Archivo

Posts Tagged ‘Revolución Francesa’

“El tercer sol de México. El camino hacia la independencia de la nación” (1/2): antecedentes de largo recorrido.

enero 29, 2012 13 comentarios

Os ofrecemos aquí el trabajo íntegro que presentamos conjuntamente la compañera Mari Carmen Becerra y un servidor para la asignatura “Sociedad política y ejercicio del poder” del Máster de Investigación en Letras y Humanidades. Intentamos ofrecer, en primer lugar, una perspectiva sintética de largo recorrido sobre los antecedentes de la revolución mexicana. Ya en la segunda parte, nos centramos en la invasión napoleónica de España y el estallido de los movimientos secesionistas. Concluimos el trabajo con una breve reflexión sobre la identidad del ser mexicano según los estudiosos del nacionalismo, como Hobsbawm, Benedict Anderson o el mismo Carlos Fuentes.

Gracchus Babeuf


Hola todos. ¿Os acordaìs de la pregunta que me puso Sisinio sobre un “Babeuf”, y que no supe contestar (ya lo he dicho, sé muy poquito de historia moderna…). Bueno, busqué algunas cosas sobre este “desconocido” !

François Noël Babeuf, conocido bajo el nombre de Gracchus Babeuf (1760-1797), es un revolucionario francés.  Fue muy temprano inspirado por los textos de Rousseau y desarrolla teoría en favor de la igualdad y de la colectivización de las tierras. Participa en la redacción del “cuaderno de dolencias” (“cahier de doléances” en francés, no sé si se dice igual en español) de su pueblo, y después sube a París y ejerce allì como periodista durante la revolución. Se opone a los impuestos indirectos, al sufragio censitario, es amigo de Jean Paul Marat (otro gran revoluciorio), corta con el catolicismo, y crea su propio periódico : “Le correspondant Picard”, que será censurado muy rápido por las ideas revolucionarias extremas y su oposición a Robespierre y a los “montagnards”. Leer más…

Imperio Napoleónico

diciembre 26, 2008 4 comentarios

<!–[if gte mso 9]> Normal 0 21 false false false ES X-NONE X-NONE <![endif]–><!–[if gte mso 9]> <![endif]–>

El Imperio Napoleónico, 1799 – 1821

 

En el año 1799 llega a su fin la República Francesa, institucionalmente hablando, sin embargo, hasta diciembre de 1802 el régimen seguirá llamándose República. A partir de 1804 y hasta 1814 se desarrolla propiamente el Imperio.

 

Entre 1799 y 1804 se desarrolla la llamada República Consular cuyo momento cumbre es el 24 de abril de 1802 con la firma de la Paz de Amiens, único momento en que la nueva Francia de Napoleón se encuentra en paz con Gran Bretaña. Decimos que esta paz constituye un momento clave puesto que es un punto de inflexión entre dos etapas:

<!–[if !supportLists]–>· <!–[endif]–>1799 – 1802: República Triunviral: Tres cónsules detentan el poder ejecutivo, respetando las cámaras del legislativo y la estructura del judicial. No obstante, Napoleón es el cónsul más importante de los tres.

<!–[if !supportLists]–>· <!–[endif]–>1802 – 1804: La Paz de Amiens logra dejar sola a Gran Bretaña y Napoleón propone en plebiscito (por sufragio universal masculino) al pueblo de Francia la posibilidad de ser Cónsul Vitalicio (único), es decir, jefe del ejecutivo y del ejercito pero respetando las cámaras. Francia apoya la propuesta a pesar de los enemigos que éste ostentaba entre los monárquicos (Duque de Enghien) y los Jacobinos.

 

Entre 1804 y 1814 se desarrolla el primer Imperio Napoleónico. Desde Londres, Gran Bretaña tiene intención de asesinar a Napoleón ya que utiliza la guerra sucia, sin embargo, están en una situación de paz. Ambos desean la guerra puesto que Gran Bretaña no desea el avance económico de Francia y Napoleón necesita la guerra para ostentar el poder que él desea. Otro problema lo constituyen la situación en Malta (Gran Bretaña debe irse de allí pero no quiere) e Italia (Francia debe abandonarla pero no lo hace).

De esta manera, los ingleses contactan con los militares más descontentos dentro del ejército: General Pichegru. Se le pondrá una bomba pero él saldrá ileso. Napoleón se da cuenta en este momento que, acabando con su vida y sin herencia de poder, se puede acabar con todo lo hecho hasta ahora: empieza a madurar la idea de que Estado y jefe de Estado deben unirse (pero sin mezclarse) así como la necesidad de un heredero a través de una fórmula dinástica pero se odia la institución monárquica y nos Francia es ya un Estado burgués: lo único factible es proclamar un Imperio “aconfesional” siguiendo la fórmula romana. La Iglesia quedará apartada del poder a pesar del apoyo que el Papa le presta a Napoleón. El día de la “autocoronación” el derecho divino cae y el poder civil y la revolución se colocan por encima de la Historia: el Estado de la revolución es independiente de la Iglesia.

 

Pero volviendo un poco atrás en el tiempo, entre el atentado y el momento de la coronación, Napoleón realizará una purga que le servirá para realizar una limpieza política y colocar las bases de su nuevo imperio: detendrá a la oposición monárquica del ejército, los torturará y fusilará; y purgará a los jacobinos en todas las provincias (los encerrará).

Las élites francesas no apoyarían estos actos. El Duque de Enghien (vive en Baviera) será arrestado, secuestrado, encarcelado, enjuiciado y fusilado; lo que alimentará la guerra entre Francia y Europa (recordemos que este duque era familiar del rey Luis XVI).

En mayo de 1803 nos encontramos con la vuelta al enfrentamiento entre Francia y Gran Bretaña.

 

En 1807 se firma el Tratado de Trlsit entre Alejandro de Prusia y Napoleón que cierra el frente oriental, lo que lleva a éste a abrir el frente occidental. En 1808 se plantea la campaña de la Península Ibérica.

 

El proyecto imperial de Napoleón (Rusia-Portugal) sería una idea fraguada por éste en el año de 1805 con el motivo de la Batalla de Trafalgar que dará un giro a la talasocracia en la Historia puesto que desde 1801, España es aliada de Francia por el Tratado de San Ildefonso; Gran Bretaña inicia la guerra contra Napoleón en mayo de 1803; Napoleón presionará a España para que le reporte más recursos.

En enero de 1804, la flota británica intenta “fastidiar” a franceses y españoles presionando a España para que también entre en guerra: en 1804, España declara la guerra a Gran Bretaña como aliada de Francia.

De este modo, entre la coronación y la batalla de Trafalgar, Napoleón inicia los preparativos para invadir Inglaterra: crea el Grande Armée (Gran Ejército) con 500.000 hombres permanentemente en movimiento divididos en 7 cuerpos, cada uno de ellos con autonomía de mando: un mariscal y cuatro generales por cuerpo.

Napoleón desea desembarcar en Londres por el sur y aplastar la resistencia inglesa. Los ingleses necesitan una batalla de aniquilamiento de las flotas francesa y española: Trafalgar detuvo la invasión de Napoleón puesto que éste no era marino y cometió grandes errores de estrategia. La Royal Navy se consolida como líder en el mar así como se fortalece el imperio burgués capitalista inglés.

En abril de 1805 hay planes de Gran Bretaña, Austria y Rusia de invadir Francia por el este. Por su parte, como no puede tomar Londres, Napoleón decide tomar Viena y el 2 de diciembre de 1805 consigue el éxito militar y político más importante de su carrera en la Batalla de Austerlitz. Con esta victoria, Napoleón acaba con la Tercera Coalición (1803-1805). La Cuarta Coalición (1806-1807): Batalla de Jena, caída de Prusia y Tratado de Trlsit con Rusia. La Quinta Coalición es de 1809 y dará a su fin con la Batalla de Wagram.

Este año de 1809 y, salvo por un pequeño pueblo (España) que continúa resistiendo, constituye el momento cenital del Imperio Napoleónico puesto que no hay ni enemigos ni coaliciones: Europa está bajo su control.

 

En 1812 se desarrolla la campaña de Rusia: el zar no respeta los tratados ya que pasa hambre y contrabandea con Gran Bretaña. En junio, un millón de soldados franceses se dirigen hacia Moscú, solo regresan vivos 10.000. Gran error y gran derrota.

En 1813, defiende Centroeuropa, Alemania, donde también pierde. Se produce la Batalla de Leipzig.

1814 se identifica con la Campaña de Francia donde entre enero y abril, los aliados entran por el norte y el sur y toman París.

 

Napoleón es exiliado y confinado en Elba donde montará otro comando y se escapará: 100 días: vuelve a desencadenar un nuevo intento de toma del poder en Europa. Es derrotado en la Batalla de Waterloo el 16 de junio de 1815.

Finalmente será exiliado a la isla de Santa Elena donde morirá en 1821 y sus cenizas no volverán a Francia hasta 1840 donde se le dará sepultura en el Panteón de los Inválidos (París).

Para segundo examen de Contemporánea Universal. “De 1789 a 1848″.

diciembre 8, 2008 Deja un comentario

 

     La revolución que afectó a todo Occidente desde 1770 hasta 1850, sobre todo a los países costeros del Atlántico, son manifestaciones de una sola y única revolución burguesa-liberal, no francesa sino atlántico-occidental, que va variando en función de las condiciones particulares existentes en cada lugar.

 

1. LA REVOLUCIÓN FRANCESA

 

      La periodización del proceso revolucionario se plantea de la siguiente manera:

            a -1787-1788. Planteamiento inicial y rebelión de la aristocracia

            b -1789. Estados Generales y rebelión de la burguesía

            c -1789-1791. Asamblea Nacional Constituyente, revolución jurídica y rebelión popular

            d -1791-1792. Monarquía constitucional y Asamblea Legislativa

            e -1792-1795. Convención y República

            f -1795-1799. Directorio, que deja paso al Consulado (desde fines de 1799)

 

a. 1787-1788

     Resisten las estructuras del antiguo régimen en las que había una división estamental cuyo colectivo privilegiado, la aristocracia fundamentaba su riqueza en el privilegio y la propiedad territorial. El liberalismo económico y el capitalismo que la nueva burguesía reclamaba se veían obstruidos este anquilosamiento. Además, la Hacienda pública, cuyos impuestos reposan sobre todo en el estado llano, tiene que afrontar la crisis financiera que ha planteado la monarquía de Luis XVI.

     Primero, Calonne y Brienne como ministros del rey, pidieron a los aristócratas que pagaran impuestos para equilibrar la situación. Todos se negaron. En ese orden, fueron depuestos. Entonces, Necker fue sucesor de gobierno, quien convocará en 1788 los Estados Generales para 1789 (y que llevaban más de siglo y medio sin ser reunidos).

 

b. 1789  Asamblea Constituyente

     Los Estados Generales se reúnen en mayo de 1789. Los integran 291 clérigos, 270 nobles y 578 representantes del Tercer Estado. Al no aceptarse sus peticiones, el Tercer Estado se separa de los otros dos estamentos y se constituye como Asamblea Nacional el 15 de Junio, comprometiéndose en el juramento del Juego de Pelota, que luego se proclamará Asamblea Nacional Constituyente (lo cual supone romper el concepto de “Monarquía Absoluta” y sustituirlo por el de “Soberanía Nacional”). El 17 de Julio del mismo año se toma La Bastilla.

     Las medidas que se tomarán serán en tres campos: socialmente se pone fin al régimen feudal; en lo religioso se da la Constitución civil del clero y sus bienes serán declarados nacionales, con lo que se solucionaría el tercer aspecto, el financiero. Se redacta la Declaración de Derechos del Hombre en ese año y en 1791 la Constitución.

     Con la declaración de Pillnitz, las monarquías europeas estarán a favor de Luis XVI, quien huido de París es apresado en Viennes en julio de 1791.

 

c. 1791-1792  Monarquía constitucional y Asamblea Legislativa

     Comienza a funcionar la Asamblea Legislativa y la nueva Monarquía Constitucional. Los diputados se reparten entre los monárquicos, los girondinos y jacobinos y un centro independiente. La división de la burguesía, la amenaza de Austria y Prusia y la actitud del rey conspirando contra Francia derivaron en el levantamiento popular el 10-8-1792 al son de “La Marsellesa” contra la monarquía. Así nació la Comuna revolucionaria. Poco después es destronado Luis XVI y se crea la Convención con carácter democrático, social y popular.

 

 

 

d. 1792-1795  Convención y República

     Serán 749 diputados los que integren la Convención. Los partidos, tres: 160 Girondinos, 140 Jacobinos (más radicales, de la baja burguesía) y la Llanura, formada por burgueses y republicanos. En el control de dicho órgano habrá una sucesiva alternancia.

 

     La Convención girondina (1792-1793)

     En este tiempo, se abole la monarquía, se proclama la República, se procesa a Luis XVI y María Antonieta,  se conforma un ejército y se toman medidas de salud pública. Obtendrán la victoria en Valmy y luego tomará Niza, Saboya y otros territorios.

 

     La Convención montañesa (1793-1794)

       Éste tuvo que hacer frente a una situación más radical y popular. Robespierre fundó el Comité de Salud pública e implantó el Terror jacobino. El Terro fue al mismo tiempo una reacción ante el peligro militar exterior y una radicalización de la Revolución en el interior.

     La República declara la guerra a España, Gran Bretaña y España. Si Francia no fue aplastada se debió a tres motivos: no había grandes generales entre los aliados, Robespierre implantó una época de absoluto pánico y rígida política depuradora y porque Carnot puso orden en el ejército republicano publicando la levée en masse, la formación de un ejército revolucionario. En agosto de 1793, los ingleses asediaron Tolón, la más importante base naval de Francia, pero un joven coronel logró expulsar a los invasores y salvarla. Éste era Napoleón Bonaparte (1769-1821), por lo que fue ascendido a General.

     Hubo decapitaciones de girondinos e incluso jacobinos mal avenidos con su dirigente;  medidas de descristianización el obispo de París se vistió con el gorro frigio de los revolucionarios) y supresión del culto católico por el culto a la libertad y la razón (Notre Dame pasó a denominarse Templo de la Razón); ley sobre precios y salarios y levas profesionales en masa. Tanto Hébert como Danton, por distintos motivos, fueron llevados al patíbulo. Como vemos, al igual que Saturno, la Revolución devoraba a sus propios hijos. Georg Bücher dio vida a estas escenas en La muerte de Danton.

     Pero todo terminó el 17 de julio de 1794, cuando Robespierre fue apresado y ejecutado (tras un fallido intento de suicidio) junto a sus setenta seguidores en la Comuna de París.

  

     La Convención Thermidor (1794-1795)

      Será la Llanura, fuerza socio-política moderada, la que establezca su predominio sobre las clases medias y populares en adelante. Habrá depuraciones de jacobinos, se modificarán los Comités y Tribunales, un pacto entre la burguesía derechista y el ejército. Para Soboul la “revolución había terminado”.

     El representante más importante de los moderados era Paul-Françcois Barras, a quien se opondrá Babeuf, resistente de entre los jacobinos (ejecutado en 5-1797). Luis “XVII”, hijo del rey guillotinado, moriría en prisión en 1795, reconociendo a Luis XVIII en su puesto.

     Con esta nueva burguesía triunfante que consolidará la democracia popular y los Tratados de 1795 con los países en guerra, se llega al final de la Convención.

 

C. 1795-1799 El directorio

     Se crea la Constitución thermidoriana que consagra el dominio de los notables, de los propietarios y, en definitiva, de esa misma burguesía conservadora dominante que se ha aliado con el ejército: habrá un poder legislativo con dos Consejos (Consejo de los Quinientos y Consejo de los Ancianos); el ejecutivo, con un Directorio de cinco miembros, y el judicial. El gobierno irá inclinándose poco a poco hacia la derecha hasta terminar imponiendo el ejército al frente del poder. A continuación veremos cómo se impuso a esta dinámica.

     En la oposición continuarán los jacobinos y la conjura de los Iguales, los realistas y la rebelión vendena; aunque todos serán sometidos y controlados.

     En el plano internacional, la lucha con Austria continuaba, tanto en Alemania como en Italia. Por las buenas gestiones de Napoleón en París, Barras lo casó con Josephine de Beauharnais (una de sus amantes) y lo puso al frente de las tropas al otro lado de los Alpes: en un mes ganó cuatro batallas, derrotó a dos ejércitos, robó a Austria toda Lombardía y consiguió su capitulación en el tratado de “Campo Formio” en 1797.

     Ese mismo año se conforma el Segundo Directorio. Después, Napoleón ocupará rápidamente Roma, recluirá al Papa y fundará la “República romana” y la “República helvética”, ambas aliadas de Francia.

     Napoleón se hizo con una fama intachable. Aspiraba a enfrentarse a toda Europa y convertirse en el nuevo Alejandro Magno. Quería enfrentarse a Inglaterra, pero el Canal de la Mancha y el potencial naval de los ingleses lo impediría. Casualidad o no, le informaron de un motín interno en la marina anglosajona. Entonces, el Corso pidió permiso al Directorio para invadir Egipto, lo cual le supondría a Gran Bretaña movilizar una flota fraccionada. Así fue. Horatio Nelson, uno de los mejores almirantes que jamás hayan surcado los mares, salió en su búsqueda.

     La campaña de Egipto se desarrolló en un mes. El 21 de julio de 1791 Napoleón vencía en “La batalla de las pirámides”. El 1 de agosto Nelson llega a la desembocadura del Nilo, destruye los barcos franceses y bloquea a los galos en territorio extranjero. En octubre llegaría, desde Siria y Palestina, a Francia.

     Aprovechando la coyuntura, Rusia y Gran Bretaña formaron la Segunda Coalición y llevaron de nuevo la guerra a Europa. Austria, de la mano del grandísimo Suvórov (digamos el Napoleón de los rusos) recuperó Italia.

     Napoleón arribó bastante molesto por su mala campaña en Egipto y la pérdida de Italia por el Directorio. El 18 Brumario (Noviembre) de 1799, Napoleón y Luciano Bonaparte, Sieyès, Talleyrand y Ducos dan un golpe de estado que pone fin al Directorio y da paso a un Consulado provisional… que terminará siendo una dictadura militar. Con esto, los burgueses terminan de imponerse al movimiento popular.

 

            2. EL IMPERIO NAPOLEÓNICO

 

     El período napoleónico se desarrolla en tres momentos:

* primero, es el Consulado entre fines de 1799 y mayo de 1804 corresponde a la fase del Consulado (dividida a su vez: entre:

a-diciembre 1799-mayo 1802 Napoleón es primer Cónsul.

b-agosto 1802-mayo1804 Napoleón establece el Consulado Vitalicio.

c*segundo, entre mayo de 1804 y abril de 1814, es la época del Imperio;

d*tercero entre marzo y junio de 1815, se produce el epílogo de los Cien Días.

 a. Consulado tripartito

    La estructura del Consulado se sustenta sobre la Constitución del año VIII: habrá tres cónsules, de los que el Primer Cónsul concentra poderes de iniciativa y nombramiento, como gobernante único. El resto de poderes se los reparten el Consejo de Estado, el Senado, el Cuerpo Legislativo y el Tribunado. Se establece el sufragio universal limitado. La administración  y la fiscalidad se centralizan en torno a la Hacienda y el Banco de Francia. Se da paso al Código Civil.

     La estabilidad que alcanza el Consulado se basa en la unión, económica y social, entre la vieja aristocracia y la nueva burguesía. Refuerza el principio de orden y autoridad, da acceso a los emigrados de la Revolución y basa su riqueza en la propiedad y actividad burguesa. Napoleón fijará la revolución, mantendrá la unidad, procurará la estabilidad interior y la reconciliación exterior.    

     Napoleón vence a la Segunda Coalición en Marengo y firma el Tratado de Luneville con sus integrantes, en 1801. España fue obligada a ceder el territorio de Luisiana al oeste del Missisipi, con lo que Francia recuperaba (al menos temporalmente) parte de su Imperio norteamericano. Pero también en 1801 el ejército Francés que aún permanecía en Egipto perdió las plazas de Alejandría y El Cairo frente a un ejército turcobritánico. Francia firmó con Inglaterra el tratado de Amiens en 1802, con el cual se establece por un tiempo la paz en Europa.

 

 

b. Consulado vitalicio

     Napoleón aprovechó la coyuntura para nombrarse Cónsul Vitalicio y decretar el “Código napoleónico” (que combinaba el Derecho romano justinianeo no los principios de la Revolución Francesa). La ruptura con Inglaterra y la cuestión maltesa, llevarán a un nuevo conflicto internacional. Las conspiraciones en favor del rey y el peligro internacional obligarán a Napoleón a plantearse la necesidad de fortalecer su posición.

     Tras ser discutido por las Asambleas, en mayo de 1804 es promulgado el senado-consulto que establece la dignidad imperial en Napoleón Bonaparte quien derroca la decreta el fin de la República, dando así nacimiento al Imperio el 2 de diciembre de 1804.

 

c. El Imperio

    La proclamación del Imperio constituye el término de una evolución más que un cambio brusco ante un pueblo indiferente que ve cómo la causa de la nueva “monarquía” se separa de la nación. Los dos objetivos principales de Napoleón serán: armonizar las relaciones poder-pueblo en Francia y centralizar la unidad de Europa –que lo enfrenta a Inglaterra-, la continuidad histórica –que lo enfrenta a Austria- y la organización continental entre los Imperios de Occidente y Oriente – el difícil acuerdo con Rusia-.

     En su coronación, Napoleón reunirá los dos poderes más importantes: el del pueblo, por plebiscito previo en la Asamblea, y el “permiso” Papal, pues Pio VII estará presente en la ceremonia. Napoleón suprimirá el Tribunado y gobernará a base de decretos y senadoconsultos. Organiza la enseñanza: primaria en los liceos, la superior en las escuelas y facultades.

     El ejército será el eje sobre el que giren el resto de órganos. Los seis principios militares napoleónicos serán: superioridad numérica, concentración de esfuerzos, abarcar el teatro de operaciones, simultaneidad en la ejecución, movilidad e la ofensiva y secreto en el planteamiento/acción.

    Resumiendo mucho los fundamentos socio-económicos, debido a la importantísima ruina previa a 1789, a que Francia era el país más poblado de Europa y a que se privatizaron ciertos sectores antes al servicio de la monarquía o de aristócratas, se puede decir que “la primera fase de la revolución industrial en Francia” fue la época napoleónica.

     En el plano internacional, Napoleón contará con Etruria, Helvecia, el reino de Italia, Holanda y España como aliados. Otros países se mantendrán neutrales y sólo Gran Bretaña se opondrá realmente (por la ruptura del tratado de Amiens) a Francia. El enfrentamiento con G.B. fue más por hegemonía continental que por ideologías. Francia tratará de vencer a Inglaterra por agotamiento, por conquista directa y por bloqueo de suministros.

     En 1805 se forma la Tercera Coalición, cuyos integrantes serán Inglaterra, Rusia, Austria, Nápoles y Suecia y en ese mismo año se registra la batalla de Trafalgar, con vitoria de Nelson. Por tierra, Napoleón entra en Baviera hasta Austria, dando así comienzo a su “primera campaña austríaca. Allí, el 2 de diciembre 1805 (justo un año después de su coronación como emperador), sucedieron las batallas de Ulm y Austerlitz. En ambas estuvieron presentes los emperadores austríacos y rusos, de ahí que se conozca a estos enfrentamientos como “la batalla de los tres emperadores”. A ambos venció e hizo firmar la Paz de Presburgo: Austria cede territorios, desintegra el Sacro Imperio Germánico y se crea la Confederación del Rhin (antecedente del Zöllverein y de la Confederación Alemana).

     En 1806 se crea la Cuarta Coalición entre Inglaterra, Rusia y Prusia (que no había guerreado contra Francia desde “la primera coalición”). Tras las grandes victorias de Napoleón en Jena y Auerstat, se llega a la Paz de Tilsit por la que Prusia cede territorios al reino de Westfalia, liderado por un familiar del emperador.

     Momento crucial es la alianza entre Napoleón y el zar Alejandro I –porque el zar veía con temor la toma de Prusia por Francia y decidió establecer una frontera política mediante tratado-. Desde ese punto Napoleón se ocupa de cinco problemas: el sistema continental, la guerra peninsular, el conflicto con el Papa, el desarrollo de la paz de Tilsit –entorno en el cual se firma la ya citada amistad con el zar de Rusia- y el renacimiento prusiano. Solo queda Inglaterra.    

     Entonces planea una estrategia de bloqueo en el “Decreto de Berlín” y “Decreto de Milán”: así, interviene en España en 1807-1808, ocupa Portugal, la Toscana y los Estados Pontificios. Pero en España Napoleón cometerá su segundo gran error, después de la campaña de Egipto. Tomará el trono de los Borbones por creerlos sospechosos e ineficaces, lo cual derivó en una guerra civil con el pueblo español, más tarde aliado con los ingleses. Esta situación derivó en la primera rendición en campo abierto de un ejército napoleónico en Bailén, situación aprovechada por Austria para formar junto a Inglaterra la Quinta Coalición, que será contundentemente derrotada y que (con la cesión, por Austria, de Croacia y Galitzia a Francia, y el matrimonio de Napoleón con María Luisa de Austria) dará lugar al Gran Imperio europeo de Napoleón, en 1810.

 

     El núcleo del Gran Imperio lo integraban ciento treinta Departamentos entre Bélgica, Holanda, Renania, Norte de Alemania, Piamonte, Toscana y Roma. Napoleón era rey de Italia, Protector de la Confederación del Rhin  -treinta y seis Estados del Sur y Centro de Alemania-, dirigente de la Confederación Helvética, del Gran Ducado de Varsovia, las Proincias Ilirias. El Reino de Holanda lo gobernaba Luis Bonaparte, el Reino de Nápoles, Murat, soberano era Jerónimo Bonaparte en el Reino de Wetfalia y José I en España. Dinamarca, Suecia, Prusia y Austria eran aliados.

     Toda esta titánica construcción no es sino una amalgama de instituciones y organismos sin una base jurídica rigurosa, fruto de la dinámica del momento. Eso sí, Napoleón introdujo en todos ellos el Código Civil, la administración, la Universidad, el sistema financiero, el funcionariado y otros aspectos financieros… Napoleón fue quien distribuyó por toda Europa las conquistas de la Revolución Francesa, pero eso también conllevaba unos riesgos que ahora veremos.

 

     LA DECADENCIA DEL IMPERIO-   Hay un factor importantísimo para entender los años que siguen: Napoleón fue plantando, frente al absolutismo, la idea “nacional”, “libertad”, “igualdad”  en los diferentes países que conquistó o dominó. Eso tuvo un factor adverso que el Imperio no comprendió: levantó los ánimos nacionalistas de los mismos frente a potencias exteriores, lo cual dio al traste con toda la labor expansionista.

     Asistimos, pues, a la decadencia del imperio. La derrota en Rusia, la coalición general y la abdicación del Emperador derivarán en los famosos “Cien días” de 1815.

*la campaña de Rusia fue el tercer y último gran error de Napoleón. Supuso el factor clave (como le sucediese a Hitler muchos años después). El 24 de Junio de 1812, Napoleón cruzó el río Niemen e invadió Rusia con 600.000 hombres. El general Kutuzov –ya derrotado en Austerlitz- emprendió la retirada estratégica ante la llegada de Napoleón, destruyendo los depósitos de provisiones. A 160 km de Moscú Kutuzov y Napoleón cruzaton armas en la importantísima batalla de Borodino. Allí perecieron medio millón de franceses y 750.000 rusos. Cuando Napoleón entró en Moscú, estaba abandonada y los rusos la incendiaron, obligándole a emprender la huída. Cuando el ejército napoleónico atravesó el río Beresina, el ejército prusiano se alió con los rusos. En Smolnesko le granjearon una nueva derrota a Napoleón. El pueblo ruso animó un sentimiento nacional que los llevó a expulsar al invasor. En Francia los descontentos se sublevaron. Solo llegaron a París 10.000 de 600.000 soldados franceses. A esto siguió…

*…en 1813, la formación de la Gran Coalición (Inglaterra, Rusia, Prusia, Austria y Suecia) que infringirá a Napoleón la derrota más grande sufrida hasta el momento: Leipzig (16/19-10-1813).. En España perderán en Vitoria y firmará el Tratado de Valençay, por el que los Borbones son restaurados en el trono.

            *desde este punto todos se precipita: Wellington por los británicos, Bülow por los prusianos y Schwarzenberg por los rusos invaden Francia desde distintos puntos cardinales. Llegan a París en marzo de 1814 y se forma un gobierno provisional con Talleyrand, dispuesto a capitular. Napoleón, instalado en Fontainebleau, abdica sin condiciones y el 6 de abril es llevado a la isla de Elba.

     El Tratado de París, de mayo de 1814 retrae las fronteras del Imperio a los límites de 1792 e instaura a los Borbones en el trono de Francia. Así esto, Luis XVIII toma el trono. Con la Carta constitucional, la sociedad francesa, entre el liberalismo que había quedado dominado y el absolutismo que renacía, vivía en una situación de constante incertidumbre e inquietud.

 

d. 1815. Los Cien Días

     En tanto, Napoleón aprovecha, escapa de Elba y desembarca en Francia el 1-3-1815. Llega a París, encarga la redacción de una nueva Constitución Liberal y pide el apoyo de la capital. En Viena están reunidos los aliados, Luis XVIII en Bélgica… donde se decidirá el futuro de Europa. Allí, en la batalla de Waterloo (18-7-1815), Wllington y Blücher derrotan definitivamente a Napoleón. Con esta batalla se terminaron los setecientos años de luchas entre Inglaterra y Francia… ya nunca más volvieron a enfrentarse en una gran batalla terrestre.

     Napoleón será deportado a Santa Elena, donde morirá en 1821. Se firmará el segundo Tratado de París en noviembre de 1815, más duro que los anteriores: pierden Saboya, han de indemnizar, los embajadores de G.Bretaña, Austria, Prusia y Rusia controlaran los actos de Luis XVIII. Si bien esto resultó desastroso para Francia, al menos repartió por toda Europa los preceptos de la R. Francesa.

 

e. epílogo napoleónico

     A pesar de la gran convulsión militar que evolucionó en el país, la ciencia y las humanidades no se detuvieron. Jean-Baptiste Biot descubrió que sobre la tierra caían meteoritos, cuya luz no era fruto de la fantasía; Georges-Léopold Cuvier fue el más notable biólogo de su tiempo, clasificó s´ofiles y fundó la paleontología; Jean-Baptiste Lamarck fundó la zoología y Nicolas Appert experimentó cómo conservar los alimentos, hasta descubrir, con subvención del emperador, el “alimento enlatado”.

 

            3. LA RESTAURACIÓN: LA EUROPA DE LOS CONGRESOS Y LA SANTA ALIANZA (1814-1820) 

     Los Estados vencedores de Napoleón en 1814-1815, se reunieron en el Congreso de Viena para reconstruir Europa partiendo del supuesto de que su victoria representaba el definitivo triunfo sobre la revolución político-social de carácter liberal, y en la creencia de que los países y las sociedades europeas debían volver al Antiguo Régimen con la restauración del absolutismo anterior a la superada época revolucionaria. Pero el espíritu liberal y la necesidad real de transformaciones no habían desaparecido tan fácilmente, y la realidad de Europa en 1815 no podía reducirse a una fórmula tan simple, sino que, por el contrario, de hecho existían dos realidades europeas que se manifestaban en distintos planos. Las revoluciones y contrarrevoluciones que se dan en la primera mitad del siglo XIX son de este carácter.

     La Europa restaurada se apoya sobre un movimiento ideológico teñido de una reacción contra todo lo que representa el individualismo y el liberalismo revolucionario, y de apoyo y defensa de la tradición. La filosofía del Congreso puede sustentarse sobre estos autores: Barruel consideró la Revolución como una conspiración de la masonería; Bonald, tradicionalista y realista, destaca la revelación divina que excluye en la sociedad civil la libre discusión y la tolerancia y De Maistre insiste en el origen teocrático de los soberanos legítimos que tiene sus poder por delegación papal. Las reacciones de la escuela filosófica alemana son también muy importantes, pues allí se gestó el levantamiento contra Napoleón, como son los casos de Schlegel y Hegel. También es importante reseñar el Romanticismo como movimiento intelectual propio del s.XIX y que nace como reacción conservadora ante el Neoclasicismo revolucionario (véanse los cuadros de Murat asesinado o de Napoleón como emperador frente a los Delacroix y Gericot). Si bien, es cierto, desde 1820 el Romanticismo vira para aferrarse más al liberalismo.

 

     En el Congreso de Viena y la Santa Alianza encontramos cinco potencias con características propias pero con un objetivo común: reimplantar el absolutismo previo a             1789. La legitimidad del Antiguo Régimen, la responsabilidad de hacerse valer de los poderosos, el equilibrio entre las grandes potencias y el continente, y la intervención en los asuntos propios de cada país, son los acuerdos a los que llegan los países firmantes.

-Austria aparece como el equilibrio continental. Metternich como su representante. Máximo político de la restauración. Sus doctrinas fueron válidas y aplicadas desde 1809 a 1848.

-Rusia es la gran potencia eslava. Se proyecta hacia el Báltico y el Mediterráneo. Alejandro I, hasta 1825, representará a este país como principal hacedor. Pero internamente sufrirá la secesión y enfrentamiento de pro-occidentales y eslavófilos.

-Gran Bretaña es la gran dominadora del Atlántico. Curiosamente, si bien aliada, no comparte ciertos dogmas: practica el liberalismo y capitalismo, tiene un gran imperio colonial-mundial y mantiene un sistema parlamentario… algo “poco” absolutista.

-Prusia será la menos fuerte de “los cinco”, pero en el futuro, en base a Hardenberg y luego a Bismark, aglutinará a su alrededor a los pequeños Estados alemanes.

-Francia, junto a Luis XVIII, Talleyrand se transforma así, con sus ideas y acciones, en uno de los principales políticos de la Restauración.

     Los diferentes acuerdos a los que llegan las potencias dominantes son los siguientes:

*Primer Tratado de París de 1814: Francia pierde fronteras naturales y regresa a las de 1792.

*Congreso de Viena en septiembre de 1814que buscaba reconstruir el continente tras la guerra y asegurr la paz continental en años futuros. Francisco I de Austria, Alejandro I de Rusia, Federico Guillermo III de Prusia y los máximos dirigentes de los distintos países de la Santa Alianza: Metternich, por Austria, Nesselrode, por Rusia, Castlereagh por Gran Bretaña y Hardenberg por Prusia; luego, Talleyrand por Francia. Establecer y proteger la statu quo de Europa, solucionar los problemas de Nápoles, Alemania y Polonia, la política de aguas internacionales y las precedencias diplomáticas fueron los puntos más importantes de las sucesivas reuniones.

Las conclusiones más importantes a que se llega: Bélgica quedará anexionada a los Países Bajos y Prusia se anexiona Renania y parte de Sajonia; Rusia conserva Besarabia y se anexiona Finlandia; Suecia hace lo propio con Noruega; Dinamarca recibe Holstein. La verdadera beneficiada es Inglaterra, que se anexiona distintos territorios ultramarinos de gran índole geoestratégica. 

*Santa Alianza en noviembre de 1815 la forman Austria, Prusia, Rusia y Gran Bretaña, en el marco del Segundo Tratado de París. Con esta iniciativa se da nacimiento a la Europa de los Congresos que procura un órgano uniforme y permanente de consulta sobre la política europea.

*Segundo Tratado de París firmado en noviembre de 1815 es consecuencia de los Cien Días de Napoleón y la victoria de las potencias en Waterloo. El efecto principal fue la ocupación de Francia durante tres años por las fuerzas firmantes y la pérdida de Saboya.

     La Europa de los Congresos y el Sistema Metternich (1815-1822) acaparó en su seno “La alianza de los reyes contra los pueblos”, como se le ha denominado posteriormente. El sistema de conferencias y congresos se mantuvo vigente desde 1818 a 1822.

-en 1818 Francia acuerda la salida de los invasores de su territorio (país del que, decía Metternich, era “la caverna de donde sale el viento que sopla la muerte sobre el cuerpo social”.

-en 1819 se toman decisiones contra los movimientos liberales alemanes

-en 1820 se reprimen los movimientos del Mediterráneo y se condena a G.Bretaña por oponerse. En 1821, con la independencia de Grecia y la intervención de Austria en Italia, G.Bretaña se separa definitivamente de la Santa Alianza.

-en 1822 se celebra el Congreso de Verona, donde se acuerda la intervención de Francia en España contra los liberales, a los que se vence en 1823.

-en 1826, con los movimientos liberales iberoamericanos y europeos acontecidos entre 1820 y 1830 y, sobre todo, por la política británica de oposición a la Santa Alianza, el sistema Metternich comenzará a cuartearse. Con las revoluciones de 1848 la Santa Alianza acaba su larga decadencia.

     Entre 1814 y 1820, al igual que la economía, la sociedad comenzó a ser asunto de burgueses, quiene amasaban grandes fortunas a costa de otros que se empobrecían progresivamente (lo cual dará lugar a los movimientos obreros de Inglaterra y al socialismo de la segunda mitad del siglo XIX). En la música sucedió algo similar. Si en algo se caracterizó el Congreso de Viena fue porque allí los burguese hicieron del vals algo más que una experiencia de la corte. Viena legó a ser escenario de hasta mil seiscientos bailes en una sola noche.

 

 

4. REVOLUCIÓN E INDEPENDENCIA DE LAS COLONIAS

HISPANOAMERICANAS

 

     Las posesiones españolas en América se organizaron ya en tiempos de Carlos V otorgando la máxima autoridad al Consejo de Indias. Para gobernar las colonias se designaron virreyes, elegidos entre miembros de la nobleza. La instancia inmediatamente inferior al Virreinato era la Audiencia, Junta Consultiva de los Virreyes y, a la vez, Tribunal de Justicia. Los gobernadores y capitanes generales, aunque dependientes de los virreyes, regían con plena autoridad vastos territorios.

     En el siglo XVIII, la división administrativa fue modificada, dando como resultado lo siguiente: virreinatos de México, Nueva Granada (más o menos la actual Colombia), Perú y Río de la Plata, y capitanías generales de Venezuela, Chile y Cuba.

     Los panfletos de Payne, la independencia de los Estados Unidos, la Revolución francesa y, en general, las corrientes de pensamiento que apuntaban hacia la emancipación y formas políticas alejadas del absolutismo, favorecieron el proceso de independencia. En tanto, Inglaterra se esforzaba en romper el monopolio colonial español, y por eso alentó la secesión. Los criollos habían tomado mucho poder y querían gozar de una situación acorde con la realidad.

     Las revoluciones por la independencia en Hispanoamérica fueron repentinas, violentas y universales. Cuando en 1808 se derrumbó ante la embeestida de Napoleón, su imperio se extendía desde California hasta el cabo de Hornos, desde la desembocadura del Orinoco hasta las orillas del Pacífico… diecisiete millones de personas. Quince años más tarde solo conservaría Cuba y Puerto Rico (que perdería en 1898).

     El grandísimo geógrafo, cartógrafo, biólogo, médico y, sobre todo, viajero, Alexander von Humboldt, en Viaje a las regiones equinocciales del Nuevo Continente, señaló que “los criollos prefirieron que se les llame americanos; y desde la Paz de Versalles, en 1783, pero sobre todo desde 1789, se les oye decir muchas veces con orgullo: ‘yo no soy español; soy americano”. Al mismo tiempo, los americanos empezaban a percatarse de las diferencias entre sí mismos, porque incluso en su estado prenacional las distintas colonias rivalizaban entre sí por sus recursos y sus pretensiones. De hecho, después de 1810 cada país buscaría su solución individual e intentaría resolver sus problemas económicos estableciendo relaciones con Europa o los EE.UU. sin preocuparse de sus vecinos. A ello debemos sumar que la misma España era consciente de que su imperialismo no se ajustaba a los nuevos tiempos de apertura y liberalismo, algo de lo que eran sabedores los sudamericanos.

 

     El precursor del movimiento emancipador fue el venezolano Francisco Miranda, que recorrió las cortes europeas buscando ayudas para la causa. Su impulso favoreció la creación de juntas criollas (1810) que fueron los embriones de los futuros gobiernos. Los primeros movimientos, hasta 1816, fueron fácilmente sofocados por España, pues muchos se mantenían fieles a la autoridad virreinal y a la corona, lo que daba poca homogeneidad al movimiento.

     Ya en 1816 Simón Bolívar entra en escena. Precisamente fue él quien constituyó en Angostura (1817) un gobierno con el que conquistó Bogotá, Caracas y Carabobo, a lo que siguió la independencia de Venezuela

     Las naciones de habla española de Norte y Sudamérica iban estructurándose bajo la protección de la flota británica, que impedía cualquier intento de restaurar formas de dominio europeo (excepto en lo relativo al control británico…). Ni Bolívar ni San Martín pudieron reducir los núcleos del Perú y Quito, que se mantenían fieles a la corona, hasta la década de 1820.

     José Sucre, San Martín, Bolívar y Alda aprovecharon las disidencias en el seno del ejército español, cuyos soldados, liberales y absolutistas, se enfrentaban más entre sí antes que con ellos. Esto terminó en la batalla de Ayacucho en 1824, donde Sucre puso fin al dominio hispano en el subcontinente.

     Argentina y Brasil se enfrentaron en 1827 por Uruguay, el cual se independió por mediación británica en 1828. Bolivia y Perú permanecieron unidos en una confederación en 1835, pero tanto Argentina como Chile temían que esta unión se reforzara demasiado. La lucha terminó deshaciéndola.

     Cuando México hubo conseguido su independencia en 1821, Agustín de Iturbide se proclamó Emperador Agustín I; pero en 1823 fue obligado a abandonar el trono y México se proclamó en 1824 República federal.

 

                 5. LIBERALISMO Y DEMOCRACIA EN EUROPA OCCIDENTAL: LOS MOVIMIENTOS REVOLUCIONARIOS DE 1820-1830 

     Las transformaciones económicas unidas a las transformaciones sociales e ideológicas llevan a los cambios políticos: el desarrollo del capitalismo industrial unido al predominio de la burguesía y la supervivencia del liberalismo lleva a la democracia política y ael parlamentarismo.  El liberalismo y el nacionalismo, sometidos en 1815, reaparecen con fuerza, y mientras algunos pueblos dominados aspiran a la independencia –griegos, belgas, polacos, húngaros-, otros pueblos divididos aspiran a la unidad –italianos, alemanes-. Paralelamente, entre la clase obrera se va extendiendo comienza a extenderse una conciencia de clase que se identifica con el naciente socialismo.

     Constant, Heine, Gans, introducen el culto por la Revolución Francesa y sus grandes logros: libertad de opinión, libertad de acción política, libertad de expresión… Paralelamente, en los distintos pueblos los escritores comienzan a crear obras en las que se exalta el espíritu y la sociedad nacional frente al dominio extranjero (como son los casos de Arnot, Foscolo o Kossut. En el caso francés, Guizot canaliza todos sus esfuerzos en dar fuerza al modelo de Monarquía constitucional y en explicar que toda la historia de Europa no es sino el lento proceso de consolidación de la clase media o burguesía.

     Tres serán las oleadas revolucionarias que se den en Europa: 1820, 1830 y 1848.

 

1820. Primeramente, en Alemania, hay una fuerte agitación de los medios universitarios con la finalidad de obligar a tomar papel al gobierno. En España, Riego busca establecer la constitución de 1812. En Italia, tanto los carbonarios de Nápoles como los piamonteses logran la concesión de una constitución digna. En Rusia, con la muerte de Alejandro I, se busca hundir instalar el régimen constitucional en detrimento del autocrático… pero será sometido por el zar Nicolás I.

     Grecia será el primer país que logre hacer realidad el nacionalismo que hervía en su sociedad, logrando la independencia frente a los otomanos. El proceso fue el siguiente. El patriarca griego de Constantinopla ejercía gran autoridad moral y los burgueses que brotaron en función de las actividades comerciales del Egeo constituyeron las bases económicas del movimiento. Entre 1820 y 1824 la suerte fue alternativa, de un bando a otro; pero en 1825, gracias a la intervención extranjera, el triunfo fue inclinándose del lado heleno, hasta que en 1827 se proclama independiente. Esta conquista se vio garantizada por: el Protocolo de San Petersburgo de 1826, el Tratado Tripartido de Londres en 1827, el Tratado de Andrianópolis en 1820 y el Protocolo de Londres en 1830. Rusia, Francia, Inglaterra y los movimientos balcánicos querrán tutelar el gobierno griego, lo cual planteará la llamada “cuestión de Oriente”.

            1830. Romanticismo, nacionalismo, liberalismo y democracia, burguesía, capitalismo, clases obreras toman las riendas en Francia en 1830; movimiento que tendrá consecución en Bélgica, Italia, Alemania, Polonia, Austria, Portugal y España. Por lo general fueron controladas, pero en algunos lugares tuvieron éxito como veremos.

     En el caso de Francia, los nuevos movimientos se sustentan sobre la base de la incipiente revolución industrial (previos a la instalación del ferrocarril). Desde 1848 se preparan las bases para un capitalismo que necesitará de financiación bancaria para la fundación de industrias pesadas, obras públicas. La Carta Otorgada de Luis XVIII escrita en 1814 estará también vigente en el reinado de Carlos X (1824-1830). En esa se contemplan ciertas medidas liberales, pero manteniendo los principios autoritarios de la monarquía: el ejecutivo es el soberano, el legislativo dos Asambleas. Los ultras liderarán el poder desde 1821-1828 y de 1829-1830.      En julio de 1830, Polignac, con el apoyo de Carlos X, da “las cuatro ordenanzas” antiliberales, causa inmediata de la sublevación burguesa en París. En esta fecha comienza la monarquía burguesa de Luis Felipe de Orleans, “rey de los franceses, pero no Rey de Francia”.

     La Bélgica estaba bajo el control de Guillermo I de Holanda. Los belgas eran católicos y proteccionistas, los holandeses eran protestantes y librecambistas. La secesión, de base, estaba marcada. Se creará en Bélgica una Asamblea Constituyente bajo la órbita inglesa. Leopoldo I de Sajonia-Coburgo se impondrá como rey.

     Los movimientos revolucionarios se extienden al resto de Europa. En Italia es reprimido, pero se preparan las bases para el Risorgimiento (Mazzini, Gioberti, Balbo. En Polonia sucede lo mismo, pero Rusia reprime a las sociedades secretas en 1831-1832. Prusia canaliza los movimientos nacionalistas en Alemania hacia la “Unión Aduanera”.

 

     Así, Europa queda dividida en dos: una liberal, formado por Gran Bretaña, Francia, Bélgica, Portugal y España y otro autoriatrio integrado por Austria, Rusia y Prusia.

 

            1832-1867. Reforma y parlamentarismo en Gran Bretaña. Será Gran Bretaña el primer país en el que por evolución y organización política, y no por revolución, se instale el sistema democrático parlamentario. Los dirigentes ingleses comprendieron que toda reforma era necesaria si era exigida por la opinión pública.

     La evolución económica va enlazada al crecimiento demográfico: de 10 millones de habitantes en 1800 a 20 en 1850 o 41 en 1914. La agricultura y la vida rural decaen progresivamente a favor de la vida urbana e industrial. Así, el sector de la minería y la metalurgia se intensifican en las regiones de Lancashire, Yorkshire y Newcastle (los mismos focos de la Primera Revolución Industrial) y por extensión el ferrocarril. El librecambismo consolida a Inglaterra como centro financiero del mundo.

     La evolución política  está arraigada en la monarquía Hannover, que dejará tres reyes importantísimos en el siglo XIX: Jorge IV (1820-1830), Guilllermo IV (1830-1837) y la reina Victoria (1837-1901). La Cámara de los Lores y la Cámara de los Comunes dan fuerza al parlamentarismo, pues están integradas por miembros elegidos democráticamente. El bipartidismo se impondrá: tories (conservadores) y whigs (liberales).

     Los principales problemas ­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­fueron los económico-sociales. Debido al brusco paso de una economía agraria a una industrial, la política no pudo acompañarla con medidas apropiadas. Así, se manifestaron a través de las “Trade Unions”, desde 1830, y el movimiento “cartista” entre 1836-1848 en base a la Carta del Pueblo, de Place y Lovett, con seis puntos a alcanzar en la democracia político-social:

1.      el sufragio para todos los varones mayores de veintiún años,

2.      el voto secreto,

3.      elecciones parlamentarias anuales,

4.      la abolición de los requisitos de propiedad para ser miembro del       

         Parlamento,

5.      la asignación de un sueldo a los parlamentarios y

6.      distritos electorales equitativos.

A los problemas internos se suma la “cuestión irlandesa”: situación del campesinado irlandés ante los propietarios ingleses, la religión católica frente al anglicanismo y las reivindicaciones nacionalistas de O’Connell, quien se manifiesta mediante acciones violentas.

     Entre 1832 y 1867 se atiende a las reformas en todos los aspectos de la vida británica.

*Régimen Electoral son las leyes de 1832, por el whig Lord Grey. El conservador Disraeli, en 1867, amplía el cuerpo electoral y Gladstone, en 1884 amplía el derecho a voto.

*Libertades Públicas. En 1825 se publicaron las disposiciones sobre reunión y asociación, en 1829 la emancipación de los católicos y los no-conformistas, en 1836 se abole el timbre para la prensa, en 1855 se abolen las tasas que no permiten la libertad de la misma

*Administración y Gobierno Local. Comienza en 1835 y en 1841 se hace la Ley de Reforma Municipal sobre el gobierno de las ciudades

* Reformas Sociales. En 1833 se abole la esclavitud en todo el Imperio y se da el Acta de Trabajo en las Fábricas; en 1842 la Ley de Minas, entre 1844 y 1864 distintas leyes fabriles; en 1850 la jornada de trabajo de diez horas; en 1871 se reconoce el derecho a huelga; en 1874 la jornada semanal de cincuenta y seis horas. 

 

         6. Las revoluciones de 1848 en Francia y en Europa.

 

     EL CASO FRANCÉS es el más ilustrativo. Los movimientos de 1848 son los de mayor trascendencia de esta fase del ciclo revolucionario burgués-liberal porque intentar terminar con gran parte del sistema político nacido en Viena en 1815. La monarquía de Luis Felipe de Orleans fue sustituida por la II República y ésta por el II Imperio.

     La incapacidad del Antiguo Régimen reinstalado por la Santa Alianza y el Congreso de Viena, derivaron en la revolución de 1830. El antiguo sistema era incapaz de abastecer a la población (de los 28 millones en 1830 a los 36 en 1848), creaba dificultades de todo tipo y antagonismos sociales entre la nobleza y la burguesía. El poder del pueblo se manifiesta en sus ideologías sociales, que rápidamente se expanden. La vida se concentra en las ciudades, en cuya periferia se concentra el movimiento obrero/proletario. En los suburbios encontramos viviendas sin condiciones adecuadas, salarios bajos, jornadas de quince horas (no como en G.Bretaña).

     La conocida como Monarquía de Julio (1830-1848), se instaura con Luis Felipe de Orleans. Los caracteres generales de este período son el nuevo régimen liberal de mayoría burguesa, la Carta otorgada de Luis XVIII es modificada, se amplía el cuerpo electoral, el rey se considera el primero de entre los burgueses. La población se divide entre legitimistas (a favor del sucesor de Carlos X) y orleanistas (a favor el rey entronado). Antes de 1840 la inestabilidad ministerial es notable, a la vez que Luis Napoleón hace tentativas de restauración bonapartista.

     En 1839-1840 Guizot y Soult van a presidir el período conservador. Guizot decía que para votar era preciso que uno pagara un mínimo en impuestos, pero resumía su actitud en que cualquiera podía votar, con tal de que se tomara la molestia de hacerse rico. Ambos desplegarán una política en la que se apuesta por la revolución industrial, en particular la construcción de ferrocarriles.

     Entre 1846-1847 la situación degenera: la crisis social y agrícola llega a límites insospechados. Los movimientos callejeros se suceden contra las prohibiciones de Guizot. El rey abdica y se forma un gobierno revolucionario provisional en febrero de 1848, poniendo fin, nuevamente, a la monarquía.

    

     EL RESTO DE MOVIMIENTOS DE 1848 son derivados del acontecido en Francia y suceden casi simultáneamente en la primera mitad del año. La convergencia de fuerzas liberales, nacionales y sociales impulsan a los pueblos. El auge demográfico, la implantación de la industrialización, el ascenso de la burguesía y la aparición del proletariado en los centros urbanos son precedentes de las mismas. A ello hay que sumar una crisis agrícola y otra de crédito, la opresión sufrida por los movimientos progresistas, el romanticismo, el nacionalismo, la lucha contra el feudalismo que pervivía en Europa oriental y central.

*en Italia los movimientos tienen el objetivo de terminar con el dominio austriaco y el absolutismo

     -en Nápoles, Fernando II es obligado a recurrir al Parlamento

     -en Lombardía, Milán y Venecia el ejército austríaco ha de huir.

     -Victor Manuel II mantiene el régimen liberal y la cConstitución promulgada por     

     Carlos-Alberto.

     -en Roma, Mazzini proclama la República y el Papa huye del vaticano.

*en Austria se produce la caída de Metternich, último vestigio del Congreso de Viena. Hay alzamientos nacionales en Hungría y Bohemia. Windischgratz dirige a los reaccionarios: bombardeó  Praga, que fue tomada en octubre de 1848. Al poco, tanto Fernando I como Francisco Carlos, abdican en un joven de 18 años llamado Francisco José I (1830-1916).

*en Alemania, los soberanos son obligados a concesiones liberales. Federico Guillermo IV promete una asamblea elegida por sufragio universal. A la altura de mayo, en Francfort se reúne un Parlamento que trata de construir una Alemania desunida. Pero la disputa estaba en si había que incluir a Austria en una “Gran Alemania” o prescindir de ella para crear una “Pequeña Alemania”, puesto que Austria, siendo propiedad de una familia, tenía territorios fuera de la Confederación Alemana.

 

     El reflujo de la Revolución es rápido en el resto de Europa. Federico Guillermo de Prusia rechaza la corona de emperador alemán y el Parlamento de Francfort es disuelto en junio de 1849. En el Imperio de los Habsburgo, el nuevo emperador, Francisco José  I reprime las insurrecciones nacionales y liberales. La ayuda de Rusia, baluarte de las coronas, le permite aplastar la revuelta de los húngaros dirigidos por Kossuth. Por último, los austríacos vuelven a ocupar la Península italiana y un ejército francés hace desaparecer, en 1849, la República romana de Mazzini; en 1850 el papa Pío IX restaura su poder sobre los Estados Pontificios.

 

 

8. Fuentes y Bibliografía

-ASIMOV, I.; Historia y cronología del mundo “1789-1800, 1800-1820, 1820-1840 y 1840-1860”; Ariel;  2007

-CARPENTIER, J. y LEBRUN, F.; Breve historia de Europa; Alianza Editorial; 2004

-ESDAILE, CH.; La etapa liberal: 1808-1898; en “Historia de España” dirig. John Lynch; ELPAÍS; 2007/08

-LYNCH, J.; La revolución hispanoamericana, 1808-1826; en “Biblioteca Historia de España”; RBA; 2005;

-MARTÍNEZ CARRERAS, J. U.; Introducción a la historia contemporánea. La era de las revoluciones; Istmo; 1996

-PUIG-SAMPER, M.A.; Alexander von Humboldt: Vida, obra, pensamiento; “ Viajes a las regiones equinocciales del Nuevo Continente”; Expansión; 2008.

-SCHWANITZ, D.; La Cultura. Todo lo que hay que saber; Booket; 2005

-WATSON, P.; Ideas. Historia intelectual de la Humanidad; “La gran inversión de valores: el romanticismo”, “Nuevas ideas acerca del orden humano: los orígenes de las ciencias sociales y la estadística” y “Los usos y abusos del nacionalismo y el imperialismo”;  Crítica; 2007.

 

 

MAPAS Y ESQUEMAS COMPLEMENTARIOS PARA ESTUDIAR EXAMEN “1789-1848″

diciembre 7, 2008 5 comentarios

 Aunque aquí podréis encontrar muchos mapas y esquemas, os pido que visitéis, para el período comprendido entre el Congreso de Viena y la Unificación Italiana la siguiente página web donde podréis hallar una presentación “power point” bastante aceptable: http://historiaweb.googlepages.com/lasrevolucionesliberalesde1820%2C1830y1848

esquema-general-del-tema

 

esquema_rev_francesa0000-full

 

esquema_rev_francesa0001-full

 

esquema_rev_francesa0002-full

 

imperio-napoleonico

 

asdf

 

napoleon

 

Napoleón retirándose tras la terrible Campaña de Rusia entre junio y diciembre de 1812 (el invierno llegó pronto).

restauracion1815-full

 

restauracion_europaxix-full

 

congreso_viena-full

 

mapa-conceptual-1848

 

 

geografia-de-18481

“¿Qué es el Tercer Estado?”, por Sieyes

diciembre 6, 2008 1 comentario

 

La Revolución Francesa es un fenómeno sin igual, un episodio bisagra que marca la entrada en la nueva era. No por casualidad a los últimos doscientos veinte años de historia se los conoce como “Historia Contemporánea”. Todos sabemos que muchos de los preceptos de la “Declaración de los Derechos del Hombre” aún no se han alcanzado, pero estamos avanzando en su cumplida aplicación. En este caso nos disponemos a ilustrar someramente el capítulo que nos ocupa, desde la perspectiva del Tercer Estado.

Estados Generales convocados por Necker en 1789

En vistas del examen que de aquí a doce-más-un días tendremos, he visto útil colgar en la página el texto escrito por Sieyes sobre el Tercer Estado. Como simpre digo, su lectura es reveladora y útil para mejor comprensión de lo que estudiamos: de las fuentes primarias beben los historiadores, no tenemos por qué ser menos nosotros. Si estáis muy interesados y, al terminar, no queda satisfecha vuestra insaciable curiosidad, he añadido un link en el que, además del texto que aquí publico, se realiza un somero análisis del panfleto.

La libertad guiando al pueblo; Delacroix; 1830

SIEYES, E. J.: ¿ Qué es el Estado llano?, 1789.

El plan de este escrito es muy simple. Nos planteamos tres preguntas:
 1º ¿ Qué es el Estado llano? Todo.
 2º ¿ Que ha sido hasta el presente en el orden político? Nada.
 3º ¿ Qué pide? Llegar a ser algo.
 ¿ Quién osaría decir que el estado llano no contiene en sí todo lo necesario para formar una nación completa? Es un hombre fuerte y robusto, que tiene aún un brazo encadenado. Si se hiciera desaparecer el orden privilegiado, la nación o sería menos, sino más. Y ¿qué es el Estado llano?  Todo, pero un todo trabado y oprimido. ¿Y que sería sin el orden privilegiado? Todo, pero un todo libre y floreciente. Nada puede funcionar sin él, todo andaría infinitamente mejor sin los demás. No basta haber mostrado que los privilegiados, lejos de ser útiles a la nación, no pueden sino debilitarla y dañarla. Es menester probar aún, que el orden noble no entra en la organización social; que puede ser ciertamente una carga para la nación, pero que no sabría formar una parte de ella(…).
 ¿ Qué es una nación? Un cuerpo de asociados que viven bajo una ley común y representados por una misma legislatura.
 ¿No es evidente que la nobleza tiene privilegios, dispensas, incluso derechos separados de los del gran cuerpo de ciudadanos? Por esto mismo sale de la ley común y por ello sus derechos civiles lo constituyen en pueblo aparte de la gran nación.
 Respecto a sus derechos políticos, también los ejerce separadamente. Tiene sus representantes que no están encargados en absoluto por procuración de los pueblos. El cuerpo de sus diputados se reúne aparte. Pero aún cuando se reunieran en una misma sala con los diputados de los simples ciudadanos, no es menos verdad que su representación es distinta por esencia y separada. Es ajena a la nación por principio, puesto que consiste en defender no el interés general; sino el particular.
 El Estado llano  abarca todo lo que pertenece a la nación  y todo lo que no es el Estado llano, no puede contemplarse como representante de la nación.
¿Qué es el Estado llano? Todo.”

     Prestando tomadas palabras de Asimov que publicara ayer en otro artículo: El 21 de septiembre de 1792 se reunió una Convención nacional que decretó la deposición del rey. Con ello, nacía la República francesa. Los prusianos, que seguían indecisos, continuaron retirándose. En el Sudeste, los ejércitos franceses tomaron Niza y Saboya. En el Noreste, se apoderaron temporalmente de Bruselas. Estos éxitos hicieron posible que los franceses procesaran a Luis XVI y lo condenaran por traición en diciembre de 1792. Luego, sería ejecutado el 21 de enero de 1793.

 

La Muerte de Marat - Jacques Louis David (1793)
La muerte de Marat; Jaques Louis David; 1793

Respecto al último capítulo narrado en clase por el profesor en Historia Contemporánea Universal, aquí os dejo una versión tomada de la última de las páginas que más abajo os anuncio: [...] Marat fue asesinado el año dos de la república, es decir, en 1793. El reino del terror ya había comenzado, tras crearse el sanguinario Comité de Seguridad Pública. En este ambiente Marat fue asesinado por una monárquica de la región de Caen. Marat padecía una enfermedad de la piel que le obligaba a pasar largo tiempo sumergido en un baño terapéutico. Allí había instalado su pequeña oficina e incluso recibía a personajes. Charlotte Corday pidió que la recibiera argumentando una terrible desgracia para la república. Una vez ante el político, Charlotte le apuñaló. David pinta a Marat en el momento de la muerte, apenas ha sangrado aún. [...]

          En el horizonte, la efigie del corso Napoleón se perfilaba amenzante, con el deseo de configurar un Imperio como el que construyera desde la pequeña Macedonia Alejandro Magno con tan solo treinta y tres años, o Roma del huído superviviente Eneas. Galdós, en uno de los Episodios Nacionales, Napoleón en Chamartín, dice de él que: “tenía sofocada a Inglaterra, suspensa a Rusia, abatida a Prusia, amedrenta a a Austria y oprimida a Italia”. Montado en su deslumbrante caballo, dirigiendo a la Grand Armée, pisotearía, como Atila, el resquebrajado esqueleto del Antiguo Régimen para que no volviera a erigirse ya jamás… la historia lo conocerá como el renovador de Europa, pero esto es una historia que debe ser contada en otro momento.

 

Más datos:

-Aquí podréis encontrar, sumado al texto de Sieyes, un análisis del mismo http://thales.cica.es/rd/Recursos/rd99/ed99-0257-01/que3est.html.

-Mucha más información podréis encontrar en este blog total y exclusivamente dedicado a la Revolución Francesa en sus facetas politica, económico-social e intelectual: http://1789rev.wordpress.com/.

-Sobre el cuadro de Marat es visita obligatoria la página siguiente http://vittorio.wordpress.com/2008/02/04/jacques-louis-david-la-muerte-de-marat-1793/ en la que podréis leer el contenido de las dos cartas que aparecen en el cuadro, por qué el cuadro no tiene fondo y no se aprecia el entorno, qué llevó al pintor a disponer a Marat en tal o cual postura, qué significa que Marat se apoye sobre una sábana blanca y por qué aparece un cuchillo en el suelo. Aunque el análisis más completo y exaustivo de la misma obra lo he encontrado en http://e-spacio.uned.es/fez/eserv.php?pid=bibliuned:ETFSerie7-9A2C5DF4-42A4-2FF1-B6BE-24F15473CDEA&dsID=PDF.

-Muy ilustrativo y didáctico resulta visitar este enlace http://books.google.es/books?id=_ZJeI13yV4AC&pg=PA456&lpg=PA456&dq=carta+de+Marat+%2B+cuadro+de+David&source=web&ots=7nDMsWr1sO&sig=e8RVXBpoGWKAI8_tjHkjyBUnpM0&hl=es&sa=X&oi=book_result&resnum=3&ct=result donde se narran los últimos momentos de Marat desde la página 454 (es realmente interesante, os lo aseguro). La Declaración de Derechos del hombre y su contexto podréis encontrarlos en la página 185 de la misma página.

UN ABRAZO A TODOS Y ÁNIMO!!!!!!!!

 

¿Así cómo vamos a aprender?

diciembre 5, 2008 2 comentarios

Hace ya unos días comentaba con Carmen el mensaje que a continuación voy a transmitir. En un principio no sabía si publicar o no esta entrada, pero, cuando me puse a meditar, parecía tan insignificante, pero importante, que me he visto obligado. Durante varios días en clase un profesor ha cometido el mismo error en sucesivas ocasiones y me dispongo a corregir la equivocación para que no erréis en futuras evaluaciones (aunque comprendo que es ser un poco quisquilloso, pero no espero menos de un profesor de universidad que no fallar en estas cosas). Copio literalmente:

“El 21 de septiembre de 1792 se reunió una Convención nacional que decretó la deposición del rey. Con ello, nacía la República francesa. Los prusianos, que seguían indecisos, continuaron retirándose. En el Sudeste, los ejércitos franceses tomaron Niza y Saboya. En el Noreste, se apoderaron temporalmente de Bruselas. Estos éxitos hicieron posible que los franceses procesaran a Luis XVI por traición en diciembre de 1792. Condenado, fue ejecutado el 21 de enero de 1793. [... una página después] en medio de la sangre y del confusionismo de la Revolución, un hombre fue haciéndose lentamente con el control a mediados de 1793. Se trataba de Maximilien de Robespierre (1758-1794). A él se debe que María Antonieta fuera procesada y el 16 de octubre dee 1793, ejecutada [...].

Fuente: ASIMOV, Isaac; Historia Universal; 2006; Ariel. Corroborado luego en diversas búsquedas por Internet.

Esta mañana, una compañera de clase ha preguntado cuándo fue ejecutada Maria Antonieta y el profesor ha contestado, tranquilamente, en diciembre de 1792, antes de Luis XVI. En mi juvenil inocencia quiero creer que ha sido un gazapo intencionado para comprobar si miramos bibliografía, de lo contrario…

P:  ¡ah!, por si alguien lo copió: ayer por la mañana, en las dos horas que tuvimos de Moderna Universal, el profesor dijo que, en esencia, el pensamiento de Locke anticipaba el “Contrato Social de Montesquieu”… evidentemente, sabéis que dicha obra es de Rousseau.

Un abrazo chicos. Ciao!!!!

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 669 seguidores