçiano, vimos unos capítulos fyrmados de nuestros nonbres e sellados con nuestro sello, fechos en esta guisa:

(A partir de aquí se transcribe el manuscrito arriba expuesto, sobre el que hay que pinchar para ampliar y poder leer el original)

 “Las cosas suplicadas e que vuestras Altezas dan y otorgan a don Christóval de Colón en alguna satisfaçion de lo que a de descubrir (en realidad se puede leer “que ha descubierto”) en las Mares Oçéanas, y del vyaje que agora, con el ayuda de Dios, a de fazer por ellas en serviçio de Vuestras Altezas, son las que syguen:

Primeramente, que Vuestras Altezas, conmo Señores que son de las dichas Mares Oçéanas fazen dende agora al dicho don Christóval Colón su Almirante en todas aquellas yslas e tierras fyrmes que por su mano o yndustria se descubrirán o ganarán en las dichas Mares Oçéanas para durante su vyda, y después de él muerto, a sus herederos e subçesores de uno en otro, perpetuamente, con todas aquellas preminençias e perrogativas (sic) perteneçientes al tal ofiçio, e segúnd que don Alonso Enríques nuestro Almirante Mayor de Castilla e los otros predeçesores en el dicho ofiçio lo tenían en sus distritos. Plaze a Sus Altezas: Juan de Coloma.

Otrosý, que Vuestras Altezas fazen al dicho don Christóval Colón su Virrey y Governador General en todas las dichas yslas y tierras firmes, que conmo dicho es, él descubriere o ganare en las dichas Mares; e que para el regimiento de cada una y qualquier dellas faga él elección de tres personas para cada ofiçio; e que Vuestras Altezas tomen e escojan uno, el que mas fuere su serviçio, e asý serán mejor regidas las tierras que Nuestro Señor le dexará fallar e ganar a serviçio de Vuestras Altezas. Plaze a Sus Altezas: Juan de Coloma.

Item, que todas e qualesquier mercadurías, siquier sean perlas, pyedras preçiosas, oro, plata, espeçiería, e otras qualesquier cosas e mercaderías de qualquier especie, nonbre e manera que sean, que se conpraren, trocaren, fallaren, ganaren e ovieren dentro de los límites del dicho almirantasgo, que dende agora Vuestras Altezas fazen merçed al dicho don Christóval e quieren que haya y lieve para sý la dezena parte de todo ello, quitadas las costas /2v todas que se fizieren en ello por manera que de lo que quedare linpio e libre aya e tome la dézima parte para sý mismo, e faga della a su voluntad, quedando las otras nueve partes para Vuestras Altezas.Plaze a Sus Altezas: Juan de Coloma.

Otrosý, que sy a causa de las mercadurías que él traherá de las dichas yslas y tierras, que ansý conmo dicho es, se ganaren e descubrieren, o de las que en trueque de aquellas se tomarán acá de otros mercadores, naçiere pleito alguno en el logar donde el dicho comerçio e trato se terná y fará, que sy por la preheminençia de su ofiçio de Almirante le perteneçerá conoçer de tal pleito, plega a Vuestras Altezas que él o su teniente, y no otro juez, conosca del tal pleito, e ansý lo provean dende agora. Plaze a sus Altezas, sy perteneçe al dicho ofiçio de Almirante segúnd que lo tenía el dicho Almirante don Alonso Enríques y los otros sus anteçesores en sus distritos, y siendo justo: Juan de Coloma.

Item, que en todos los navíos que se armaren para el dicho trato e negoçiaçión, cada e quando, e quantas vezes se armaren, que pueda el dicho don Christóval Colón, sý quisiere, contribuyr e pagar la ochava parte de todo lo que se gastare en el armazón; e que tanbyén aya e lieve del provecho la ochava parte de lo que resultare de la tal armada. Plaze a Sus Altezas: Juan de Coloma.

Son otorgados e despachados con las respuestas de Vuestras Altezas en fyn de cada un capítulo en la villa de Santa Fee de la Vega de Granada, a dies e syete de abril del año del naçimiento de nuestro salvador Ihesuchristo de mil e quatroçientos e noventa y dos años.Yo, el Rey. Yo, la Reyna. Por mandado del Rey e de la Reyna:

Juan de Coloma. Registrada: Calcena”.

About these ads
  1. historiadorhistrionico
    diciembre 1, 2009 en 6:11 pm | #1

    Pues yo me quedo con mi sabana ^^

  2. carmen
    diciembre 1, 2009 en 6:15 pm | #2

    Muxas gracias, ya no tengo q buscar la traducción!

  3. witizano
    diciembre 1, 2009 en 6:22 pm | #3

    Oye esto es hacer los deberes a la gente…

  4. historiadoramatyt
    diciembre 1, 2009 en 6:56 pm | #4

    Gracias manu por subir la transcripcion.

  5. jordi marí
    diciembre 6, 2009 en 9:35 am | #5

    “Las cosas suplicadas e que vuestras Altezas dan y otorgan a don Christóval de Colón en alguna satisfaçion de lo que a de descubrir en las Mares Oçéanas, y del vyaje que agora, con el ayuda de Dios, a de fazer por ellas en serviçio de Vuestras Altezas”

    Esta transcripción contiene un error en el que han caído muchos historiadores que no leen el documento original. En este documento como se puede fàcilmente leer, no pone ” de lo que a de descubrir” sino “de lo ha descubierto”.

  6. blademanu
    diciembre 6, 2009 en 2:06 pm | #6

    Gracias por el apunte, Jordi. Era consciente, conocía ese pasaje por la reciente lectura de “El Imperio Español”, que seguro conoces. Pero, primero por ignorancia mía en lo que a paleografía se refiere y, segundo, por no crear mayor polémica sobre un asunto que no podemos dilucidar aquí mejor de lo que ya lo han hecho los expertos, preferí tomar la transcripción directamente del MCU o de Cervantes Virtual y colocarla tal que así.

    De todas formas, muchísimas gracias por la aportación. No se debe olvidar ese pasaje en ningún momento!!!!!! Muchísimas gracias!!!

    p: aproecho para recomendar el libro “1491. Una nueva historia de las américas antes de Colón”, criticado por su extensión y porque lo ha escrito un periodista, pero que puede proporcionar una buena visión de conjunto. Saludos!

  1. febrero 23, 2010 en 12:45 am | #1

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 633 seguidores

%d personas les gusta esto: