Archivo

Archive for octubre 27, 2008

HODGETT, Gerald J.A.; Historia social y económica de la Europa medieval; Alianza Universidad; 1982.

octubre 27, 2008 1 comentario

(He leído este libro con puro carácter optativo para la asignatura de “Fenómenos sociales en la Edad Media”. De igual modo es optativo que toméis este resumen o no. En cualquier caso es bastante ilustrativo y podría servir como apuntes complementarios a cualquier historia política de la Edad Media de Europa. Un abrazo chicos. Que lo disfrutéis)

 

            1. EN EL BAJO IMPERIO:

-Tras las invasiones: Clodoveo, Walia y Eurico consiguen 1 o 2/3 de la posesión de la tierra cultivable de los romanos. Los vándalos expropiaron la totalidad de las que ocuparon.

-Hasta el Liber Iudiciorum de Recesvinto (663) no se permitió legalmente los matrimonios mixtos entre hombres de diferentes etnias (algo tácito desde Leovigildo). Los lombardos en Italia lo consiguieron, pero no los ostrogodos.

-Divergencias de la lengua latina desde el siglo II d.c. San Jerónimo lo anuncia. Distintos acentos entre Hispania, Italia y Galia. El griego, por su parte, no cambia tanto. Se habla en el s.IV en Ródano, Marsella.

-Desde 438 d.c. Las leyes promulgadas desde Constantinopla no son aceptadas ni seguidas en occidente. Tradicción oral. La Legislación romana y propia conviven durante largo tiempo.

-El cristianismo ya era sólido antes de las oleadas. No solo las resiste, sino que libra Europa del paganismo o del arrianismo. El siglo VIII será el de la “reunificación” religiosa.

 

            2. LAS TRANSFORMACIONES Y LA EXPANSIÓN RURAL. AÑO 1000:

-El barbecho es el sistema más común hasta el año 1000. El sistema trienal se adoptará posteriormente. Todo se debe a la falta de abonos, y por ello se aprovecha el cultivo de plantas forrajeras. Catón y Varrón eran tratadistas de agricultura. Barbecho sobrevive por circunstancias ajenas que no permiten la conservación de la humedad, ni el cultivo intensivo de las zonas del norte. En el sur el sistema trienal es inútil porque no se puede cultivar el cereal en primavera.

-El arado ligero perduró hasta la actualidad, tirado por bueyes. El pesado pudo nacer en Lombardía, dice Plini, usado con ruedas y con 4 u 8 bueyes. Este tipo de explotación, dice Bloch, da como resultado un sistema económico de campos abiertos. Que necesitaran esa tracción obligaba a unos gastos tales que la agricultura pasó de ser privada a comunal. El arado pesado seguramente procede del siglo V d.c.ç

-Durante la Edad Media se cultivó sobre todo cebada, tradición del Imperio Romano, pues aguanta cambios climáticos mejor. Se usaba para amasar pan, especialmente en época carolingia.

-El centeno agota menos el suelo que la cebada, por eso su cultivo poco a poco se hizo más preeminente.

-La avena, a lo largo de la Edad Media tomó mucha importancia porque era un alimento esencial de los caballos. Muy extendido desde el S.IV.

-Las judías, fueron muy abundantemente cultivadas desde el año 1000.

-Esto da como resultado un cambio de paradigma: el sur declina en detrimento del norte, el cual evoluciona lentamente favorecido por los tipos de cultivo y por el avance del sistema trienal.

 

            3. LA EVOLUCIÓN DEL SEÑORÍO:

-La propiedad de un señor con campesinos dependientes de ella, conocida en Inglaterra con el nombre de manor y en Francia como seigneurie constituyó la unidad agrícola más frecuente en grandes áreas del Occidente europeo durante la Edad Media. Este tipo de propiedad no evolucionó igualmente en todos los lugares. En torno al Rhin y al Ródano, en Cataluña y el norte de Italia estaba totalmente activo durante el siglo X, en tanto en los territorios escandinavos no verían jamás finalizado este proceso.

-La escasez de mano de obra esclava, desde la pax augustea, unida, posiblemente, a la influencia del cristianismo respecto a la manumisión, provocó entonces un cambio sustancial en los métodos de cultivo de la villa. En estas propiedades una parte de la tierra se reservaba al señor, pero la mayor parte de la propiedad se dividía en pequeñas parcelas, cultivadas por los “esclavos con casa” y por los coloni.

-El colono, fuese su origen esclavo u hombre libre, estaba adscrito a la tierra. Esto fue así desde el 375 d.c., cuando se promulgó un edicto en el que se prohibía a los señores vender la tierra y sus trabajadores por separado. La falta de mano de obra fue uno de los motivos. Al mismo tiempo, sin embargo, el colono obtuvo ciertas ventajas, como el no poder ser expulsado de la tierra a la que se adscribió.

-Los años entre el 400 y el 1000 fueron de una enorme inseguridad, como consecuencia de la desaparición de la autoridad del estado, salvo en el período carolingio. Desde el s. V los hombre libres buscaban el patrocinio de un señor, al que ofrecían sus pequeñas propiedades para volver a recibirlas en calidad de beneficios, obligándose por su parte a una serie de cargas y prestaciones para con su protector.

-Los germanos penetraron en el imperio con una categoría de libertad y poco a poco la fueron perdiendo. Hemos de entender la demanda de ayuda por parte del pequeño propietario y la sed de riquezas de los grandes.

-El usufructo o las prestaciones de carácter personal eran el modo de pagar la protección del señor, ya fuera laico o religioso (un monasterio).

-Los reyes cedían la jurisdicción sobre extensas tierras a los señores. Los campesinos subordinados no podían acceder a la autoridad real. Los poderosos hacían cumplir sus deseos a golpe de ley y gravámenes: las banalidades, en todas sus variantes.

-Los señoríos, dejando a un lado las múltiples variantes geo-edáfica-políticas, solían tener tres partes: la reserva, que el señor explotaba directamente; los mansos, concedidos a los aparceros, y finalmente los prados y bosques comunes. Los colonos solían trabajar siempre que el señor los requiriera, pero lo normal era tres días a la semana y, en muchas ocasiones, acompañado de unos cuantos braceros. Más allá de las tareas de aprovisionamiento o las rurales, había otro tipo de obligaciones de tipo vejatorio o más superficial. El hecho de que se diesen nos reseña la dependencia que sufrían respecto a su señor.

-El mapa agrícola de Europa se convirtió en un palimpsesto en el que se insertó el señorío sin haber borrado por completo la huella de los establecimientos rurales anteriores.

 

4. LA INDUSTRIA Y EL COMERCIO EN LOS PRIMEROS SIGLOS MEDIEVALES:

-Tanto por lo que se refiere a la estructura de la propiedad como a la industria, la gran transformación, que luego se habría de mantener durante tantos siglos, ocurrió mucho antes y, es por tanto fundamental remontarse al siglo III para comprender el desarrollo del comercio y la industria medievales.

-Desde la política de laissez-faire del período alto-imperial se pasó a  un rígido sistema de castas del Bajo Imperio, pasando por un rígido control estatal con Diocleciano. En tres siglos el Imperio modificó todas sus estructuras.

-La inquietud política que agitó al Imperio durante el siglo III, unida a las medidas económicas que tomó el gobierno imperial, afectaron gravemente el desarrollo normal de la vida urbana. El estancamiento y decadencia de la ciudad no fue únicamente el resultado de las invasiones bárbaras, sino también de la disminución de la población, que influyó en la estimulación de la producción local.

-La economía armamentística y el envilecimiento de las monedas fueron dos variables que agravaban una constante económica decadente. En el segundo caso, la moneda de oro no varió desde Constantino, pero la carrera hacia el absoluto declive de la moneda de plata la observamos en la comparativa frente al oro. La moneda de plata pasó a ser de bronce con un baño de argento, para finalmente ser una moneda de bronce del tamaño de la cabeza de un clavo.

-El edicto de Diocleciano que fijaba los precios máximos para los bienes y servicios del año 301 y la vinculación de los individuos a sus oficios (los collegia), para impedir la evasión fiscal, fueron dos medidas forzadas para llegar a un momento coyuntural de bienestar. Pero el excesivo control estatal del siglo V y la inflación estancaron la economía de iniciativa privada. Los curiales normalmente pagaron las consecuencias de la crisis. 

-No es cierto afirmar que la economía fue exclusivamente de trueque en el siglo V, pues hasta el 450 en las ciudades los senadores pagaban el aurum oblaticium (impuesto en oro), mientras que a los comerciantes se les impuso un impuesto sobre los beneficios de sus transacciones (collatio lustralis), que era cobrada cada cinco años.

-Lo que sí parece cierto es que los talleres estatales (de tinte, textil, armamento) comenzaran a ser más abundantes en todo el territorio del Imperio. A estos trabajadores se les pagaba en especias debido a su status inferior, otra comunidad apartada de la economía monetaria.

-En el aspecto del comercio entre las provincias, que occidente tuviese mucho menos para ofrecer al imperio que oriente desniveló la balanza de los ingresos a favor de oriente, la cual obtenía mucha más moneda en oro, lo cual la mantuvo con fuerza incluso tras la definitiva ruptura de la unidad política.

-Sin embargo, Henri Pirenne no defendía estas ideas. Según sus tesis, los francos mantuvieron un sistema romano o romano-bizantino y en Marsella aún se asentaban sirios y judíos. Sólo los vándalos pudieron ralentizar, coyunturalmente, el tráfico entre ambos extremos del mediterráneo, pero desde que los bizantinos, bajo Justiniano, no pudieron comerciar con oriente extremo debido a sus guerras con Persia, volcaron todos sus esfuerzos hacia una nueva unidad imperial, e intensificaron el tráfico hacia el Levante. El Islam parecía ser el único agente adverso real de las transacciones este-oeste, cuando Bizancio, y por ende Occidente, careciese de las reservas de oro, cuyas minas estaban en Nubia. Pero no sería hasta medio siglo después que la disputa entre el Islam y el Imperio comenzara a perjudicar a francos y normandos.

-Sólo podemos estar seguros de que ni las invasiones germanas, ni la del Islam fueron determinantes para que el oro dejase de afluir de oriente a occidente; muy al contrario la economía sólo sufrió cierto receso en el siglo IV y el VII.

  

5. EL RENACIMIENTO DEL COMERCIO Y EL CRECIMIENTO DE LAS CIUDADES

El conocido como dinar, entre los musulmanes, o el solidus, entre los bizantinos, fue la base sobre la que se alzó la economía europea occidental en el siglo X. Su pervivencia para distintos tipos de acuerdos, especialmente los de larga distancia, prosperó especialmente en este período.

-Debido al convulso y oscuro período que carolingios y reinos hispánicos estaban sufriendo en el último cuarto del siglo IX, así como la pérdida de Sicilia por los bizantinos, en favor de los árabes, el renacimiento de las ciudades y del comercio se dio en Italia a comienzos del siglo X, cuando los principales puertos de la península itálica se hicieron a la mar, haciéndose con el monopolio del Mediterráneo en torno al siglo XII y XIII. El pactum franco-veneciano del 840 cedió la práctica totalidad del comercio mediterráneo a esta isla sobre el mar. Los intercambios con Bizancio le suponían unos grandes beneficios, especialmente en las tasas de ciertos puertos, a la vez que realizaban acuerdos continuos con el Islam. Sólo Génova y Pisa competían con Venecia.

– En lo referente a la economía del norte de Europa, en ningún momento podemos tratar de estudiarla separada de la del sur. Ambos mantuvieron siempre contactos y estructuras más o menos fuertes, dependiendo de la coyuntura. A partir del año 790 d.c., suecos, noruegos y daneses emprendieron múltiples movimientos a lo largo de las cosas que, si bien a prima vista pueden parecer devastadores, tuvieron consecuencias realmente favorables para el flujo del comercio entre ambos polos de “europa”. Especialmente a tener en cuenta la ruta de los varegos entre el Extremos Oriente y los territorios escandinavos atravesando el reino de los kázaros, instalados a las orillas del Volga en el s.VIII.

-El crecimiento de las ciudades, es evidente, va en paralelo a la mejora del sistema económico. Ya no podemos aceptar las tesis de Pirenne, que mantenían la existencia de unas estructuras señoriales cerradas hasta el siglo X. Lo que es indudable es que, a partir del siglo XI, las ciudades comenzaron a representar un papel más destacado en la economía medieval que en los seiscientos o setecientos años precedentes. Sólo cuando la agricultura alcanzó un desarrollo suficiente, la vida de las ciudades comenzó a cobrar un creciente auge. A partir de la constitución de las ciudades y sus murallas, así como del barrio comercial (o suburbia), muchas no variaron su plano hasta llegado el siglo XIX.

-Dada la mayor importancia de las calles frente a los espacios públicos, los mercados locales (no el semanal o el anual, si es que lo había) en una vía principal. Por lo general no solían ser muy anchas, dada la escasez del tráfico rodado.

-La libertad y protección del comerciante y del ciudadano, se ha constatado, era superior en los siglos XII y XIII que el XIV y XV. Gracias a esta permisividad, las ciudades prosperaron, dando al comerciante lo que necesitaba: holgura y protección.

 

            6. LA ORGANIZACIÓN DEL COMERCIO EN ITALIA: CRÉDITO Y BANCA

-No cabe duda de que la gran expansión comercial de Italia entre finales del siglo X y mediados del XIV fue impulsada, sobre todo, por el crecimiento de la población, y que este crecimiento, a su vez amplió el mercado. Podían encontrarse comerciantes del Mediterráneo occidental en Inglaterra, en el sur de Rusia, en un oasis del Sahara, y en la India y China. Tampoco podemos dejar de lado el factor religioso; desde el siglo XI el papado pasó a ser catalogado como una potencia internacional por su papel en las Cruzadas contra infieles y herejes.

-En el siglo XII, Venecia y Génova habían sobrepasado en poderío económico a los principales centros comerciales del mundo antiguo.

-Se caracteriza esta época en la P.Itálica por el criterio de diferenciación entre unas clases y otras. Ya no era el nacimiento, sino la riqueza. Dicho esto podemos comprender que la movilidad social fue una característica notable de estos siglos de expansión comercial.

-El rendimiento del capital, como corresponde al mayor riesgo que se corría, era considerablemente superior al que podía obtenerse con las inversiones en tierras. De ahí que no sea tan descabellado afirmar que gracias a los beneficios obtenidos de dichas operación se comenzó a acumular capital; lo cual daría el sistema mercantilista muchos siglos después. Commenda y Societas marítima era los tipos de contratos que un inversor y un vendedor-viajero llevaban a cabo. Ambas se diferenciaban por el aporte de capital y la obtención de beneficios para ambas partes.

-En cierta medida, la expansión se vio frenada, incluso en Italia, por la escasez del crédito, escasez que se debió en parte a las doctrinas de la Iglesia medieval acerca de la usura. Las leyes canónicas (desde Arlés en 314 d.c.) habían condenado la imposición de intereses sobre el dinero prestado. La opinión aristotélica, según la cual el dinero era improductivo, fue aceptada por la iglesia primitiva, en la medida en que el dinero solamente era consumible, nunca productivo. Este ideal fue adoptado por los laicos desde el siglo IX. Santo Tomás, en una época de pleno combate frente a la usura, afirmó que el prestamista era perjudicado por un retraso en el pago del principal y que ello le podía ocasionar una pérdida. Sin embargo, el Aquinate no aceptaba esta teoría porque, decía, no era lógico otorgar una compensación por un beneficio hipotético, algo que el prestamista no había llegado a tener.

-A partir del siglo XII, se desarrollaron en Italia métodos de banca y contabilidad, que contribuyeron a minimizar los riesgos de las inversiones y a garantizar al capital un rendimiento tentador. La riqueza y el prestigio de la tierra competían claramente con otro naciente tipo de modelo económico.

-Acaso, el lugar de nacimiento del sistema bancario fue Siena, la cual en el último cuarto del siglo XIII era el centro bancario de Europa occidental. Peruzzi, Bardi y Medici, afincados en Florencia más que en Siena, fueron las familias de banqueros más importantes en toda la Edad Media italiana. Tenían sucursales desde Brujas y Londres a Rodas, Túnez o Mallorca. El peligro que entrañaba el transporte de dinero obligó al desarrollo de “las letras de cambio”: si alguien debía transportar “X” cantidad de dinero desde Londres a Roma, compraba el equivalente en lana en Inglaterra para luego venderlo en Florencia, por ejemplo. Sólo la liga Hanseática compitió en expansión con los italianos.

-Más importante que la letra de cambio fue la oferta de crédito, para lo cual había de garantizar depósitos. Esto lo hicieron garantizando la seguridad de sus riquezas a quienes las ingresaban; para ello, y aquí está su nacimiento, ofrecieron intereses sobre el depósito, lo cual hizo el clima más positivo para los “inversores”.

-Las partida doble nació, con total seguridad, en 1327, y nunca antes. Lo cierto es que algunas personas escribían los créditos y los débitos en latín, mientras otros ya lo hacían en italiano. El empleo de libros diarios y de libros de gastos fueron técnicas que se iniciaron todas en el siglo XIV. En los archivos de Datini pueden encontrarse letras de cambio, pólizas de seguro, conocimientos de embarque y formar rudimentarias del talón bancario, lo que pone de manifiesto el alto grado de perfección técnica que alcanzó la administración comercial en Italia.

 

            7. EL COMERCIO EN LA EUROPA MEDIEVAL: EL SUR Y EL NORTE

-Entre los siglos XI y XII la región flamenca fue eminentemente industrial, algo con lo que tan sólo pudo competir la Italia de los siglos XIII y XIV. Esta gran expansión industrial y comercial se debió sobre todo al comercio al por mayor de textiles manufacturados. La invención del astrolabio, del compás, la herradura de caballo y la fabricación de barcos mucho más rápidos derivó en una explosión económica sin igual, acompañada de otra demográfica.

-Mientras tanto en Italia, el impulso de la “Reconquista” en España y las Cruzadas en oriente, limpiaron el mar de sarracenos que hicieron más segura la navegación por el Mediterráneo y el intercambio de productos. El grueso de las transacciones realizadas por Venecia y Génova era la compra de productos a Bizancio (de India y China) que luego eran transportados al norte de Europa.

-El modo de comerciar practicado por los venecianos y genoveses, gracias a las concesiones realizadas por diversos emperadores de Bizancio, era el establecimiento de fondaco o almacenes que servían como centro de intercambio entre los comerciantes orientales y los mediterráneos.

-La posición de Venecia fue preeminente, especialmente desde la “Cuarta cruzada” y la expansión del imperio mongol, a partir de cuando el Mar Negro y el Mar Egeo, con su sede principal en Creta, estuvieron bajo su esfera de influencia.

-Por su parte, Génova poseía fondaco desde Crimea o el Mar Caspio hasta Túnez y Ceuta, no siendo más desdeñables sus relaciones con Cataluña y el Languedoc.

-El establecimiento del imperio mongol benefició las relaciones comerciales entre el extremo oriental y Europa. Los venecianos pudieron tranquilamente eludir el obstáculo que los árabes suponían desde el siglo VII al XIII. Como ejemplo palmario de este tipo de conexiones, que desde entonces se hicieron preeminentes y marcaron la diferencia entre Génova y Venecia, tenemos las historias de Marco Polo y sus predecesores. Sin embargo, en el último cuarto del siglo XIV, las guerras entre Venecia y Génova (1380-1390), así como las conquistas de Tamerlán que bloquearon los accesos por Rusia y por India, obligaron a reyes como Enrique “el conquistador” a explorar rutas alternativas por mar para traer los productos tan necesitados desde oriente.

-Pero no debemos exagerar sobre los productos intercambiados entre Bizancio y Venecia-Génova, que en su mayoría eran vinos y textiles, eso sí, de muy variada tipología. Éstos productos no representan los intercambios norte-sur de Europa, que si bien nos resultan muy abundantes no se dieron hasta el año 1277, pues con anterioridad habían sido los alemanes quienes habían navegado hacia el Adriático.

-Las ferias, de carácter internacional, fueron el punto de encuentro más común entre ambos polos del “continente”. Troyes, Champaña o Lagny son buenos ejemplos. Desde el norte se ofrecían productos de primera necesidad (como los paños de Flandes), mientras que desde el sur se ofrecían otros más exóticos y preciados, resultado de las relaciones con oriente.

-En todos los territorios existían gravámenes sobre la importación y exportación, mientras que también había derechos sobre los pesos y medidas.

-Con el paso del tiempo, más cercanos al siglo XIV, las ferias de la Europa occidental fueron perdiendo importancia en detrimento de la Europa oriental, En muchos aspectos la feria de Francfort sustituyó a las ferias de Francia. Los mercaderes vendían allí los paños flamencos, y los banqueros del norte de Italia iban allí a cobrar obligaciones, cartas de pago que vencían en la feria siguiente.

-El comercio del norte de Europa, a finales del siglo XIII estaba dominado por los comerciantes y navegantes alemanes, todo ello gracias a la preeminencia de la ciudad de Colonia en la liga Hanseática, una vez habían superado las competencias de Utrech. La intensificación del comercio entre Inglaterra, Dinamarca, Suecia y Rusia y la fundación de ciudades a orillas del Báltico y al este del Elba, fueron los dos agentes que hicieron más fuerte los flujos de capital entre el este y el oeste. Principalmente hablamos de intercambios de productos madereros y minerales.

-La Hansa es la unión entre ciudades “alemanas” motivadas por el instinto de conservación de su expansión territorial. Por su parte la liga Hanseática comenzó con la formación de asociaciones en el extranjero. Hansa en un comienzo para expresar el derecho que asistía a los mercaderes de formar asociaciones mercantiles, y fue utilizada por primera vez en Inglaterra. Este sistema comercial formado por los mercaderes alemanes era sumamente cerrado, poseía una extraordinaria cohesión interna y se encontraba ya plenamente constituidos a principios del siglo XIV. No obstante, su unidad y cohesión se debían más a factores económicos que a lazos de tipo político.

-Hasta el siglo XV y XVI se mantuvieron vigentes y preeminente las estructuras comerciales de la Liga Hanseática en el norte, tanto como las redes de Venecia y Génova en el sur.

 

8. EL CRECIMIENTO ECONÓMICO DE LOS SIGLOS XII Y XIII

-Muchos sociólogos afirman en la actualidad que le economía no debe estudiarse de una manera aislada, ya que tan sólo constituye un aspecto de la sociedad. Si aceptamos este principio, puede afirmarse, según Spengler, que antes del siglo XIV tuvo lugar en Europa un considerable crecimiento económico.

-Para el economista, el crecimiento económico significa un aumento del PNB o, dicho de otro modo, de la renta per capita. Los datos son desconocidos y los precios carecen de regularidad.

-Otros aspectos que nos llevan a identificar un crecimiento económico son la evolución de la distribución de la renta, la estructura de clases, la organización del gobierno y la estructura política. Aunque hay testimonios de todo esto, no poseemos suficientes datos con los que concretar. La sociedad medieval era, más que de carácter empresario, de ámbito familiar; un organismo en el que el Papa era la cabeza, los caballeros los brazos y los campesinos los pies.

-A grandes rasgos, era una época de economía agrícola autosuficiente a escala local, mientras que vivía con lentitud los adelantos técnicos y con escasa importancia los intercambios de mercado.

-Hasta cierto punto el hombre medieval se hallaba orientado hacia el más allá, y en este sentido se desentendía de la riqueza material. Estos principios eran inculcados en la sociedad por la Iglesia, que advertía de los peligros de aumentar la riqueza material y que afirmaba, en algunos casos, que buscarla por cualquier otro medio era un terrible pecado (de ahí las condenas, ya explicadas, del Concilio de Letrán hacia los banqueros que cobraban intereses).

-El sistema de valores medieval, a grandes rasgos, concedía gran importancia a la tradición, y en las sociedades tradicionales se tiende a aceptar el orden existente como otorgado por Dios, y a no intentar cambiarlo por ninguna razón, pues sería pecado. El clima social no invitaba, ni favorecía, el desarrollo económico. A raíz de ellos, se tenía una concepción de la sociedad estática, de ahí la estratificación tan rígida que reinaba. Creían que los recursos disponibles eran limitados y, por tanto, que la economía no debía ser cambiante.

-La dificultad de movilizar las fuerzas de producción (el capital, la tierra y el trabajo) condicionaron el crecimiento continuado. Si no existía excedente económico, la creación de capital resultaba imposible; pero incluso en el caso de que existiera no resultaba nada fácil emplearlo en la expansión de la economía agrícola.

-Los impedimentos para el desarrollo fueron la rígida estratificación social, la dificultad del transporte y la educación, el escaso espíritu emprendedor (condicionado por lo ya dicho) y la falta de un gobierno centralizado. Por eso la expansión de los siglos XII y XIII nos parece milagrosa, cuando lo cierto es que fue más extensiva que intensiva, lo cual no tiene menos mérito.

-Acaso el uso del hierro en la fabricación del arado o la introducción del caballo con el arado pesado, así como el uso acentuado del molino de agua para moler el trigo, pudieron contribuir al aumento de producción agrícola, aunque lo cierto es que el mayor factor fue la nueva roturación de tierras.

-La modernización de la mano de obra y las condiciones de trabajo determinaron la incipiente regulación de las horas de trabajo, que por lo general, en un cálculo promediado, deberían rondar las 54 horas semanales. Éstas aumentaron en el siglo XVI, cuando la oferta de mano de obra aumentó notablemente.

-Tres variables que determinan el crecimiento económico son el crecimiento demográfico, los cambios tecnológicos y la aparición de actividades empresariales.

-El alza de precios, que dependía en mayor grado del empuje de la demanda que del aumento de los costes, mantuvo el crecimiento económico durante casi dos siglos. La tierra disponible que aún no estaba en cultivo se comenzó a explotar. Casos palmarios son el de Inglaterra entre 1240 y 1299 y el de Francia entre 1301 y 1350. El período del auge económico fue un período de creciente miseria y duras condiciones de vida para muchas personas, probablemente para la mayoría de la población. Es muy probable que debido a los rudimentarios métodos de explotación, en un primer momento las personas llegaran a morir de inanición.

-Gran parte de los adelantos entre el siglo XI y el XIII se deben al aprovechamiento e inversión de la energía hidráulica. Este progreso técnico acompañó al desarrollo económico y debió decrecer siempre que las ofertas de capital eran menos abundantes.

-Lo que sí parece seguro es que el aumento de capital se dio de un modo desmesurado, como jamás se había visto puesto que comenzamos a ver bastantes miembros de clase improductiva, como clérigos, estudiantes y administrativos de chancillería o hacienda. Es posible que, de haber canalizado todo este dinero a la inversión en la tierra y la experimentación tecnológica, en vez de al mantenimiento de clases pasivas, el cambio producido en el siglo XIII podría haber sido fastuoso.

-La evolución de las monedas europeas en el siglo XIII refleja la intensidad creciente del comercio internacional. Se ha dicho que el grado en que una economía está monetizada constituye, sin duda, el índice más significativo de la movilización de sus recursos.

-EN CONCLUSIÓN, se hicieron notables progresos, pero la falta de capital y, sobre todo, la falta de un espectacular avance tecnológico, impidió que las sociedades medievales lograran levantar el vuelo del crecimiento sostenido; pero los cambios económicos sí acarrearon ciertos cambios en los papeles políticos y rituales de la sociedad.

 

9. EL TRANSPORTE MEDIEVAL

-Las dificultades geográficas y los problemas físicos con que tuvieron que enfrentarse quienes se dedicaban al transporte en la época medieval eran mucho mayores de lo que pensamos. No obstante, los caminos no eran tan inadecuados como supusieron algunos eruditos hace cierto tiempo. La dicotomía caballos de carga-empleo de carretas determinó la forma de transportar las materias y productos a lo largo del Medioevo. 

-A través de los pasos alpinos hubo un tráfico intenso durante toda la Edad Media, aunque es lógico suponer que en ellos se utilizaban animales de caga en lugar de carretas.

-En la Edad Media se procuró seguir manteniendo en buen estado las calzadas romanas, por motivos religiosos o comerciales.

-El transporte marítimo, por su parte, a pesar de que los botes fuesen granes y espaciosos, era muy económico y corriente. El palo de trinquete y de mesana fueron introducidos en el siglo XV. El primer galeón de tres mástiles del que tenemos noticias data de 1466.

-El transporte fluvial también fue frecuentado, especialmente por barcazas. El Main, Rhin, Weser, Ródano, Támesis, Sever, Avon o Witham, son algunos ejemplos.

-Se construyeron toda una serie de esclusas, compartimentos con compuertas a ambos extremos, que facilitaba el paso de la embarcación de un nivel de agua a otro distinto. Son muy propios de Flandes y Holanda. 

-En el siglo XIV, con la primitiva brújula, ya se podía navegar desde el noroeste de España a Inglaterra y de aquí a Islandia sin tener por qué avistar tierra.

 

10. LAS ZONAS DESARROLLADAS DE LA EUROPA MEDIEVAL: BIZANCIO Y CÓRDOBA

-El nivel de vida de sus ciudades e incluso de algunos distritos rurales, era muy distinto del que gozaba el resto de Europa antes del siglo XIII. La mayor riqueza de estos dos estados les permitía mantener unos niveles intelectuales, culturales y artísticos mucho más sofisticados que los del resto de Europa, donde tales niveles de vida habían decaído desde el año 400.

Bizancio exportaba tecnología relacionada con los proyectos de edificios y la decoración. Influyó en el arte europeo entre los siglos V y XII. La técnica de cubrir el área cuadrada con una cúpula fue descubierta por arquitectos bizantinos. Ejemplo de la extensión político-administrativa que llegó a tener este imperio se demuestra observando iglesias como las de Rávena, San Marcos de Venecia y Santa Sofía de Kiev.

-Su comercio se basaba más en la exportación que en la importación. La seda y los productos textiles primaban sobre todo. En parte se basaba en un comercio de “reexportación”, debido sobre todo a que la seda se traía de China. Tejidos de seda, telas de púrpura y los bordados en oro eran los atributos de la majestad imperial.

-La política del emperador: control férreo sobre producción, comercio y exportación. Tanto es así que durante mucho tiempo se restringió la exportación al exterior y se dejó la producción en manos de los gremios. Aunque luego se permitió la venta directa por parte del mercader. Pero de todos modos, la restricción de la exportación de ciertos productos necesitados sirvió a Bizancio como método de coacción contra otros “estados”.

-Entre las importaciones, el producto más importante adquirido por Bizancio fue los esclavos, hasta bien entrado el siglo XII. Por lo normal eran eslavos o germanos, la mayoría cautivos y eunucos. Eran usados, especialmente, como braceros o arreos, en época en la que el ganado era caro (por eso De Juan dice que en los documentos “ganado” y “esclavos” aparecen como iguales posesiones).

-Otros productos importados eran las pieles, el pescado seco, el cuero, el ámbar y la miel.

-El control del gobierno en la economía también se notaba en la estricta prohibición de comprar productos con moneda de oro en el exterior, sino sólo a cambio de otros similares con los que realizar “trueque”. La fuerza de su economía, al fin y al cabo, se debía por la buena salud que gozaba la moneda imperial. El solidus, de oro, bizantino tenía tal estabilidad desde época de Constantino que fue usada para todo tipo de transacciones internacionales.

-El ejército estaba bien constituido y bien armado (fuego griego)

-Los impuestos mantuvieron, en muchos casos, el nivel de vida. La annona, o impuesto sobre la tierra, era la base esencial de la renta del gobierno.

-Prohibieron las luchas de gladiadores en el siglo V, a cambio de carreras de caballos en el hipódromo.

-La pérdida de Egipto entre el 638 y 641 supuso el fin a la distribución al por mayor de pan gratuito

-La prosperidad de la capital de Bizancio se hizo eco hasta en Islandia, como demuestran las fuentes.

Córdoba poseía, al igual que el Imperio bizantino, una economía boyante, bien dirigida por soberanos que eran, por regla general, poderosos. En la España musulmana, la ciudad y su centro económico, la plaza del mercado (o suks, de ahí “zoco”), tenían un desarrollo superior al del resto de Europa.

-Poseía Córdoba una moneda sana, derivada y basada en el solidus bizantino: el dinar.

-Libros, joyas, especias, materiales textiles finos y pieles eran importados por mercaderes, en su mayoría judíos, quienes vivieron buenamente bajo el yugo islámico, pues éste era mucho menos riguroso que el de los cristianos visigodos.

-El califato no sólo influyó por la introducción de nueva flora y fauna, sino por la transmisión del pensamiento científico y filosófico de la Grecia antigua: Aristóteles, sobre todo. También por las invenciones del compás, el molino de viento y la irrigación. Los musulmanes del oeste de Asia conocieron en China la manufactura del papel, y la introdujeron en España.

-Para el cultivo de la tierra usaban igualmente siervos y esclavos.

-Sólo la buena economía permitió sustentar las grandes riquezas de este reino: explotación de las minas de plata, hierro, oro, mercurio, estaño, plomo, galena y sal.

-Tan rica era Córdoba que en el S.X gozaba de 200.000 habitantes, 600 mezquitas, 900 baños públicos, las calles estaban pavimentas y las casas poseían patio con agua corriente.

-Córdoba no promovió el comercio exterior tanto como la atracción de comerciantes exteriores a sus costas.

 

11. LA INDUSTRIA MEDIEVAL DE LA CONSTRUCCIÓN

La industria surgió para satisfacer las necesidades de vestido y alojamiento de las comunidades medievales, y para hacer frente a las demandas de las guerras continuas y de la devoción espiritual. La fabricación fue tal que se llegó a exportar para importar productos primarios.

-Las obras medievales y la construcción de iglesias fueron dos grandes incentivos de la arquitectura medieval. El uso de la piedra en las casas comienza a hacerse en el tránsito del siglo XII al XIII en Inglaterra y Holanda. No podemos pensar, de todos modos, que el arte de construir en piedra desapareció con Roma, entre 400 y 800 encontramos algunas construcciones.

-Piedra y ladrillo fueron combinados a fines de la Edad Media para construir “casas solariegas”.

-El maestro albañil era el que hoy llamaríamos “arquitecto”. Los primeros albañiles libres formaban un grupo muy cerrado, que elegía a los maestros de todos los lugares done se realizaban obras de construcción.

-El estilo románico estuvo de moda en Europa desde el siglo IX, hasta mediados del XII en Francia, e incluso hasta el siglo XIII en algunas partes de Europa, sobre todo en Alemania y en el sur de Italia.

-El descubrimiento de la bóveda sobre pilares con arcos apuntados, permitió la construcción de la techumbre sin madera, y redujo el grave peligro de incendio: esta fue la revolución hacia el estilo gótico; que comenzó en Vézelay (Borgoña) y Toulousse, para extenderse luego a lo largo del siglo XIII por toda Europa.

-La posición y forma de las torres, la presencia o ausencia de agujas, el tipo de entalladuras y otros detalles diferencian a las iglesias de una región a otra.

-El abastecimiento era con la piedra de la localidad, transportada, preferentemente por el río. La mano de obra siempre era de la zona, excepto, si acaso, el “maestro albañil”.

-La industria de la construcción se diferenciaba del resto por su sistema y estructura: fue capitalista desde el principio, y dependía de una gran masa de artesanos asalariados. Los albañiles no eran propietarios y normalmente podían negociar sus ganancias, pues de lo contrario tenían la posibilidad de marcharse a otro lugar.

 

12. LA INDUSTRIA MEDIEVAL DEL TEXTIL.

-El textil medieval se limitaba a los tejidos de lana y de lino, aunque también se hacían tejidos de algodón y de seda, usados por una minoría por su coste. La diferencia con las prendas de algodón en época clásica es el uso del “batán” (sistema hidráulico de abatanado), con el que se dejaba de usar los pies o los martillos.

-(Mirar página 152-153, desarrollo completo) En el trabajo de la lana solían seguirse estos pasos: esquileo, selección, cardado o peinado, hilado, tinte, urdida, ovillado, tejido, bataneo (fase en la que se eliminaba el resto de grasa o aceito innecesario en el paño), perchado y tundido.

-La industria de los tejidos, en los siglos finales de la Edad Media, estaba organizada sobre una base capitalista: los artesanos de las distintas ramas de la industria dependían de un empresario, quien, posiblemente, tenía más autoridad que los comerciantes asociados. La intervención estatal apareció muy pronto.

-Los inspectores prevenían ante el fraude y la trampa a artesanos, carpinteros, maestros en general.

-En la ciudad, las autoridades fijaban las tarifas de pago de los empresarios a los maestros artesanos, así como la paga de éstos a sus oficiales.

Flandes era la zona más reconocida por la calidad de sus paños. Los trabajadores de los distintos sectores se pusieron de acuerdo para “abaratar gastos” con el uso del molino en los cauces fluviales. La manufactura de los paños se hacía con múltiples materiales traídos desde Asia Meridional o España, por ejemplo. La potasa y el alumbre fueron de los más destacados, mordiente usado para fijar los tintes (este último reflejado en Un mundo sin fin para el caso inglés). Diecisiete ciudades se unieron bajo la denominación de Hansa para poder luchar así contra el derecho de los señores feudales.

Italia comenzó a despuntar a finales del siglo XIII, aunque a principio contaba con centros como Génova, con gran resonancia. El Arte della lana, en Florencia, fue una asociación con gran número de miembros empleados en el mismo oficio. El trabajo era personal y tenían prohibido agruparse. Florencia, aprovechando la coyuntura en Flandes, se apoderó de gran porcentaje de la lana inglesa y llegó a fabricar hasta 80.000 paños al año, empleando en ello a más de 30.000 personas. A principio del siglo XIV los italianos eran los mayores compradores de lana inglesa.

La diferencia entre ambos comercios era la intervención del bancario italiano en la exportación del producto: los gremios se desentendieron de este proceso. En ambos lugares, con el transcurso del siglo XIV, los distintos trabajadores de tan necesaria cadena se fueron haciendo más independientes, quienes se sublevaron en ocasiones en contra de las condiciones de trabajo.

Inglaterra es el otro foco importante, que no comenzó a tener importancia hasta 1350, curiosamente cuando la Peste Negra asolaba Europa. Los ingleses tenían buena materia prima y, posteriormente, las mismas herramientas que Flandes e Italia, lo que la llevó al estrellato del comercio. No obstante, ya en época de Offa-Carlomagno Inglaterra ya exportó mínimas cantidades de paño. Colonos, señores y monasterios, todos tenían un rebaño de ovejas cuya lana estaba ya vendida, por contrato, de antemano. Después se vendía o en ferias o por intermediarios, cuyo papel fue tal que desde 1362 1/3 parte del comercio de lana italiano era inglés.

Eduardo I vio en este negocio algo rentable, por lo que obligó impuestos sobre la exportación y el comercio interno, además impulsó el primigenio staple, lugar al que toda la lana del país iba a parar. Así el rey cobraba subsidios con tarifas variables y también controlaba la competencia y los aranceles. Otros factores en su favor fue la introducción del torno de hilar y del abatanado mecánico e hidráulico. 

Con este método la exportación de lana decayó (desde 35.000 en el siglo XIV a 8.000 en el XV) y aumentó la de paños (desde 4.000, en el XIV a 84.000 en el XV). De exportador de materia prima a exportador de manufacturas. Esto fue posible debido a que los pañeros ingleses estaban sujetos a menos controles que sus colegas flamencos y florentinos. Por diferentes estrategias políticas, pronto lograron que ningún súbdito inglés ajeno a su asociación pudiera exportar tejidos.

 

13. LA MINERÍA Y LAS INDUSTRIAS METALÚRGICAS EN LA EDAD MEDIA.

 

-Los germanos resucitaron la minería europea, y la dominaron, desde el siglo X hasta el XVI, prácticamente

 

Cobre y Carbón dejaron de extraerse de las minas renanas, mientras el estaño y el plomo tuvieron solución de continuidad en Devon y Cornualles, en tanto el oro y la plata en Sajonia y Bohemia.

 

-El hierro tuvo un gran impulso, comprensible si tenemos en cuenta que más del 80% de la población vivía del campo y necesitaba herramientas para trabajar.

 

-El carbón aparece en los documentos por primera vez desde 1190. Después sería muy explotado en Escocia y Wales a mediante pozos. Los señores, en SIRG (Sacro Imperio…) no siempre pudieron hacer valer sus derechos para todos los metales extraídos, y muchos señores territoriales llevaban a cabo las explotaciones mineras sin permiso del soberano. Los mineros pagaron por usar los privilegios del molino, los hornos y los hogares. Pero en Inglaterra la monarquía logró los derechos sobre producción  metalúrgica. Las menas solían ser explotadas por los habitantes de un pueblo, que estaban diferenciados de los campesinos por su categoría más alta. Eran, claramente, hombres libres.

Hacia el siglo XIV hubo una crisis cuando se agotaron los yacimientos carboníferos en superficie y se tuvo que excavar pozos de hasta 30 metros de profundidad, con el consiguiente riesgo de las filtraciones e inundaciones.

-La plata motivó una importante inversión de capital y un avance tecnológico de crisoles, fosos, chimeneas y fuelles, muy importante. El Stückofen fue el horno más empleado y más eficaz de los empleados. Pero fue con el alto horno cuando se hizo posible la obtención de hierro colado, más apto para herramientas y armaduras incluso que el hierro de reducción directa obtenido en la forja.

-El cobre tomó la delantera en Erzgebirge, Alemania.

-El mercurio tuvo presencia en Idria (Carniola) y Almadén (España).

-El alumbre en yacimientos hallados en Tolfa, Estados Pontificios.

 

14. EL APOGEO DE LA SOCIEDAD AGRARIA MEDIEVAL: LAS RELACIONES SEÑORIALES

 

A partir del siglo XI no toda la tierra europea se encontraba bajo el “sistema señorial” que constituía la base económica sobre la que se apoyaba “el sistema feudal”. Un señorío sólo era también tenencia feudal si implicaba un servicio de armas. Carlos Martel fue el primero en conceder tierras a sus vasallos por el apoyo concedido en pleno siglo VIII.

 

El gran señorío, con su división en tres partes –las tenencias campesinas, el dominio señorial y las tierras comunales- estaba ampliamente extendido en Europa, aunque no ocupara todo el continente

 

-La autoridad que el señor ejercía sobre sus dependientes puede ser descompuesta en dos elementos: uno económico y otro jurisdiccional. Ambos tenían repercusiones financieras.

 

Los tres días de trabajo en la tierra del señor fueron descendiendo paulatinamente. El crecimiento demográfico dio paso a mayor cantidad de mano de obra. Se hizo más rentable luego la sustitución de servicios por una renta anual, y la contratación con ese dinero de trabajadores libres, que resultaban más eficaces y dignos de confianza.

 

La exigencia de las prestaciones personales sobre los campesinos dependientes variaban en función de: la condición personal, la extensión de las posesiones, el tipo de actividad productiva predominante, la región en que vivían, la política económica del señor y la potencia de la administración central, así como el mayor o menor porcentaje de ganado (pues a mayor, menor fuerza motriz del humano).

 

-Sabemos que la conversión de las prestaciones de trabajo a las de dinero supuso beneficios para el señor, en la medida en que le permitían contratar trabajo asalariado por una cantidad inferior a la pagada por aquellos campesinos que querían librarse de los servicios (además de que así mantenía el orden público con mayor facilidad).

 

Los campesinos intentaban demostrar, normalmente sin éxito debido a la invalidez o inexistencia de documentos legales, que ocupaban sus tenencias a cambio de una renta en dinero y de unos ligeros servicios. A principios del siglo XIII los señores se encontraban en buena situación para imponer prestaciones de trabajo sobre las tenencias, ya que el hambre era mucha y el precio del trigo era alto (por la baja producción señorial, había que producir mucho para que el precio descendiese.

 

-En los siglos X y XI, el ban fue extendido a todos los hombres, dependientes o no; lo que suponía que todos debían acudir al tribunal señorial para solucionar problemas jurisdiccionales. En Inglaterra algunos también obtuvieron los derechos de representación real, es decir, el control del “tribunal público”. Tallas y Corveas son el resultado de la generalizada aplicación del nuevo señorío “banal”.

 

Los campesinos hubieron de pagar el diezmo, que si bien comenzó siendo una contribución voluntaria para el mantenimiento de la iglesia parroquial se convirtió luego en una pesada carga, consistente en la entrega de la décima parte del grano, de uno de cada diez terneros, corderos, gallinas y huevos, así como de la madera cortada.

 

La roturación y puesta en cultivo de las tierras fue un fenómeno generalizado y escalonado que poco a poco fue adoptándose entre 1150 y 1325 en tierras yermas, baldíos o bosques (en la toponimia sobrevive como New-, -nouve, -rode, -sart). Este consistía en la cesión por un señor de cultivos incultos a un campesino que pagaría un tributo, de tal modo que pasaría a ser arrendatario.

 

-Hay gran variedad de formas de señoríos medievales los Grundherrschaften (en los cuales las tierras estaban divididas entre los campesinos) y los Gutsherrschaften (donde todas las tierras estaban en posesión del señor. Las reglas de herencia solían ceñirse al primogénito en caso de servidumbre, y a una partición entre los herederos, en caso de campesinado libre.

-En tanto, mientras unos querían ganarse la libertad, otros campesinos daban más importancia a la posesión de tierras, por lo que trataron de acumular gran cantidad de estas bajo su posesión.

 

-La relación del latifundio en Italia tiene una relación mucho más estrecha que en ninguna parte de Europa con la de las ciudades en expansión. No obstante, los campesinos libres eran menos que al norte de los Alpes, pues solían estar sometidos a unos derechos señoriales o monásticos que dictaminaban la época de todas las recogidas. El crecimiento de las ciudades desde el siglo XII llevó a la crisis al sistema latifundista por la huída de campesinos.

 

La construcción de castella, pequeñas ciudades fortificadas, hizo surgir un nuevo tipo de dependiente, los castellani, que eran medio campesinos y medio-caballeros. A la larga se convirtieron en burgueses, sometidos a una renta en dinero. Señorío y servidumbre desaparecieron en el centro y norte de Italia antes que en ninguna otra zona. Los dominios se explotaban en régimen privado, con fines comerciales.

 

15. APOGEO DE LA SOCIEDAD AGRARIA MEDIEVAL: TRABAJO DE LA TIERRA, TECNICAS Y CULTIVOS.

 

-El estudio de estos aspectos de la sociedad agraria medieval constituye una tarea más ardua que el análisis del señorío, pues la documentación hace más fácil el estudio de las instituciones que la elaboración de unas conclusiones sobre los cultivos y las técnicas de labranza.

 

Métodos que han ayudado al estudio de tan complicada materia son: la fotografía aérea, que aportando datos más claros sobre las formas de campos y despoblados así como, la fotografía de rayos X, el análisis polínico y los documentos de gobierno central, magnate territorial y señorío (documentos de cuentas, informes relativos y de costumbres señoriales).

-En general, los rendimientos eran insignificantes por diversas razones: simientes pobres, trabajo inadecuado del suelo y, sobre todo, falta de fertilizantes (“estiércol verde”, quema de vegetación y algunos otros). Para que el agotamiento de la tierra fuese menor, se usaba el barbecho regular o la explotación intensiva seguida de un largo período de recuperación, el “run-rig”. El más rentable era en el que el campo se dividía en dos hojas: cultivada y baldía.

-En el siglo XII encontramos algunas tierras que las que se había adoptado el sistema de rotación a tres hojas, mucho más extendido a partir del siglo XIII; aunque esto variaba dependiendo del señorío, el cultivo, la calidad de las tierras, el clima, los recursos y la rentabilidad.

-El verdadero motivo de la gran expansión en la producción agrícola, debido a la variabilidad del índice fértil de las tierras, se fundamenta en la roturación de las tierras y no en la disminución de los barbechos, así como por el aumento de bocas que alimentar que obligó a cultivar más racionalmente.

Arneses y mejoras en el arado, combinado con la tracción del caballo y del nuevo arnés frontal (y no en los cuernos), para bueyes las tareas agrícolas fueron más efectivas. Además, se comenzó a cuidar más del alisado de la tierra, el riego y el drenaje de los suelos. Un tratado del siglo XIII recomendaba mezclar el estiércol con las margas y demostraba lo beneficioso de su aplicación a suelos arenosos.

-La llanura del norte de Italia era el ejemplo más destacado del sistema de irrigación para regadío.

-El molino impulsado por fuerza hidráulica aumentó en los siglos XII y XIII. Con éstos se movieron prensas, martillos, batanes, mayales. A partir del siglo XII se obtuvo energía, asimismo, del viento. Pero al estar bajo dominio del señor, este prohibía el molino de mano para que pagaran impuestos del ban.

Pan blanco, que impulsó el cultivo del trigo, y el pan negro, que hizo lo propio con la avena, eran parte conformante de la dieta medieval. Francia y las praderas de Europa oriental fueron los graneros de la Europa Medieval.

Desde 1200 se extiende, paralelamente a la aplicación del sistema trienal, el cultivo de las leguminosas: guisantes, alubias y algarrobas. Manzanas en Lombardía, uvas para vino en Francia, España e Italia, peras, melocotones y cerezas en casi toda Europa y frutos secos del sur de Italia, son otros productos a destacar.

-A pesar de todos los avances, el crecimiento de la producción fue relativo. En ocasiones nos encontramos documentos que nos hablan de una recogida similar a la siembra. En Inglaterra el mayor rendimiento lo procuraban la cebada y el centeno. Los de la cebada oscilaban 2.8 a 1 y la avena 2.4 a 1. El bajo rendimiento se pudo deber al abandono de las tierras marginales puestas en cultivo en el siglo XIII. De todos modos, los mejores rendimientos de la agricultura medieval no fueron superados hasta el siglo XIX (en el siglo XX fuero de hasta 20 a 1).

-Las grandes epidemias del siglo XIV y la apertura del espectro alimenticio a productos más proteínicos nos ofrecen un cómputo global de mejor calidad de vida en comparación a la alta o media Edad Media.

            16. DECADENCIA Y CAMBIO: RENACIMIENTO Y NUEVOS HORIZONTES

-Los ataques de peste dejaron fuertes imprimieron fuertes secuelas a la demografía y tuvieron un efecto profundo, de gran alcance y duración. Dos tipos de peste encontramos: bubónica y neumónica. Los datos son insatisfactorios e insuficientes.

-Inglaterra experimentó un crecimiento constante, al menos hasta 1320, seguido de una dramática caída entre 1348 y los comienzos del siglo XV. Debido a la plaga 1/3 de la población inglesa falleció. Contrasta la generalizada pérdida de población en Francia después de la peste negra, mientras que el Tirol la aumentó en un 50% (más condicionado por los oficios mineros que por la ausencia de enfermedades).

-Pero los investigadores no acusan a la plaga de todos los males de la demografía, pues desde la explosión del siglo XI la merma en población fue casi imperceptible pero gradual. Parece que la escasez de mano de obra, la falta de producción y la escasez de distribución provocó un preludio de mortandad bastante abultado antes de la Peste Negra. El empeoramiento del clima también debió ser un motivo de fatales cosechas (muerte de vides, poco trigo, centeno pobre)

La guerra afectó a los impuestos, lo cual condujo a una disminución del total del dinero disponible para inversiones en la tierra o para mejoras en las técnicas de cultivo. Las rentas procedentes del dominio real, explotación de los bosques, administración de justicia, mercados y patronato eclesiástico fueron insuficientes. A través del parlamento o la autoridad real, los empréstitos fueron comunes. Por ello, los capitales se alejaron de las funciones productivas a las fiscales: la crisis o la bancarrota fueron efectos lógicos.

-No podemos decir que la conmutación de trabajo en el campo por pagos fuera consecuencia de la Peste; pero sí que los grandes señores se vieron afectados por el abandono de las tierras, y por la reducción de sus rentas. Exceso de tierras y escasez de brazos conllevaron muchos por mayores.

-Se optó entonces por transformar las tierras de labor en tierra de pastos, en algunos casos, pues el mantenimiento los precios lácteos y cárnicos era más estable que los cereales, por ejemplo. Con ello, unas familias se alzaron por cima de las otras. En fin, los campesinos compraron tierras libres o las arrendaron de una reserva.

-Los granjeros emprendedores, conocidos como “kulaks” se fueron transformando en la “gentry” a finales del siglo XV, XVI y XVII. La promoción social fue una de las características del período.

-Disminuyó la diferencia entre los salarios de la mano de obra especializada y no especializada, señal inequívoca de la falta de mano de obra. Que los salarios no descendieron y sí los precios del cereal, de ahí la mejora del nivel de vida.

-La segunda mitad del siglo XIV presenció numerosos levantamientos campesinos, a destacar el caso de Inglaterra en 1381. La peste trajo una servidumbre más arraigada en oriente y una tendencia a la liberación en occidente. La conformación de un poder central fuerte hizo innecesaria la protección del señor, por tanto el pago de impuestos como cumplimiento de banalidades. Como consecuencia, en muchas zonas se impuso el arriendo, aunque el señor pasó a ser un rentista… sus derechos señoriales primaron grandemente sobre los feudales.

El mantenimiento de la producción anterior a 1320 en decenios posteriores habría reducido a tal nivel los precios que los beneficios serían ridículos. El sector alimenticio habría disfrutado de grandes excedentes, pero no pudo ser así. La escasez de numerario en desde 1320 a 1520 trajo consigo el descenso de los precios. Las medidas de superproducción tomadas por los propietario no provocaron sino mayor desequilibrio entre la oferta y la demanda.

-La posición inglesa en el comercio internacional mejoró en la Baja Edad Media, al igual que la de las regiones de Holanda y Brabante; en cambio, Flandes y las ciudades italianas se vieron perjudicadas.

-Aunque aparecieron numerosas medidas restrictivas en industria y comercio (las “guilda”), la impresión que podemos extraer de estos datos es la de una economía en transformación, y no en recesión, aunque es posible, e incluso probable, que existiera una decadencia (sin embargo, la política inglesa  “producto manufacturado que se vende + beneficios que venta de materia prima” supuso el aumento de renta per capita de la población inglesa; si bien desconocemos el aumento o descenso per capita del consumo).

EPÍLOGO. Las rutas del Mediterráneo dejaron paso a las rutas por el Atlántico, gracias a Colón, y por el Índico, comenzadas por Enrique el navegante y Vasco Da Gama. La imprenta, la difusión de la pólvora, los nacionalismos y el enriquecimiento de las naciones dio lugar a la disgregación de Europa, una Europa débilmente unida por la Iglesia católica tras la caída del Imperio Romano. Dicen que la Edad Medieval fue la época del latín y del caballo; a partir del siglo XV ya no fue la “Europa del latín”, aunque siguió siendo hasta el siglo XIX “la Europa del caballo”.

¿Qué sucede hoy en… China? VI

octubre 27, 2008 2 comentarios

-En momento de auténtica crisis, China anuncia que invertirá hasta 232.000 millones de euros de aquí a 2020 para desarrollar el ferrocarril (con el fin de conseguir 192.000 kilómetros de viario, al menos sobre el papel) http://www.finanzas.com/noticias/empresas/2008-10-27/56168_china-invertira-232400-millones-euros.html

-La ONE (Oficina Nacional de Estadísticas) ha ofrecido numerosos datos sobre la economía China en 2007:

*el 7,7% de las transacciones comerciales del planeta correspondieron a China (en 1978 era del 0,8%), con lo que suma hasta 2,17 billones de dólares de ingresos. Esto ubica a China como la tercera potencia mundial, tras EE.UU. y Alemania.

*para China, estas transacciones supusieron un total del 66,8% del PIB (con lo cual, su economía depende absolutamente del comercio exterior).

*el PIB de China equivalió al 6% del PIB mundial (en 1978 tan sólo fue el 1,8)

*el 50,3% de exportaciones mundiales fueron de China (en tanto sólo fue un 5,1% en 1980)

*la economía china se ubicó tras EE.UU, Japón y Alemania, al totalizar 3,28 billones de dólares al cierro de 2007

*el crecimiento anual de China es el primero del mundo con un 9,8%, por encima de Japón en sus períodos de auge económico con un 9,2%.

http://www.prensalatina.com.mx/Article.asp?ID=%7BC6FA495C-F6C1-4D39-91A9-A9A9121AA22C%7D&language=ES

*China ha sido capaz en 2008 de crear más de 9 millones de empleos en tan sólo los 9 primeros meses del año. Actualmente, China tiene 215 millones de trabajadores rurales, de los cuales 135 tienen seguro frente a accidentes laborales. Se estima que en los próximos meses puedan haber hasta 2 millones de despidos.

http://www.finanzas.com/noticias/economia/2008-10-27/56170_china-creo-millones-empleo-nueve.html

-China y Rusia tienden lazos de cooperación para tempranos acuerdos bilaterales en materia económica. Uno de los principales puntos en común es el abastecimiento de petróleo que Rusia va a proporcionar al “gigante asiático”, el cual pagaría 25.000 millones de dólares por acceso a 300 millones de toneladas de petróleo durante 20 años (lo cual representa un 4% de la demanda actual). Ambos países son conscientes que el mayor centro de crecimiento mundial se encuentra en el extremo asiático, y quieren alimentar un crecimiento sostenido.

1. http://spanish.peopledaily.com.cn/31621/6522187.html

2. http://lta.reuters.com/article/businessNews/idLTASIE49Q1EJ20081027

-Tibet, con el Dalai Lama a la cabeza, continúan tratando de negociar la independencia de China. Los emisarios enviados por el Dalai a Pekín han regresado sin resultados concretos. A partir del día 17 de Noviembre, durante seis días, trescientos miembros de la comunidad tibetana discutirán en el norte de la india la futura nueva autonomía de la región.

http://www.milenio.com/node/102804

-China última los preparativos para lanzar la misión Shenzhou VII que despegará el próximo jueves. Con ello realizarán su tercer vuelo tripulado. Durante 68 horas avanzarán el programa espacial chino: la construcción de una base-laboratorio (exclusivamente de factura china) que en un futuro servirá de base para llevar un hombre a la luna. Este será su primer paseo espacial.

http://www.eltiempo.com/vidadehoy/ciencia/china-prepara-su-primera-caminata-espacial-que-sera-realizada-por-el-astronauta-zhai-zhigang_4546337-1

Categorías:Actualidad, Asia, Historia Contemporánea Etiquetas: , ,