Inicio > Historia del Islam > Islám y Derecho

Islám y Derecho


 Os dejo una reseña que he hecho para Historia del Islám. Abajo os adjunto los links de dialnet para ver los artículos.

Síntesis de los textos de Martos Quesada sobre Islam y Derecho:

El autor aborda en dos textos la problemática del Corán como libro de fuente de Derecho. Estos textos se titulan “Islam y Derecho: Las escuelas jurídicas en Al-Ándalus” y “El Corán como fuente de Derecho en el Islam” lo que a buen seguro nos dan ya indicaciones de por dónde van los escritos de Martos Quesada.

El autor entiende el Corán como libro religioso, pero es también una fuente del Derecho islámico, sobre la que se sustenta la sociedad islámica. Esto no es algo especial del Islam, sino que lo vemos en otras sociedades tales como la sumeria y la hebrea en la antigüedad. Mahoma aparecería entonces como creador del Corán, como profeta, pero también como creado de conocimiento jurídico. Este sentido jurídico va a ir siempre ligado al religioso, en unas categorías ético morales que impregnan el derecho islámico. Debemos tener en cuenta siempre la relación existente siempre en el Islam entre Derecho, Sociedad y Estado.

El Derecho islámico tiene varias fuentes. La primera de todas es el Corán por supuesto, el conjunto de revelaciones que Alá dio al profeta Mahoma, pero existen otras fuentes de derecho. Tenemos la Sunna, o conjunto de hechos y dichos del profeta, recopilados por sus allegados a su muerte. Y es que es a la muerte de Mahoma, cuando se hace necesidad el crear un corpus legislativo.

La iyma es el consenso en la comunidad islámica. Surge como respuesta a problemas cuya solución no se refleja ni en el Corán ni en la Sunna. Por último tenemos el qiyas o razonamiento realizado por los ulemas, doctores de la ley. Bien por analogía, bien por deducción o bien por razonamiento. Estos ulemas, junto con los alfaquíes, se van a convertir en personalidades de creación de conocimiento jurídico, por sus importantes conocimientos en Corán y Sunna. Otra figura importante será la del Cadí, o juez, no solo en su función de juez, sino también por su responsabilidad social.

La formación del Derecho musulmán es un tema recurrente para los islamólogos. Ya hemos señalado que el Derecho islámico se desarrolla a la muerte del Profeta, como necesidad de dar respuesta a la comunidad islámica en formación. A esto dan respuesta la iyma y el qiyas. En el s. VIII se alcanzan el cenit con el fiqh, ciencia del Derecho religioso, que llega con los abbasies, dinastía más preocupada por el desarrollo administrativo del islam. Va a ser con ellos con los que se desarrollen las distintas escuelas jurídicas del Islam.

La primera de ellas es la Hanafi. Fundada por Abu Hanifa, es la más liberal y desahogada de todas. Se afirma en Irak con los abbasies y se extiende por Irán y el Golfo Pérsico. Se basa sobre todo en la qiyab, siendo la doctrina más seguida hoy en día.

Malik Annas fundó la llamada escuela Maliki, que se basa en las Sunnas de Medina y en el Corán, admitiendo el uso de la qiyas. Se extendió por el Magreb, y por Al-Ándalus.

La escuela Shafi fue creada por Idris al Shafi, basándose en los hadices de la Sunna. Se extiende por Bagdad y Egipto. Fija el concepto de Sunna como Derecho.

La última gran escuela es la Hanbali, fijada por Ahmad Muhammad Hanbal. Es enemiga de cualquier innovación, harto extremista apoyándose en la tradición, preservando los privilegios, por ello se extiende por Arabia y Omán, núcleos primigenios islámicos.

En Al-Ándalus, fue la Maliki la predominante como hemos dicho. La simpleza de sus postulados de humanismo tribal calaron en la población andalusí, pero también respondían al interés de los omeyas de no seguir la tendencia proveniente de los abbasies. Estos postulados entraron desde el Magreb, donde se instaló esta escuela. Pero hay que recordar que durante el waliato y hasta Abderramán I, fue la doctrina awzaista siria la que se implantó en Al-Ándalus. Pero a partir de este emir, y sobre todo durante el Califato, vendrá muy bien a los intereses de independencia andalusíes.

Como conclusión de los dos textos, podremos decir que el Corán es un texto confuso en cuanto a su visión legislativa, por tener preceptos muy claros y otros que necesitan interpretación, por ser leyes emotivas con exhortaciones.

Es un texto claro de Derecho, pero no el único como vemos, pero si es cierto que las demás fuentes del Derecho tienen siempre como referencia al Corán, como libro sagrado, no solo desde el punto de vista religioso, sino como ordenamiento de la vida de la comunidad islámica.

El Corán como fuente de Derecho en el Islam

Islám y Derecho: Las escuelas jurídicas en Al-Andalus

Anuncios
  1. memorant
    octubre 18, 2009 en 4:09 pm

    Esto explicaría en gran medida porque la mayor parte de países con mayoría de población musulmana no han conseguido una separación religión-estado.

    Aspecto significativo para el avance contra los prejuicios en las leyes, la libertad plena de cultos y el establecimiento de lo religioso a templos y la vida privada.

    Abrazos!

  2. historiadorhistrionico
    octubre 18, 2009 en 6:30 pm

    Lo que explica realmente la no separación del Estado-Religión, es que el Estado es débil respecto a la religión, al no surgir como un ente fuerte, sigue subordinado.
    Ademas, la mitad de musulmanes son hanafis, osea que tienen cierta libertad de pensamiento en el marco religioso… no todos son integristas… fuera prejuicios.

  3. memorant
    octubre 19, 2009 en 3:43 pm

    Hablaba a nivel estatal Parra, de ese débil estado que como bien has dicho no puede surgir como un ente fuerte ante la religión. Claro que no pienso que haya una tendencia generalizada en la comunidad islámica de integrismo radical…

    Saludos!

  4. blademanu
    octubre 19, 2009 en 7:54 pm

    En mi función de recomienda libros de esta página XD, os invito a echar un vistazo al lúcido ensayo de John L. Espósito “El Islam. 94 preguntas básicas”, quizá más enfocado para entender esta religión en la actualidad, pero también es útil para ahondar en busca de sus raíces.

    Por otro lado, Edu, no sé si es culpa tuya, del texto o de mi cansancio, al terminar de leer tu exposición he sentido que una selva oscura se apoderaba de mi cerebro y que todas las ideas se enmarañaban. Creo que, como pequeños divulgadores de la historia deberíamos limpiar de rastrojos innecesarios estos artículos y dejar la paja. Por ejemplo, aclarar a modo de esquema y exponer gradualmente cuáles son las fuentes del derecho islámico más allá del Corán, agrupar las escuelas islámicas medievales, o, mejor aún, hacer una relación de las que aún sobreviven, a modo de diccionario. Simplemente estoy dando ideas para futuras publicaciones. Un abrazo, Parruko, que lo haces muy bien, leñe. Ciau!!!!!!!

  5. historiadorhistrionico
    octubre 20, 2009 en 1:43 pm

    Pues si te parece que hay paja… Ángela me ha dicho que el resumen es hipercorto… xd

  6. memorant
    octubre 20, 2009 en 4:30 pm

    ¿Y cuántas páginas tenía el texto entonces? xD

  7. historiadorhistrionico
    octubre 20, 2009 en 8:56 pm

    Son dos textos, pues tenían como 7 páginas o así cada uno, pero decían muchas cosas iguales. Se pueden ver en los links que hay al final.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: