Visita a las entrañas del Prado


El pasado jueves 12 de Noviembre, estuvimos de excursión en Madrid. Tras un viaje que no se hizo largo en autobús, llegamos a Madrid unos minutos antes de las 11 de la mañana, allí nos esperaban los dos profesores que nos iban a acompañar en la actividad organizada por la asignatura de Gestión y Patrimonio Cultural, la visita a las entrañas del Prado, sus talleres y almacenes.

Hay que agradecer la visita,  ya que cualquier visitante no puede acceder a los rincones por donde nosotros anduvimos: Por los almacenes de obras de arte del Prado, los talleres de restauración, las salas de análisis y rayos…

Divididos en dos grupos por necesidades de espacio, comenzamos la visita por los almacenes del Prado tras bajar en el montacuadros, un montacargas de unas dimensiones alucinantes, con capacidad hasta de 9000 kg. Nos quedamos para empezar con un dato, el Prado tiene en propiedad unos 20.000 objetos.

El primer almacén era el de escultura, donde vimos en amplias baldas numerosísimas obras del Prado, la mayoría siempre guardadas, puesto que no son obras que se suelan exponer. Nuestra guía durante toda la visita nos explicó su método de trabajo, con su intención de informatizar todo el proceso de registro, aunque disponían de una amplísima base de datos. Cada pieza tiene una etiqueta adosada que nos informa rápidamente de las características de la misma.

Después pasamos a ver los peines que guardan las pinturas, unos vastísimos cajones que albergan varios cuadros cada una. En total unos 120 peines tienen, para dar cabida a las pinturas del Prado que no están en Sala o están expuestas, y teniendo en cuenta que el Prado cuenta con 8.000 pinturas, no es poco el espacio que necesitan. Allí nos enseñaron el moderno sistema de los peines, para sacar hacia fuera esas estructuras sin que sufran las pinturas, así como el protocolo a seguir a la hora de prestar un cuadro a otro museo del mundo.

Por último pasamos a ver los objetos decorativos, cada uno guardado según su tamaño y necesidades, en una compleja tarea de encajar todas las piezas al espacio disponible.

Volvemos a subir por el montacuadros hasta llegar al gabinete. Allí hacen estudios de las obras en base a radiografías y otras clases de estudios, para las necesidades del Museo o estudios externos. Para ello volvemos a bajar a la sala de rayos, donde vemos los equipos con los que se realizan analíticas a las obras de arte, permitiéndonos ver muchos detalles. Nos cuenta un caso curioso, el del cuadro de la Condesa de Chinchón de Goya. Nos enseña la radiografía, allí solo se ven piernas y cabezas, pero ninguna condesa, si le damos la vuelta emerge por fin el cuadro de Goya, y es que el pintor maño reutilizó ese lienzo tras un par de cambios de opinión. Estas técnicas de rayos permiten darnos mucha información sobre lo que hay detrás del cuadro, y sobre la técnica del mismo lógicamente, permitiéndonos descubrir cosas como que, siguiendo con Goya, el Coloso es una obra de un pintor menos conocido, o que el retrato de Felipe III montando a Caballo de Velázquez, tiene añadidos al original de un siglo posterior.

Tras esta sala, pasamos por las dos salas de restauración. En la de escultura nos cuentan que están restaurando una colosal escultura en yeso de Nerón y Seneca, maltratada por un siglo de permanencia en una plaza pública de Córdoba. Nos enseñan las técnicas de restauración y la encargada de la pieza nos habla de su abnegado trabajo. De ahí pasamos a la de pintura, donde el olor a disolvente es bastante apreciable. Allí una de las mujeres que nos atiende está restaurando el Adán y Eva de Durero, nos enseña sus técnicas y como debe proceder el buen restaurador ante un cuadro, y es que el Prado tiene uno de los mejores equipos de restauración del mundo en pintura, con 16 personas dedicadas a ello.

Tras ello volvimos a la entrada del Prado, donde nos esperaba el otro grupo desde hacía un buen rato para comer, pero el día cultural todavía no había acabado 

Anuncios
  1. Memorant
    noviembre 13, 2009 en 7:34 pm

    Una visita de lo más atípica y curiosa al Prado, que pena no haber podido ir…

    Supongo que nos contarás el resto de vuestra jornada cultural, abrazos Manu!

  2. historiadorhistrionico
    noviembre 13, 2009 en 8:49 pm

    Os la contará Manu, que un servidor se va a Al Andalus

  3. Memorant
    noviembre 14, 2009 en 1:19 pm

    Ups! Sorry Parra, que no había leído bien quién había hecho el artículo. xD

    ¿Cómo vas con historia del Islam? A mí me toca hacer una exposición del Islam y Al Andalus para de Juan…

    Saludos!

  4. historiadoramatyt
    noviembre 15, 2009 en 8:42 pm

    Fue un día completito….Prado, Retiro, Thyssen, libros, Meninas, Caixa Forum (Palladio), McDonals y por último Fuga de Cerebros….
    Quizá lo peor del día fueron los 5 euros que nos robaron en el Museo Thyssen-Bornemisza por la tal publicitada exposición Las Lágrimas de Eros, de la que merecieron la pena, en mi opinión, solamente cuatro cuadros y la escultura. En definitiva, como se dijo en el libro que todos sabemos, la exposición solo tiene un título:¡¡¡ pa´llorar Tita!!!!
    Por lo demás todo genial, verdad chic@s?
    Saludos histéricos

  5. historiadorhistrionico
    noviembre 16, 2009 en 7:24 pm

    Mari, haz una reseña de Las lágrimas de Eros!

  6. memorant
    noviembre 16, 2009 en 9:06 pm

    Eso Mari, haz una crítica contundente si es necesario. ^^

  7. historiadorafrancesa
    noviembre 16, 2009 en 10:48 pm

    Hola todos ! memorant para la historia del islam en al-andalus puedes uasr el libro de T. F. Glick Cristianos y musulmanes en la españa medieval ! Tengo la reseña que hice del libro (y creo que la puse en el blog) !
    Seguro que esta excursiòn en Madrid tuvo que ser fenomenal ! Me hubiera encantado claro…
    abrazos a todos

    • memorant
      noviembre 17, 2009 en 7:30 pm

      Muchas gracias Elodie!!! Si lo encuentro, lo echaré un buen vistazo. 😉

  8. historiadorafrancesa
    noviembre 17, 2009 en 9:56 pm

    està a la fecha del 7 de mayo !

  9. historiadoramatyt
    noviembre 17, 2009 en 9:57 pm

    La reseña está en la olla chicos, a ver si encuentro un hueco y escribo algo acerca de la “exposición” y de Carmen Cerveza…digo Cervera…..jejejeje

  10. mercefonseca
    noviembre 19, 2009 en 2:42 pm

    Hola a todos!! Siento haber tardado en volver a entrar, aunque ya sabéis que estamos un poco liados. Fue un viaje inolvidable y muy muy importante para los que querríamos dedicarnos al mundo del patrimonio. ELODIE!!! Cuanto tiempo!! Que tal te va por allí?? Qué estás haciendo, supongo que un master, no?? Cuentanos, un besazo!!!

  11. J. Luis López de Guereñu Polán
    septiembre 24, 2011 en 5:00 pm

    Excelente información. Me pongo en contacto con el Prado para hacer lo mismo con mis alumnos.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: