Inicio > Actualidad, Europa, Ideas Políticas, Política > Un nuevo fantasma recorre Europa

Un nuevo fantasma recorre Europa


Tal vez el movimiento fascista en nuestros países no tenga demasiada importancia, pero crece. Y además crece entre los jovenes  nacidos en la democracia. Que muchos jovenes europeos se sientan identificados con la ideología del terror y porten las banderas del odio es muy preocupante para la calidad democrática que gozaremos dentro de unos años. Algunos   partidos neofascistas (como les gusta llamarse ahora) están ocupando puestos de  responsabilidad en países de larga tradición democrática  y  otros son el principal partido de la oposición. Con este panorama los demócratas de todas las ideologías debemos recuperar las  lecciones aprendidas en 1945 .

La Italia de 1922 nos enseñó lo que  pueden llegar hacer  una panda de niñatos burgueses con ganas de pegar y un “cómico” con un profundo odio hacia el movimiento obrero. En el 22 algunos “demócratas”   del extranjero le quitaron hierro al asunto y  esperaron a que en 1933  los nazis se hicieran con el poder en Alemania. En el año 1936 los países “adalides” de la democracia dieron la espalda a sus vecinos españoles con tal de mantener relaciones de cordialidad con la bestia fascista (Italia y Alemania). De tanto “dejar para mañana” a Italia y Alemania los países democráticos se vieron en 1939 con una guerra mundial y 6 años después con 50 millones de muertos sobre la mesa del testimonial Proceso de Nuremberg.

Una vez terminada la IIGuerra Mundial la humanidad hizo balance de la destrucción que provocó la enfermedad del fascismo. Una enfermedad provocada por la alta inflación, el paro, la insatisfacción y la frustración ante la democracia y sus representantes. En 1945 hicimos balance y la humanidad se dió cuenta de que para no enfurecer a la bestia humana lo mejor era darle bienestar (libertad individual, libertad moral, igualdad de oportunidades,trabajo, hogar, educación,sanidad…). Este reto de darle paz a Europa fue empeñado a la Socialdemocracia.

La Socialdemocracia culminó este  papel  hace 20 años  con la caída del muro de Berlín y del totalitarismo soviético. Una nueva Europa, libre, igual y pacífica se construía mientras  el muro de   Berlín se derrumbaba. Pasados 20 años, ese proyecto común parece que ha muerto y ha muerto por culpa del capitalismo salvaje que ha traido paro, falta de perspectivas, insatisfacción y la frustración ante la democracia y sus representantes. En este ambiente con semejanzas al del crack del29 no es de extrañar que algunos círculos del poder quieran buscar un chivo expiatorio, no vaya a ser que nos demos cuenta de quienes son los máximos responsables de la crisis . 

Si en el 33 fueron los judios y los socialistas, esta vez le toca a los inmigrantes que vienen a ganarse la vida de la forma más digna.

Cada día que pasa podemos comprobar que la Italia del “Cavaliere”  Berlusconi se parece en muchas cosas a la del “Duce” Mussolini. Cada día que pasa vemos como la Europa de los valores se convierte en la de los mercaderes y la intolerancia al diferente. Cada día que pasa vemos que la Europa del Este no quiere coger  la mano tendida de  Europa y pretende volver a retomar proyectos nacionalistas de expansión. 

¿Por qué vuelve un fantasma a recorrer Europa? Pues vuelve por el neoliberalismo,  que no ha mejorado de forma exagerada la situación de los países comunistas y que ha empeorado en calidad de vida la de los países más veteranos de la UE. Lo que hemos vivido en estos años ha sido una regresión a los postulados económicos de antes de la Segunda Guerra Mundial (Economía desregulada, servicios públicos inexistentes, falta de protección laboral…)  ¿Es casualidad que las consecuencias de esta política económica sean siempre un aumento de los extremismos?

Nuestros abuelos europeos esperaron a ver que pasaba con los totalitarismos, se equivocaron. Ahora  nosotros no debemos esperar, debemos actuar poniendo freno a la intolerancia no mediante la intolerancia como proponen algunos colectivos antifascistas sino por la vía de la democracia, una vía nacida después de la Segunda Guerra Mundial   y que tan buenos frutos dió a los ciudadanos de la Europa de los 15. Para ello hay que recordar el pasado y mirar hacía el futuro.

Anuncios
  1. witizano
    noviembre 3, 2009 en 7:18 pm

    Coincido contigo en que la situación social de la Europa de entreguerras, y la que vivimos actualmente se parecen en algo. No obstante siento disentir en algunos aspectos. En primer lugar, y por tocarme más de cerca geográfica y sentimentalmente hablaré de Italia. Mussolini comenzó su andadura política en la facultad de magisterio en las filas del partido socialista. Poco a poco su idiología se fue acercando a lo que hoy conocemos como fascismo, nombre que proviene, como bien sabrás dei Fasci di Combattimento. Y para desgracia y vergüenza de los italianos, tuvo un apoyo con un espectro social muy amplio, desde obreros a burgueses. En este punto te recomiendo el libro de Emilio Gentile, El Fascismo en tres capítulos (del que tengo una reseña preparada para su publicación). En él se analiza el fascismo en sus orígenes en los poemas de D’Anunzio al gobierno de Nixon.

    En cuanto a los países del Este…bueno sólo hace falta darse una vuelta por allí y trabar amistad con algún lugareño para que, si no son suficientes tus ojos, él te explique lo que el malvado y perverso Occidente ha hecho (y hará por ellos). El mejor ejemplo de ello lo tenemos en casa.

    El miedo a la vuelta del fascismo o de cualquier dictadura, ha estado presente desde que colgaron a Mussolini de los pies en Milán. Un buen ejemplo de este pesar, se refleja en la película alemana La Ola. En la que un profesor de Historia propone a sus alumnos un experimento para crear una sociedad fascista en miniatura…Te la recomiendo para una tarde de sábado.

    Un saludo y muy buen aporte.

    • noviembre 4, 2009 en 7:49 pm

      Hola compañero Witizano.
      Apunto el libro.
      Italia refleja con nitidez la transformacion de un panorama politico basado en la dicotomia izquierda (PC,PS,PSD..) y derecha(democracia cristiana) a otro totalmente difuminado y cercano al binomio neofascismo- contra neofascismo (izquierda/democracia cristiana).
      Con la cantidad de teoricos del eurocomunismo que ha existido en Italia y con la calidad de intelectuales de la talla de Bobbio… No entiendo como le puede ir tan mal.
      ¿Tu que opinas?
      Gracias por contestar a mi articulo. Un saludo.

      • witizano
        noviembre 4, 2009 en 10:27 pm

        La verdad es que ver banderas de Nazis por las calles de Verona tras el triunfo de la Lega Nord…me pusieron los pelos de punta y he de confesar que hasta un poco de miedo. Italia es un país bastante complicado socialmente pese a lo que a primera vista pudiese parecer. La izquierda ha sufrido un paulatino desgaste desde los años 70 (en los que el PCI gozaba de una gran porción del Parlamento) hasta nuestros días. La corrupción por un lado, la fragmentación de la izquierda y sobretodo la peculiaridad de su sistema electoral que obliga a hacer pactos pactos fácilmente quebrantables ante la huida de un pequeño aliado (como sucediera a Prodi en abril de 2007) es lo que provoca que el votante de izquierda italiano se vea sin un bloque claro que pueda hacer frente al cada vez mas poderoso Partito del Popolo e la Liberta (que manda huevos, con perdón) el cual goza al igual que pasara con Mussolini, de un apoyo social muy heterogéneo.
        Si no encontraras el libro editado en castellano, por favor ponte en contacto conmigo y te lo haría llegar de alguna forma. Gracias a ti por este aporte tan sustancioso.

  2. Memorant
    noviembre 3, 2009 en 7:49 pm

    En Toledo hubo un enfrentamiento el día de la patria en la plaza de Zocodover entre fascistas exacerbados y encapuchados antifascistas, pobres turistas. xD

    Desde luego una represión violenta a estos grupos dudo que sea una solución que vaya a erradicar el problema, si no se convierta en un pez que se muerde la cola (la violencia solo general más violencia).

    La democracia se empezó a debilitar en el momento que dejó de buscar el interés común o el sistema de bienestar. No sé si estará relacionado con esto, pero la sociedad de hoy en día sufre una gran crisis de valores, y es indudable que el surgimiento de movimientos neofascistas son un indicio bastante evidente de este fenómeno.

    Aún se está a tiempo de mermar el miedo que hizo estragos por toda Europa a mediados del siglo pasado, los próximos años serán decisivos para que esto no pueda suceder.

    Abrazos!

    PD: tomo nota de tus recomendaciones Witiziano. 😉

  3. cliopatra90
    noviembre 4, 2009 en 8:58 pm

    Me reconforta comprobar que cada vez hay más gente consciente del preocupante fenómeno que supone el paulatino ascenso del “neofascismo” en Europa. Creo que como futuros historiadores no debemos perder de vista las orejas de esta bestia, de este “fantasma”, que sin que nos demos cuenta va colándose en el vocabulario cotidiano, especialmente ahora que desgraciadamente vivimos un periodo de crisis económica, inestabilidad social y “borreguismo político”…¿Os suenan de algo estos factores?…

    No creo que el estudio de la Historia pueda impedirnos cometer errores, pero sí puede facilitarnos pistas para reconocer el inicio de fenómenos que parecen repetirse cíclicamente para intentar así desviar la situación hacia una solución alternativa.
    Pero claro, para ello es necesario pararse a reflexionar sobre lo que está ocurriendo en el mundo, y eso, por desgracia, nunca ha estado de moda.
    Y así nos va.

  4. historiadorhistrionico
    noviembre 4, 2009 en 9:43 pm

    Pedro Oliver nos contaba el año pasado que siempre hay un 10% de extrema derecha en cada sociedad. Esperemos que las coyunturas no afecten a esto, pero si que hay ciertos partidos con un ideario difuso que consiguen representación por el Levante principalmente, y ya hemos visto como en países como Austria han tenido mucho predicamento.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: