Inicio > Historia Contemporánea, Historiadores, Libros, Literatura > “On the road”, la biblia de la generación beat

“On the road”, la biblia de la generación beat


El libro que os voy a presentar estará siempre de mis predilectos. El primer contacto que tuve con él aunque parezca curioso, fue por unas citas que escuché de él en un anuncio de coche, tanto me impactaron sus palabras que me decidí a investigar su procedencia, se trataba de la novela de Jack Kerouac: On the Road (En el camino). Un libro de viajes, una obra para leer en compañía, compartirla.

on-the-road

Es tal el vitalismo que transmite: aprovechar el momento, disfrutar con lo que se hace, sentir el ambiente que te rodea ¿Despreocupación también, quizás? Sí, porque es un no saber que harás al día siguiente, dónde íras y dormirás o que podrás comer, ya que en realidad para ser felices no hace falta ni una mínima parte de lo que poseémos. El estilo también llama su atención por su dinamismo, un lenguaje coloquial que a veces resulta imposible de contener una pequeña sonrisa; da la impresión de que el autor lo escribió en un frenesí o extásis de sensaciones. Pero no os déjeis engañar por este formato aparentemente sencillo, esta obra alberga frases contundentes en las que hay que saber detenerse para poder relacionarlas con el mensaje que quiere transmitirse con su lectura, os dejo un par de ellas, pero tranquilos, que hay muchas más:

“Todavía nos quedaba mucho camino. Pero no nos importaba: la carretera es la vida”.

“¿¿ Qué queremos hacer todos ?? ¿¿ Qué hacemos de hecho ?? Nadie podría expresarlo bien.
¿¿ Qué es el cielo ??¿¿ Qué es la tierra ?? Todo ilusión.”

OnTheRoadToMtIsa

Os dejo el argumento y un comentario bastante sugerente que encontré:

“Con el paso del tiempo, “En el camino”, un libro que fue la biblia y el manifiesto de la generación beat, se ha convertido en una «novela de culto» y en un clásico de la literatura norteamericana. Con un inconfundible estilo bop, que consiguió para Kerouac el título de «heredero de Charlie Parker», en esta novela se narran los viajes enloquecidos, a bordo de Cadillacs prestados y Dodges desvencijados, de Dean Moriarty el mítico hipster, el héroe de todos los beatniks, «un demente, un ángel, un pordiosero» y el narrador Sal Paradise, recorriendo el continente, de Nueva York a Nueva Orleans, Ciudad de México, San Francisco, Chicago y regreso a Nueva York. Alco- hol, orgías, marihuana, éxtasis, angustia y desolación, el retrato de una América subterránea, auténtica y desinhibida, ajena a todo stablishment. Una crónica cuyos protagonistas, en la vida real y en el libro, fueron Jack Kerouac (Sal Paradise), Neal Cassady (Dean Moriarty), Allen Ginsberg, William Burroughs.


“Trepidante novela: frases cortas, diálogos breves, sensaciones instantáneas: “lo quiero ahora, ¡ya!” debería ser su mensaje. Un relato a ritmo de bop: bailan las palabras; Kerouac pinta la música, hace cuadros de las carreteras, mira el asfalto, lo palpa; Fotografía la amistad – amistad con vaivenes, con tiempos buenos y malos- . El mundo cambia y traspasa las páginas del libro para contagiarte las ganas de ver, de oler, de sentir sensaciones nuevas cada día. Todo el mundo para ver y no se debe, no se puede, parar. El horizonte de la carretera, los puntos diminutos de la lejanía atraen cono imanes gigantescos: buscar, correr, hay algo o no lo hay (pero no importa, hay que ir allí); ¿habrá amor o será desamor?, ¿hará frío o calor?, ¿lluvia o viento?; ¿literatura o música? ¿sobriedad o borracheras? ¿sexo o castidad? Da igual, habrá todo, pero tras la carretera.”

Kerouac_MapViajes desarrollados a lo largo del libro: Rojo 1947, Azul 1949 y Verde 1950.

Hablando con Manu estos días atrás, salió aquella frase de Bécquer que decía:  “El recuerdo que deja un libro es más importante que el libro mismo.” Para mí, este libro es un buen ejemplo de esta frase, no solo porque lo lei a la vez con un gran amigo al que solo puedo ver cuando vamos de viaje juntos (curiosamente). Estas páginas también representan un impulso para entender un poquito mejor qué es la vida, que significa ser libre, desentenderse de las concepciones sociales que restringen nuestro movimiento. Supuso un punto de inflexión  para hacer algo diferente y nuevo, disparatado quizás. He aquí el origen de mis más absurdas y divertidas ocurrencias.

Anuncios
  1. historiadorhistrionico
    julio 26, 2009 en 8:57 am

    No lo he leido, pero he oido tanto hablar de él. y ha dado para hablar tanto este libro… aunque no encarne solo este libro el movimiento beat, si es el libro más representativo de una corriente de vida, totalmente alucinante. Esta en mi lista de futuribles xD

    PD: Me voy para Munich dentro de un ratito, pero tranquilos que ire poniendo cosas de mis andanzas alemanas, intentare llevar un breve diario por aqui y por tuenti (valga la publicidad)
    Saludos histéricos!

  2. memorant
    julio 26, 2009 en 10:03 am

    Pues yo hasta entonces no había leído nada de él, ni conocía a nadie que lo hubiera leído, fue amor a primera vista jejeje.

    ¡Eso Parra, nos tienes que tener bien al día de tus correrías alemanas! ^^

    Por cierto, ¡¡¡no dejes de visitar en Munich el simbólico monumento a la Rosa Blanca!!!

  3. blademanu
    julio 27, 2009 en 1:28 pm

    Gracias por la (nueva) recomendación, Jonatan. Seguiré atento a los títulos que reseñes en el blog, siempre es bonito compartir lecturas!

  4. historiadorhistrionico
    diciembre 31, 2009 en 9:54 am

    Me acabo de terminar el libro, en un día bien señalado, así que será mi último libro de 2009. Hay tantas cosas que decir, sobre el lenguaje, sobre los viajes, sobre el libro en general, que daría para páginas y páginas. Pero es eso, como diría Dean Moriarty, lo sabes, quien haya leido el libro lo sabe. Es leer un libro de Keruac, pero también es leer una canción de Charlie Parker, frenética, hasta el fin, hasta que el cuerpo aguante la mezcla de sustancias. Es leer a una generación rebelde, la generación que con 20 años ha visto la II Guerra Mundial, ha crecido en la Gran Depresión, y vive en los tiempos felices postguerra intentandolo vivirlo todo pese a quien le pese.
    Un libro imprescindible para conocer la cultura del anti stablishment. Feliz año chic@s!

    • Memorant
      enero 3, 2010 en 12:48 pm

      Me alegra saber que te haya gustado tanto Edu, ya dije que era un libro que no decepciona y como muy bien has dicho, quien lo ha leído lo sabe. Me ha gustado mucho el encuadre histórico de la generación beat.

      Abrazos!

  5. xavier
    septiembre 30, 2012 en 9:48 pm

    en que pagona del libro encuentro esto “Todavía nos quedaba mucho camino. Pero no nos importaba: la carretera es la vida”.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: